Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
La Patria Dibujada. El Niño Rodríguez

31 dic. 2011

Monólogo para mi Annie Hall & para mi Diane Keaton


Fesal Chain

Viendo Annie Hall me acordé de esa tarde de mayo cuando tenía 7 años y me tiraba de una bicicleta sin frenos desde un montículo de tierra que luego continuaba como un camino en el que había que mantener el equilibrio, o si no uno se caía a una zanja. Recordé esa tarde, pues la primera mujer que me gustó en mi vida fue Diane Keaton, que me gustó realmente, es decir que me hizo fijar mis pupilas en lo femenino de un modo completamente nuevo, claro que no era ella, la actriz, sino mi Dyane Keaton, aquella mujer que justamente esa tarde me tomó de la mano y me llevó del montículo de tierra a la pequeña fiesta que había al interior de la casa donde muchos niños y niñas bailaban. Yo prefería estar viajando en bicicleta y conversando conmigo mismo, pero ella fue tan suave y tan cariñosa que entonces me metí a esa fiesta cargante, como si fuese en su honor, y por ella hasta baile como Elvis. Ustedes dirán que importancia tiene esto, pues mucha para mí. En primer lugar porque estoy tratando en este preciso instante de hacer un monólogo como los que hacía Allen en la película, (como una especie de no tan velado homenaje) claro que probablemente me hace falta su humor, y me falta humor en general, pero a veces lo tengo, no crean que no, me rio bastante de mí mismo que es mucho más importante para uno que reírse de los demás. De hecho creo que "jamás pertenecería a un club que tuviese a alguien como yo de socio" (1) Y también estoy convencido que "este es el chiste clave de mi vida adulta en cuanto a mis relaciones con las mujeres" (2). En fin, pero no todo quedó ahí, bastante tiempo después, casi un siglo para un niño, pero a lo menos 5 años para un adulto, comencé a leer a Allen, sí, lo leí mucho antes de ver sus películas, y los libros me los prestaba mi Annie Hall, la misma que me llevo a mi primera fiesta de la mano. Ya de unos 15 años una tarde de septiembre, muy lluviosa y fría fui a ver mi primera película de Woody, no era de humor, era una película terrible, una especie de documental de la soledad, en blanco y negro y sin diálogos, como un tren rápido que pasaba frente a tus ojos y al que le colgaban fotografías de animales muertos. El boleto del cine me lo pagó indirectamente, ella, digámoslo así. Hace algún tiempo me la encontré frente al mar, ella ya no tenía los 27 o 30 años de entonces, y yo yampoco los 7, era una mujer mayor y yo un cuarentón. Pero la ví con los mismo ojos de esa tarde de montículos de tierra, fiesta y bicicleta, y ella también, estoy seguro, en el corto diálogo que tuvimos, siempre me estuvo observando con una mirada cómplice. Le conté que era escritor y lo que de modo automático le surgió sin reproches, fue decirme que era un oficio de excesivo aislamiento. Mi Annie Hall o mi Diane Keaton, que para este texto y mi vida viene a ser la misma, seguía cumpliendo su misión: sacarme de mi viaje y de mi monólogo interior, de mi retraimiento, y de la mano llevarme a la fiesta de los demás, fiesta necesaria, aunque aún siga siendo una celebración un tanto cargante y casi absurda.

30 dic. 2011

Ayer y hoy


Fesal Chain.

Ayer
los compañeros y compañeras
se te acercaban
para ir a comer conejo
en uno de esos bares
cerca del Carillón de la Merced,
hoy se te acercan con sonrisa dibujada
y abrazo mecánico
porque andan de candidatos.

Y yo qué

Fesal Chain.

