Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

30 sept. 2008

Tango

La maldad del mundo
anda bailando 
entre las callecitas,
anda revolotenado
entre las almas
y el viejo satanás
sonríe, sonríe callado
embozado trás un  murallón.

Tú o yo
manos en los bolsillos
cabeza gacha
y los recuerdos
y las horas pasadas
en la noche húmeda
que moja el calor
y el burlón
borracho en su cama
con la pintarreajada 
en el colchón
canta su  victoria
de mentiras y odio
que su corazón
negro dicta 
al mundo confundido
mareado en su fragancia
de mero deseo 
monedas tintineantes
y dolor.




25 sept. 2008

Amor de vida plena

Si te pones de pie
y limpias tus duras rodillas
hermana, hermano
y te sacas los clavos
los duros clavos
y comienzas a mover
el nervio, la carne
los cartílagos enredados
y tus ojos
llenos de lágrimas
se limpian
en un paño cualquiera
de esos 
que estan botados en las calles
y comienzan a observar
el movimiento de esas manos,
si comienzas tú a mirar tus manos
y las de quien está a tu lado,
si dejas ya de comerte
la rabia
dejas ya de tragarte
la amarga rabia
y no continúas tan callado,
y te levantas a obtener
lo que es tuyo 
por qué es tuyo,
si tu pelo
lleno de aire y lluvia
flota en el día alegre,
y tus labios
se acercan a esos labios
que  siempre te esperan,
si te pones de pie así
de esta manera,
hermana, hermano
y te sacas los duros clavos,
es el amor que te viene
como llega la madre al nido
de los polluelos con hambre,
es el amor y la vida
que te vienen
como un torbellino de sangre
vamos hermanos
que no hay tiempo que perder
ni enemigo gigante. 



Ella y él

Ella, sueña con comprar
un libro de fotografías
del monumental mar
él, con ir a pasear a la playa
y quedarse allí en una residencial,
otro él, sueña con un paseo
por todas las ferias del litoral
donde ir a comprar calcetines de lana
y un marco de fotos para mamá,
otra ella, sueña con la mano
de otro él en su mano
y una fragancia de lilas en el cuello
y una seda verde amarrada a su pelo
flotando al aire en el vendaval.

Los cuatro trabajan bastante
más de lo quisieran en realidad
uno él, como cajero
en un supermercado triste
con reguetón,
la otra ella reparte su manos
en las manos de cualquiera,
en el kiosko de la esquina
vendiendo turrón,
el otro él, camina por el barrio
como caminaba hace ya 10 años
da vuelta la manzana de rondín,
de una empresa privada
sin comienzo ni fin,
la otra ella, vende en la feria
mallas de cebollas
para la sopa dominical.

Todos los sueños se esfumarán
temprano en la mañana
demasiado de madrugada en realidad,
una hora para esperar que lluegue el bus
y si se le da la gana, no parar
otra hora atrapados en el metro azul
como en lata gigante de un gris atún
que ya pasó a ser eso, un lugar común.

El candidato en la plaza
camina como un gran señor
atrapa por la cintura
a su esplendorosa mujer
envuelta en seda y tul
fragante a lilas, a rosas
y a chanel número 10,
él, peinado para atrás,
inflado el pecho
tostado natural,
de viento, playa y mar
mira hacia abajo,
para no mirar
basta que lo miren sólo a él
y lo comparen
con la gigantografía
del almacén.

Entre tanto, el poeta del barrio
anda con un libro del negro Guillén
Sóngoro Cosóngo
leyendo el poema Tengo,
lo que tengo que tener

El casi invisible poeta
lee el verso antiguo
en aquella plaza
de Quinta Normal
donde ella y ella
y el y el,
y el candidato y su mujer
no se saludan
no se tocan
ni se huelen
ni se ven.

23 sept. 2008

Londres 38 clases por la mañana

Hago clases al lado
de Londres 38
15 o 18 estudiantes
me escuchan por la mañana,
conversamos sobre el mundo real
conversamos de la vida escondida 
tras el mundo imaginario
que nos venden,
mundo imaginario de palabras
mundo imaginario de sombras 
y luces centelleantes.
Hago clases al lado
de Londres 38
en la vereda 
frente al edifico
hay placas
muchas placas
que son una y otra vez pisoteadas 
por los transeúntes,
con los nombres 
de los 96 que allí desaparecieron,
la casa está muerta
una placa mayor oxidada 
dice que es monumento nacional
lindo monumento abandonado
flor de monumento
mirad la casa muerta
mirad la casa vieja
mirad sus paredes húmedas
y el olvido que la rodea
y la embarga.

Hago clases en el número 46 
o algo así
al lado de Londres 38
la casa de las torturas
y de los gritos en sordina
y entonces cuando hablaba
por la mañana
de la vida escondida 
tras el mundo imaginario
que nos venden,
me acordé de todos ellos
de todas ellas y de los niños muertos.

