27 mar 2020

No te dejes abatir



Fesal Chain

La muerte acecha y la pobreza y el hambre miran tras la puerta, pero tal cual las criaturas de la noche te observan, ya viene la luz, la estrella de la mañana con sus cuchillos y su algarabía, no te dejes abatir, no descanses, no te embriagues, mantente lúcido, viene el nuevo día.



24 mar 2020

Virus

Fesal Chain

Desde el virus biológico
epidémico
se instala el virus mental,
palabras locas al acecho
como un puma solitario
entre las calles,
sin nodos
sin intersección,
sin conexión alguna
sin unión.


10 mar 2020

Pasa la tarde

Fesal Chain

Pasa la tarde
y yo escribo,
pasan tu cuerpo, tus manos
tus pies por la casa y sus gatos
y yo escribo,
pasa la luz del sol inclemente
atravesando enredaderas
acariciando abejas
y yo escribo,
pasan policías, soldadesca bruta
declaraciones idiotas
de funcionarios criminales
y yo escribo estas palabras
que no son solo palabras,
sino una declaración de guerra
de guerrillas
una ráfaga al corazón de las tinieblas,
mientras la luz de sol inclemente
atraviesa las enredaderas
energizando abejas.

9 mar 2020

Cierta cronología

En 1973 de un solo zarpazo
me robaron el sur
en 1978 vi a mi padre llorando
bajo las sombras de las banderas
con arañas en plena Alameda,
en 1984 apareció el cuerpo
de Juan Aguirre Ballesteros
"lo encontraron muerto dentro de un arroyo"
entonces mi cumpleaños fue bajo Estado de Sitio,
en 1985 nos degollaron
a los tres profesionales comunistas
y a los pocos días a mí me patearon un riñón
bajo las sombras de las banderas rojas
también en plena Alameda,
en 1988 marchamos día tras día
millones de chilenas y chilenos
hasta acabar con la tiranía,
pero en 1989 asesinaron en plena calle
a mi querido compañero,
y hoy
hoy
los mismos de siempre
de un solo zarpazo
me quieren robar de nuevo.







6 mar 2020

Hediendo como hijos de Satán

Fesal Chain

Que han vuelto
que te digo que han vuelto
ahí vienen
de las negras cordilleras
o del fondo de la tierra hueca
oliendo a mierda
a fuego y mierda,
cayéndoles colgajos de carne putrefacta
escupiendo carburo, líquidos percolados
y secreciones,
ahí vienen ahí vienen
que han vuelto
que te digo que han vuelto
hediendo supuraciones como los hijos de Satán,
que han llegado hermano, hermana
que se posan en cada esquina
con sus garras metálicas
y sus uñas como picanas
de un tiempo ido,
aquí están mi amor
miles de cóndores negros
batiendo alas
con sus picos ganchudos
horadando nuestras tripas
como si fuésemos carroña.