Y yo qué
tenía acaso 25 años o 21?
y miraba por un cristal húmedo
tu casa a dos cuadras de distancia
detrás de la plaza
(pedacitos de barro y gorrión)

y yo qué
creyendo
confiando
creyendo



29 dic. 2011

Ahora te ríes


Fesal Chain

Ahora te ríes de los semitas verdaderos
y danzas junto a un sionista
como has perdido la memoria
no sabes que ahora te ríes de mí
y almuerzas con mi enemigo,

pero el sol que mirábamos juntos
sentados en una roca sobre la colina
de los torturados
sigue siendo el mismo sol,

ahora cohabitas con los cerdos
pero el sol que mirábamos
sentados en una roca sobre la colina
de los muertos
sigue siendo el mismo sol,

y la taza café negro y humeante de Zimmerman
el iluminado de nuestra sangre joven
en tus manos se ha enfriado más que un poco
comenzó a helarse aquella tarde
en que te conté mi tragedia,

no hiciste más que olvidarla palabra a palabra
en el mismo y preciso instante
que yo la deletreaba,

ahora te ríes de los semitas verdaderos
y danzas junto a un sionista
como has perdido la memoria
no sabes que ahora te ríes de mí
y almuerzas con mi enemigo,

pero el sol que mirábamos juntos
sentados en una roca sobre la colina
de la larga noche del chacal
sigue siendo el mismo sol...

28 dic. 2011

Un Antipoema y un Autopoema



Fesal Chaín

Antipoema

La Ultraizquierda
y la Ultraderecha Unidas
es Socialismo Nacional.

Autopoema

PaRrA Al NoBel
y ChAiN sin niun sólo libro en papel,
al Nacional.
Fesal Chain





Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Fesal Chain

‎"Así que no quieres
que
vaya a Viena"





26 dic. 2011

Mirando el mar


Fesal Chain

Llegar a conversar con Nicanor
mirando el mar,
y mejor si el mar
"el mar sereno,
el mar que baña de cristal la patria"
como dice el mismo Parra,
nos trajese
su "dice que sí, que no,
que no, que no, que no,
(su) dice que si",
de Pablo,
y nos llenara los cuerpos
de esa camanchaca salada
que expande el pecho,
y abre explosiva la "pupila de águila,
(la) pupila de águila" color Violeta.

25 dic. 2011

Si me hacen elegir


Fesal Chain

Pero si me hacen elegir
yo prefiero mil veces
a ese que clamaba en el desierto,
es que El Bautista
no se andaba con remilgos
"arrepentíos nido de víboras"
es lo más suave que dijo,
me contaron hace algunos años
ya no me acuerdo quién
que realmente fue Juan
quien le sopló al oído a Cristo
eso de que había que ser
"prudentes como serpientes
y sencillos como palomas",
primera atisbo histórico
del arte de la política de los dominados
entre tanto lobo suelto
que anda por ahí.

Viento


Fesal Chain

En Playa Ancha
con el viento
hasta los pájaros
se vuelan

Un minuto de silencio por Kim Jong-il


Fesal Chain

Chuta
la Asamblea General de la ONU
guardó un minuto de silencio
por Kim Jong-il y yo acá pidiendo disculpas
hablando hasta por los codos
que sí que no
que estamos discutiéndolo
que fue un error
que no lo fue
que era protocolo
si era una cartita
no más
porque no vaya a ser
que me dejen debajo de la mesa,
quiero gobernar
no importa con quien,
y ahora si me desdigo,
¿las Naciones Unidas me tratarán como un paria,
me dejaran fuera de las discusiones globales,
de la fiesta del cumpleaños de Abdulaziz Al Naser ?
Chuta, estoy entre la espada y la pared.

La memoria y el destino:


Fesal Chain

La historia es larga, pero en síntesis llegamos a Valparaiso, después del terremoto desde Santiago, Quinta Normal (un día de temporal arriba de un camión con toda la casa adentro, incluido los gatos y sin dinero) a la República Independiente de Playa Ancha, exactamente al mismo barrio y a la misma calle donde vivía mi abuelo Roberto Castro, y hoy junto a Graciela mi pareja, tenemos un Kiosco, justo frente al Cine que mi abuelo administraba. La historia no tendría ninguna importancia si no fuese porque llegamos acá sin saber que eran éstos los específicos lugares donde mi Abuelo nació, vivió,trabajó y murió. Y que nuestro pequeño negocio quedaría por orden municipal frente a ese Cine. Ahora fumo en la misma vereda que mi abuelo fumaba cuando esperaba llegar a la función a los cinéfilos y vecinos del barrio.