Y me emocioné abruptamente
sentí un mareo y un viento frío
por mi espalda
y sentí un muerto que volaba,
sonó la campana
les dije a los que me escuchaban
que ya era hora,
que ya había que salir de esta sala
que volveríamos en un rato,
y entonces,
escondí mi pena
escondí mi humanidad
que quería salir dando gritos
por los ojales de mi camisa.

Y volví a sentir un viento frío
volví a sentir al muerto enorme
que volaba.


19 sept. 2008

Noche de rosas


Rosa roja
lanzada en velocidad
indescriptible
cae al cielo
cae en la estrella
de cuatro puntas
de este cielo
y clava las garras de rosa
en el  caldo espeso
de la noche
roja rosa
caída en el cielo
caída en la soledad
de esta estrella
lanzada por mi brazo
de hierro
roja rosa
en la noche 
de esta noche



18 sept. 2008

Bandera

La bandera
tiene una estrella blanca
la solitaria de cinco puntas
lanzada al vacío
esa bandera, 
mi bandera,
no ondea en lo alto
de la especie humana
ni es tampoco
ropaje de los bárbaros
la bandera,
tiene una franja
blanca
tiene una franja roja
y un pequeño cuadrado azul 
mi bandera
no alcanza la quemazón de la victoria
ni el triste arrebol de la derrota,
solo esta quieta
quieta en el ventanal
de la casa de madera
no flamea
ni delira
no se cansa
ni se arma
la bandera
tiene una estrella blanca
la solitaria de cinco puntas
lanzada
al vacío
está en la tierra 
de ninguna parte
y no tiene tiempo
ni viaja
tiene una franja
blanca
tiene una franja roja
y un pequeño cuadrado azul 
mi bandera,
esta bandera
la tricolor
la que no juega
la estática 
de la muchedumbre
estática
la que no tiene dueño
aunque la tironeen
tiene una estrella blanca
la solitaria de cinco puntas
lanzada
al vacío
mi bandera.



Transitamos poema teológico material



transitamos
los adoloridos del amor
sin la calculada

racionalidad
sujeta a fines
luego

(que ese el genésis)

devenimos
en horrorosos golpes
recibidos
pactos mortuorios

hilachas 
de piel
girones 
de 
musculatura

(boca torcida hacia ninguna parte)

el efecto de todo lo anterior
que conforma nuestro cuerpo

es la agitación
y propaganda
de una ideología seca

repetición 
de una
formula gastada
para cumplir 
con la maldita obligación

de responder al  pragmatismo 
que nos abofetea la mejilla

una especie de mecánica
de los cuerpos
a fuerza de sangre y lágrima

pero 
volveremos
volveremos
volveremos
a nosotros mismos

a dotar nuevamente
a la idea
de su emoción 
fundacional

porque
la ternura nos pertenece
y no olvidamos
el amor 
al  semejante

el sueño de abrazarnos
y mirar los pájaros
en picadas hacia el mar

y la húmeda garúa
y el sol fuerte 
sobre nuestros rostros

e
incluso 
sobre los de aquellos
que nos hirieron
y que nos fustigaron
duramente,

volveremos.





Carta a Víctor Jara

Querido Víctor: 

Siempre te recordamos el 11 de septiembre, tú lo sabes, fue tan violenta tu muerte, llena de tan grandes dolores. Pero, no sé si estarás de acuerdo, Víctor, a mi se me ocurre que deberíamos recordarte además, y sobretodo, el 18 de septiembre. Hoy con mi mujer, te pusimos en el computador, ahora existen los computadores portátiles y en ellos se puede escuchar música, y yo le decía en la cocina, cerquita, muy cerquita del horno donde se estaban haciendo las empanadas, que a mi parecía que tú eras un músico extraordinario, viajaste en tan corto tiempo de las recopilaciones del folklore tradicional al rock, del neo folklore urbano a la música incidental para teatro y también a la música de orquesta. Que no teniai nada que envidiarle a la Violeta.

Y escucharte ahora, este dieciocho en que estamos trabajando, en ese disco precioso, Cantos por Travesura, hace que uno se ría, se divierta, y se alegre, se le alegra el corazón a uno, y en  esa cueca al obrero de la construcción, que no se si se conoce tanto,Parando los tijerales, ahí yo me paré no más, me emocioné y salí a la calle, al frente de mi casa, acá en el viejo barrio Mapocho, y me puse a bailar pu Víctor, y coloqué el parlante pa fuera no má,  y dale que dale a hacer palmas con la introducción "ahora son tiempos nuevos y andan a nuestro favor, avanza la clase obrera y avanza la construcción" y ahí me convencí, a ti querido Víctor hay que rendirte homenaje todos los 18 de septiembre, cantando esta cueca, la de la contru, así que si me escuchas ahora, dele no más compañero, aquí mismo entre nosotros o en donde se encuentre, "métele fierro viejito de oro, parando los tijerales".