En la fotografía mi abuelo Roberto Castro Leighton, mi abuela Ana Delaunoy Fuenzalida y el hermano de mi mamá, mi tío Carlos Castro Delaunoy, arriba de un Ford A en la calle Castor Villarín en la comuna de Estación central, cerquita de Quinta Normal.

21 dic. 2011

Cuando ser héroes no era una cuestión de granito


Fesal Chain

Cuando ser héroes no era una cuestión de granito
cuando ser héroes no era una bandera
ni un himno
ni un puño
ni un repetir frases hechas
cuando ser héroes
no era ni siquiera ideología
ni marchas
ni agitación o griterío
ni modelos para armar
cuando ser héroes
era prender la cocina
tomarse un cafecito
conversar en un patio con parrón y uvas verdes
llevar ciertas revistas a ciertos lugares
después de ir a ver a la polola jugar básquetbol
en canchas de cemento detrás de un templo
o caminar a una imprenta y esconderse en el baño
o dejar un bolso tirado en un paradero
y tomarse una bebida
en la fuente de soda de la esquina
para luego ir a buscar al hijo al jardín
y visitar a tu madre por la tarde
cuando ser héroes
era hacer clases o tomarlas
estudiar por las mañanas
y reírse en cualquier noche de una película mala con un amigo
o sacarte fotos arriba de un camión viejo
con los desordenados y rebeldes de siempre
con los blindados amorosos
que deshojaban rosas sobre una tierra muerta
cuando ser héroes era no saber que podías llegar a serlo
ni imaginarlo y menos buscarlo
cuando ser héroes
era más bien que no se te ocurriera otra cosa
que seguir haciendo lo que seguías haciendo
día a día
cuando ser héroes
no tenía nada que ver
con ser estatua en una plaza.

20 dic. 2011

Estimado Nicanor


Fesal Chain

Para serle franco
(si es que eso es un valor en sí mismo
lo cual dudo profundamente)
me tinca que no llevaríamos rebien
en el cielo o en el infierno
ya que en esta sucursal del averno
no hemos obtenido el azar de encontrarnos,
a mi me basta por ejemplo
con que el basurero de mi cuadra me diga poeta
los martes y viernes pasa por mi casa
y me dice" buenos días poeta"
sin un ápice de sorna, envidia o desdén
con que lo diría cualquier pequeño burgués de mierda
de los cuales está atiborrado este barrio sin energúmenos,
acá el único energúmeno soy yo
y más encima turco y más encima comerciante
y más encima no me achico
y más encima atosigo
meto el dedo en la llaga
me burlo,
le digo al ex CNI de la esquina
que desde cuando es Sapo profesional
me refiero al año de sus inicios torturantes
pero él me contesta que nunca
que siempre fue de la logística
que no me meta en política y haga poesía
que sea el poeta del pueblo
de los como él,
y yo pienso: por qué no
total el pueblo es diverso
va de allá para acá y de acá para allá
vota derecha
vota izquierda
es pinochetista allendista
por decirlo de alguna manera,
lo que no cambia el pueblo es su condición de pueblo
no la cambia nunca
en cambio el pequeño burgués quiere ser burgués
el pequeño burgués en la superficie y en el fondo
aborrece al pueblo
lo mira en menos,
cuando el pueblo es de izquierda lo rotea
cuando el pueblo es de derecha lo arribistea
pero no lo ve
no lo conversa
no se acerca
no comparte su pan
su vino
su olor a fritura y a desodorante de pino
como yo que tengo un kiosco
y que hablo con el chincol y el jote,
estimado Nicanor no me gustó el especial
que salió sobre su genio y figura en The Clinic
porque ahí hablan huevones que no tienen derecho a hablar
y por que yo soy orgulloso
y mi Antipoema para Parra publicado en Internet
y con más de 1620 lecturas, (permítame hacerme publicidad gratuita)
no fue publicado en el pasquín de marras,
pero como lo he dicho innumerables veces
no sé cuántas veces
ya perdí la cuenta
siempre estoy rozando la historia
siempre estoy presente
aún cuando los pitucos
y los burros liberal democráticos no me dejen entrar
entro no más y allí en la página 29
hay un poema de mi ex suegro
Pedro Fuentes Riquelme,
yo me cagué de la risa Nicanor
porque a Pedro no lo conoce nadie en Chile
pero todos sus libros fueron prologados
por Fernando Alegría y eran recompadres
y yo quería harto a mi suegro
especialmente lo quise más
cuando de vuelta del exilio
viajamos juntos en la parte de atrás de una camioneta
a su pueblo natal Carahue y él lloraba
como cabro chico al ver el río
las vacas
el cielo negro de Carahue
la llovizna finita que nos mojaba el pelo y la cara,
bueno estimado Nicanor no lo atosigo más
que le vaya bien
felicidades
por el Cervantes
el Rulfo
el Nacional
y saludos a las chiquillas de Las Cruces.

16 dic. 2011


Fesal Chain

¿Has visto a las moscas pulular
alrededor de un espejo
que refleja muertos?

15 dic. 2011

La U, mi padre y yo




Fesal Chain

A mi padre que me enseñó a ser un romántico viajero

Recuerdo mis siete años, el primer partido de fútbol que vi fue en el Estadio Nacional, Colo-Colo '73, junto a mi padre. El fue quien me enseñó que lo importante era ver y reconocer el buen fútbol más allá de nuestras adscripciones particulares. Eramos de la U y ahí estábamos los dos viendo a ese equipo monumental en plena gradería norte. 

Tampoco me avergüenzo de decir que salí a celebrar la Copa Libertadores de Colo-Colo '91, porque fue el primer triunfo internacional de clubes de un equipo chileno en la historia . Durante más de una década fui todos los fines de semana junto a mi papá a ver a nuestra querida U, desde el año 1976 en adelante hasta por lo menos el año 1989, cuando bajamos a segunda. Y seguí cada partido en los potreros, escuchándolos en mi vieja radio Aiwa. Y vimos juntos a nuestro equipo asaltar todo cielo por primera vez en mi vida de hincha, 25 años después de un último título, que era como un recuerdo entre neblinas, al menos para mi. 

En esa confraternidad de la pasión y la esperanza, reímos y lloramos juntos, y no está de más decir que más nos angustiábamos que celebrábamos. Pero eso no importaba, no importaba si la U jugaba bien o mal u obtenía pequeños o grandes resultados, porque para ambos lo que contaba era el espíritu de sacrificio y de lucha, el esfuerzo por ir más allá de bienes materiales o trofeos, era y es tal como dice el Himno: "ir más allá del horizonte, do remonta la verdad". Era y es "sonreír con el alma prendida en el amor". En el amor entre los dos, y en el amor a un estandarte, azul como el cielo, azul como el mar. 

Y sigue siendo así, mi alegría y la de mi padre, no fue ni es la alegría de los logros, sino la dicha enorme de saber que siempre puede salir el sol después de vivir largos años en las sombras o después de empaparnos en las graderías viendo perder y sufrir a nuestra oncena. Aunque ya no vamos al estadio, cada vez que nuestra U nos da alegrías, nos comunicamos, y él y yo vivimos desde lejos, lo mismo que vivíamos en los viejos estadios cuando nos abrazábamos y como dos sentimentales llorábamos por un gol, por un triunfo o por una derrota. Así, mi papá en su amor a la U que compartió domingo a domingo conmigo, me amó profundamente, me regaló valores eternos y me enseñó a ser todo un hombre, un romántico viajero.


9 dic. 2011

Soplido de Sangre


Fesal Chain

Busco estar lejos de todos ustedes
pero adentro de ustedes,
como un murmullo sin cuerpo
como un soplido de sangre,
nuestra antigua alianza
recuperada.

Si la vida fuese


Fesal Chain

Ahhh si la vida fuese así,
un juego
hechizo mágico
la niñez revoloteando en pedregales
y la alegría del pueblo...

Espíritu de ser


Fesal Chain

Convicción, Mística,
Fuerza, Pasión, Amor,
todo aquello que no se compra
todo aquello que va más allá
de lujos y prebendas,
todo aquello que nace
desde el espíritu de ser
de sólo ser
Románticos Viajeros
Románticos Bohemios...