17 sept. 2008

El alma en la historia

Si corro tras un trozo
de madera 
que se suspende en el aire
o enarbolo la imagen
del que nos da esperanza
si vuelo en el cielo
de una luna brillante
que alumbra
la calle del que espera
la nueva ruta
y fuma en una esquina
si lo hago
es para que el alma
cuente
para que el alma
despierte
desde mi cuerpo 
que tiende a detenerse
para que el alma
cuente y despierte
a todas las almas
a todos los cuerpos fatigados
a los ojos de la derrota
y de la pena.


7 sept. 2008

Malos paseos malos

Malos paseos malos
malos paseos malos
es decir sales en la mañana
tomas la micro
y entonces te condenas
en pre-unic o en parís
ahí te ponen pañales para adultos
para que mees y cagues 
y no dejes de atender
o te mueles en la fábrica
y llegas a la casa a dormir
la vida que te queda
malos paseos malos
malos paseos malos
o estas ahí en la esquina
vendiendo papelillos
para el pobre
papelillos para el rico
y te da miedo
pero lo prefieres al frío
o estas pidiendo en las casas de cerca
o estás con hambre o pena
malos paseos malos
malos paseos malos
y sale entonces el vocero
y te escupe en la cara 
en la cara
que la economía esta sana
y robusta
malos paseos malos
malos paseos malos.



Busco el lenguaje bello

Busco un lenguaje bello
pero caigo en el gutural 
de mes en cuando
en guitarra rasgada
en desenfado
en laringe ronca
y ojos salidos, 
busco la belleza
la mordedura del labio dulce
y entonces me seduce el contrahecho
la estrepita y violenta roca
magenta o verde
qué decir de esto
es la vida
la vida
la vida que nos roban
y la sobrevida
que nos regalan
desde el púlpito 
y desde una moneda
tan pero tan remozada
pero que ya se quemó
ya se quemó
váyanse ya
rosaditos funcionarios
salgan ya
de nuestras existencias
maltrechas
adios lindos niñitos
adios dulces muñequitas.


Qué nos pueden pedir a nosotros los poetas

A Elías, mi hijo

Qué nos pueden pedir
a nosotros
los poetas
siempre jóvenes,
nos esforzamos eso sí
para estar- en- el- mundo
y no de cualquier modo
no de cualquiera manera
ahi incendiando
la maldita pajarera
de la oficialidad multicolor
y a veces
en esencia
para decirlo así sin el barroco
latinoamericano
en esencia
nos da dolor
esto
nos da pena
esto
nos da rabia
esto.
Llevamos cuánto
cuánto tiempo largo
desde Homero al menos
al menos
viendo
la pobre marcha
la misérrima caminata
marcial de la institucionalidad
burda de los seres humanos
como moscas
que se pegan a la miel
como moscas
que patalean en la mierda
y qué nos pueden pedir
a nosotros los poetas
siempre jóvenes
caminando de un lado a otro
con las manos atrás
dando vueltas
de acá para allá
de allá para acá
cabeza gacha
cabeza al sol
cabeza al futuro
dando vuelta
mirando atrás
y  alrededor
con un dolor en el pecho
con la angustia amarrada
en la pierna
como el hilo de un volantín
mirando en microscopio
la maldita pajarera
de la oficialidad multicolor
la misérrima caminata
marcial de la institucionalidad
burda de los seres
como moscas
que se pegan a la miel
como moscas
que patalean en la mierda
y que no se dan cuenta
no se dan
y no se dan
no se dan cuenta
y no-se-dan
cuenta
nunca
nunca
por la cresta
nunca
nunca
por la cresta
moscas moscas
moscas muertas.

6 sept. 2008

Producto interior bruto

Escucho
producto interior bruto
eso escucho
lo trajo mi hijo a esta casa
son como sex pistols
pero más nuestros
más nuestros
escucho y mi hijo me enseña
lo que le repugna
y cantan con esa voz 
depresiva
desganada
asqueda
y no me quedan fuerzas para ir
a quemar el mundo
y así volver 
a construirlo
a nuestra manera
lo trajo mi hijo a esta casa
y cantan con esa voz 
depresiva
desganada
asqueda
un himno al amor
el mismo amor mio
el mismo amor de mis padres
el de mis abuelos
el amor de mi hijo
pero tú estas ahí
cuando hace frío 
tu estas ahí
y nunca me dejas solo,
ese amor que golpetea
en la historia,
porque yo contigo
he aprendido 
que entre los dos 
es menos feo el camino
y entonces te veo Elías
te veo Graciela
te veo Fernanda
y al duro combate vuelvo.

Lo intento

Yo también lo intento,
de verdad lo intento
estar acá, allá
en alguna parte
en los pequeños lugares 
con los que no venden su alma.
Lo intento, de verdad lo intento.
y a veces  trastabillo
no he sido persistente
no he sido total,
pero te lo repito
lo intento cada día.