2 dic. 2011

Soy quien soy


Fesal Chain

Soy quien soy
nada me detendrá
soy quien soy
nada me detendrá
soy quien soy
contra ustedes
enemigos del sable
que defiende al espíritu

No pertenezco


Fesal Chaín

No pertenezco
ni a la flor resplandeciente
que cae por el muro del pintor
ni a los intelectuales o músicos europeizantes
judaicos o católicos,
financistas
o comunistas socialdemócratas
o a aquellos que desean con ilustrado ojo
desempolvar a su imagen y semejanza pituca
e institucionalizada
a violetas, parras y cantores torturados,
no pertenezco a ninguna arquitectura
deste pais puerto
ni a su afectado inglés
ni a su francesa mueca,
no pertenezco
a minorías ni a mayorías
de moda
ni a homosexuales ni a mujeres
ni a grupúsculos radicales y espantosos
que vociferan frente al espejo calle de la muerte
que suponen poder o privilegios futuros,
pues soy aún más ínfimo
ínfimo palestino ínfimo
desdeñado por todo el puto establishment
perfecta y minuciosamente ya descrito,
no perteneceré jamás a ellos
ni quiero hacerlo.

19 nov. 2011

Ángeles y Demonios


Fesal Chain

Vivimos en un país
que me tiene el espíritu deshecho
entenderán ustedes que no puedo
por historia maltratada
por un amor popular que no termina
y que bordea la desesperación y la miseria
justificar la matanza y el horror
de aquellos duros de sangre henchidos
de eros o tánatos
pero no debo quedarme detenido
en la demonización estéril y facilista de la vida,
pues las sombras fétidas que ellos
bajo el sonido de tambores y clarines
repartieron por todo el cielo borroneado
por todos los mares y los cuerpos de la patria
larga lista de cuerpos destrozados:
colgados de los testículos
violados por bayonetas, perros y ratas
parrillados como carne muerta de animales
sumergidos en la mierda de cubos enmohecidos
arrojados al mar
desnudos pisoteados en la fiesta macabra,
son también nuestras sombras
nuestras sombras que llamamos pequeñas
que llamamos menores
que denominamos particularísimas
ligeras
volátiles
de delicadas casas de familia
al fin y al cabo
sombras de hijos castigados
sombras de padres enérgicos
sombras de madres frígidas o ausentes
sombras de novias hechas jirones,
al fin y al cabo
los cadáveres escondidos en los subterráneos
de nuestros hogares recién pintados
primorosamente ornamentados
pero que cual vidrios inflamados de escarcha
resoplan sus fríos espasmos hacia la plaza ciudadana,
así ponemos los demonios en la vereda del frente
todos los muertos vivos con las encías purulentas
que nos escudriñan en cruz gamada
y nosotros, ustedes, nosotros
como ángeles de yeso no entendiendo nada
no sintiendo a los propios Sorat a los propios Satán
jugueteando por nuestras venas y sinapsis,
pues somos ángeles
pero caídos
en velocidad caídos a un suelo putrefacto
a la tierra quemada
a las noches de miseria
ángeles caídos
construyéndonos alas de fieltro
para batirlas con la publicidad de una ideología muerta
para las grandes tiendas de los supuestamente correctos
esos que actúan de inmaculados
esos que tendrán el poder final
como eficientes administradores de víctimas
y a los cuales conferimos como idiotas el abuso del perdón eterno
para ser parte de su banquete de cínicos e imágenes,
y así vivimos la quietud aparente de nuestro secreto
nuestra estancia de iras o crueldades
de perversiones y venganzas
vistiendo a hombres y mujeres como si fuesen nuevas
y vistiéndonos con el pasado de amados brutos heroicos
en nombre del mundo futuro,
pero la oscura oscuridad de mi cuerpo y de tu cuerpo
pero la oscura oscuridad infinita de tu noche callada
golpeará a la paloma blanca
posada en el hombro del maldito caballo
de la maldita águila
que no eres sino tú
que no soy sino yo en lepra eterna
perforando
agujereando
taladrando,
atravesando
acribillando
penetrando y carcomiendo a tu hermano
en tanto hueles tu fetidez humana
tan humana
y observas en el espejo de tus abuelos
y de tu vida cotidiana
al enemigo desnudo y tembloroso
que no eres sino tu,
pero así vives
así vivo
triste
melancólico por todos los pisoteados de la historia
mientras los demonios susurrantes
te estallan desde el pecho hacia los botones de la camisa
y corroen la duramadre de tu cerebro que bulle
confuso, contradictorio y contrahecho.

7 nov. 2011

Entrevista en la Revista La Noche (Guía para Noctámbulos), Nº 39


Entrevista en la Revista La Noche (Guía para Noctámbulos), Nº 39, Octubre 2011, realizada por su director Jaime Piña.

Libro: Poemas y Relatos de Fesal Chain


Mi primer libro cartonero, editado por Mandragora Cartonera Editorial, de Cochabamba Bolivia. Ejemplar hecho artesanalmente por jóvenes de la calle utizando material de deshecho. Emocionado, emocionado, es mi primer libro realmente, de la Serie Lectura desde la Basura, emocionado y profundamente agradecido de ellos, los pobres los más pobres de Bolivia, mis hermanos, un gran abrazo a esos jóvenes y gracias a Iván Castro Aruzamen, Carlos Rimassa y Elena Ferrufino

31 oct. 2011

Despierto de espanto


Fesal Chain

Despierto de espanto
de tumulto en espiral
y metralla en boca,
despierto de taquicardia
de espuma y belfos
y enjambrentado.

Esta Noche


Fesal Chain

Bien, bien, bien,
esta noche y solamente esta noche
vendrán las ánimas a mi morada
esa de un tal Eduardo
(el pintor aullido en mis '80)
de una tal Fabiola con su Tau
de un tal Marco sarcástico rotundo.

Vendrán en manadas todos mis muertos reviviendo
con sus cartelones y sus sonrisas
con sus abrazos y sus vapores
con sus voces calmas roncas tibias.

Vendrán con regalos y sin hambre
con regalos y sin temblores
con regalos y antiguas tardes de niebla.

Bien, bien, bien,
esta noche y solamente esta noche
vendrán las ánimas de mis amores
a la mesa blanca engalanada
frente al mar.

27 oct. 2011

Camino al mar


Fesal Chain

Camino al mar y desarticuladas gaviotas cual volantines quebrados se alimentan a dentelladas de cardúmenes saltantes cubriendo de alaridos la bahía y las costas sin blancos cachalotes bramando verticales. Camino al mar como un Ismael cándido, al interior de un vientre atiborrado de remolinos que lanzan al cielo basurales, resecas caracolas y delgadas piedras filosas. Camino al mar, al destino inmaterial, equidistando entre niebla y muralla, envolviendo susurros, ecos, árabes letanías inmersas en fragancias de jazmín, fingiendo ceguera y un total vagabundaje entre gatos curvados que rozan ese "cuerpo anguloso (...) y esa boca a medio hacer, de adolescente" (1). Camino al mar, palpando imaginario la figura-sombra cabizbaja, en cuclillas y enmarcada por una puerta oblicua que cae y cae. Camino al mar y soy mero reflejo entre las casas labradas por aquellos guerreros y gigantes que nos antecedieron. Camino al mar escarbando en el libro secreto "tu paso de tórtola que hiende los asfaltos ensangrentados de mi poesía" (2). Camino, camino, camino al mar descifrando con ternuras y labios la vida prometida que un éter difuso y húmedo me entrega en sobresaltos, y desde mi profundo instinto agazapado gruñe entonces mi garganta hinchada de amorosas crueldades y renovados olfatos y animales.

(1) De "Los Pasos Perdidos" de Alejo Carpentier
(2) De "Antología: Epopeya del Fuego" de Pablo de Rokha







10 sept. 2011

Hijo del barroco


Fesal Chain

De tanto andar polaridades
pero ni más ni menos
que hijo del barroco
caminando en cotidianas turbulencias
bajo la sombra de un alero
mirando el mar
sentado en las raíces de un árbol de ala ancha
haciendo crecer entonces desde lo particular
la tragedia de Chile
su círculo amargo
su círculo santo
su círculo de redención final imperceptible
de tanto andar polaridades
pero ni más ni menos
que un mínimo Lezama Lima
un mínimo Díaz Loyola
un mínimo Ruiz
un mínimo intento
en el semicírculo sombreado
no más que un pequeño pequeño
hijo del barroco
bajo la sombra de un alero
mirando el mar.

5 sept. 2011

Sólo decirles. Para Joaquín Arnolds.


x Fesal Chain

“No hay amor más grande que dar la vida por los amigos”
Jn 15, 9-17:


Ha llegado el tiempo de escribir no tan sólo de ideas y de lucha de ideas, sino de hacerlo con esa verdad que se me escabulle frente a ustedes, por pudor, por miedo. Pues escribo tantas veces muy racionalmente y esa racionalidad, y lo se hace mucho, traiciona mi integridad como ser humano, esa integridad compuesta de emoción y de razón, de cuerpo y espíritu. Yo, que deseaba mirar los sucesos como analista y había erguido un muro desde donde pararme para mirar, hoy me veo traspasado, sin quererlo, por la historia.

En un país que más allá de las diferencias reales, tenemos la costumbre de híper polarizar, donde levantamos grandes (y creemos) irrefutables verdades, donde construimos adversarios enconados y nos construyen como tales, la muerte de Joaquín Arnolds, Gerente General de Desafío Levantemos Chile, me remece y me hace sentir una pena enorme.

Lo conocí en circunstancias especiales y especiales es decir poco, muy poco. En momentos dolorosos, mutuamente dolorosos. Por respeto a su intimidad no daré detalles, pero esta vez ni por pudor ni por miedo:

Sólo decirles que en aquellos días, nos juntábamos en una sala con un gran ventanal, desde donde yo sentado podía observar las hojas amarillas de viejos árboles y las castañas cayendo y rodando sobre el pasto.

Sólo decirles que éramos un pequeño grupo de hombres que enfrentábamos nuestras limitaciones y acaso las zonas más oscuras de la existencia, tan alejadas en esos instantes de nuestros genuinos valores, creencias y amores.

Sólo decirles que por aquellos tiempos de la vida, desde la tierra quemada y arrasada por nuestras propias acciones, hacíamos un círculo fraterno para salir adelante, para vernos en nuestro ser verdadero y al diablo al blanco de sus ojos, y abrazados echarle para adelante y no quedarnos detenidos en el pasado.

Y en esos días, no contaban las determinaciones sociales, ni las ideologías, ni las diferencias, porque qué mierda importan cuando nos igualábamos y nos hermanábamos en la férrea voluntad de rehacernos como hombres.

Una tarde me miró y me dijo que no debía vivir con miedo, con ese miedo que nos paraliza y no nos permite hacer lo que queremos. No me gustó su interpelación, pero para ser justo me remeció, pues yo efectivamente estaba lleno de miedo y no lograba salir al mundo como debía. Me llamaba la atención su alegría y su arrojo, su actitud arriesgada, cuestión de la que yo carecía por completo en esos momentos.

No dudo que Joaquín, superó sus limitaciones, como yo y muchos de aquellos de ese círculo fraterno. Todos nosotros desde nuestra particular visión del mundo hemos superado una existencia meramente basada en la cotidiana rutina, en el trabajo, en el dinero o en la supervivencia, aunque algunos seamos más o menos pobres, o más o menos ricos, para en definitiva asentar valores y acciones acordes a ellos. Joaquín se comprometió consigo mismo y su ser profundo y por ende con los demás, desde su propio proyecto valórico y eso es lo que cuenta, más allá de que si yo comparto o no dicho proyecto. Qué importa aquello, si un hombre es capaz de dar la vida por lo que cree y ama, en el servicio de los demás.

Yo hace muchos años que dejé de temer, para construir desde la palabra mis llamaradas y mis razones, mis pasiones y mis amores para regalárselos a ustedes, y tratar de pensar y construir un país nuevo y justo. Sí Joaquín, era cierto. Uno no debe ni puede vivir con miedo. Y a aquellos lindos y queridos hombres que nos juntábamos en esos días complicados, nos dejas como herencia la única misión valedera e ineludible para aquellos que se han levantado una y otra vez desde el basural, emplazar nuestros valores y proyectos para nosotros y los otros, a rajatabla Joaquín, hasta dar la vida si es preciso.

Felipe Cubillos o la Derecha Mística


x Fesal Chain

Durante más de un año me he dedicado a escuchar Radio Agricultura, una emisora que representa en su estado más puro el pensamiento de la derecha chilena. Lo he hecho como un ejercicio profundo de tolerancia, pero también para ser capaz de comprender la lógica interna de un sector social que hoy domina teórica y prácticamente amplios espacios y dimensiones del quehacer nacional. Así escucho entre otros programas, “Conectados con Agricultura” conducido por Sergio "Checho" Hirane y sus panelistas. Entre ellos, escuché algunas veces a Felipe Cubillos, empresario e hijo de Hernán Cubillos Sallato, ex Ministro de Pinochet y que desde la "Cofradía Náutica del Pacífico Austral" y que junto a José Toribio Merino, Patricio Carvajal y Roberto Kelly, fue uno de los organizadores del golpe militar de 1973. También hermano de Marcela quien fuera diputada por la UDI y actual pareja de Andrés Allamand, Ministro de Defensa.

En una de las conversaciones entre Felipe Cubillos y Sergio "Checho" Hirane, me llamó muchísimo la atención cierto "elan" o espíritu del primero, que se expresaba en un lenguaje "desapegado" de la realidad sobre la que se discutía. A diferencia de Hirane que siempre apasionado tomaba posición frontal y confrontacional con respecto al tema, Cubillos insistía una y otra vez en "salirse" o "despegarse" de la discusión, para insistir en un proyecto social específico de equipamiento computacional en una zona devastada por el terremoto. En el mismo programa fue entrevistada una niña en edad escolar que agradecía el esfuerzo del equipo de trabajo de Cubillos.

Para mí y para muchos chilenos, no es novedad el discurso y la acción de un sector de la clase dominante, que basado en una mirada y creencias propias del catolicismo integrista, realiza con mucha fuerza y convicción emprendimientos personales y en pequeños grupos, para suplir necesidades de los sectores más pobres y marginados de la sociedad chilena.

"Empresas Solidarias" es el eje y al vez el resultado del pensamiento de Cubillos. Una ecuación, desde donde se plantea posible y efectivo que aquellos que a lo largo de al menos los últimos 40 años se han enriquecido gracias al moderno capitalismo chileno y su modelo ultraliberal, deben y pueden desde su propio bienestar y éxito trabajar para entregar a aquellos que han perdido o nunca han tenido bienestar, las herramientas privilegiadas con las que cuentan (y que presuntamente les han permitido ser exitosos), para que puedan surgir de su pobreza o total marginación.

Sin embargo en esta ecuación se hace abstracción total de una cuestión fundamental. De que es el propio sistema y en especial el tipo de modelo económico, implantado por el pinochetismo, el que permite el enriquecimiento multimillonario de algunos pocos, a costa tanto del empobrecimiento o carencias de millones. Ecuación que por su misma abstracción (u omisión si se quiere) establece una fenomenal dominación teórica y muy práctica, de que sólo es posible paliar (en una primera etapa), las externalidades negativas del modelo con voluntad individual, capacidad emprendedora e ideas renovadoras de aquellos que beneficiados del sistema, los los enriquecidos financiera y culturalmente son capaces de volcarse en programas y proyectos de acción e intervención social en los sectores pobres.

El Ideario de Felipe Cubillos representa a un sector de la clase dominante, que cree profundamente en estos valores mencionados y a la vez que en una segunda etapa más decisiva, dichos valores y acciones reformadoras pueden permear la mentalidad y voluntad de los beneficiarios de la primera etapa, generando así en el mundo popular capacidades propias de superación de su pobreza, siendo estos copartícipes de un ideario de transformación social propia a partir de un cambio de la propia mentalidad.

Así Felipe Cubillos representa como imagen hoy, como probablemente lo representó Miguel Kast en el pasado, lo más granado del pensamiento integrista y corporativo del capitalismo popular, de la implementación de la lógica empresarial en la reforma de las desigualdades sociales y a su vez, como algo mucho más trascendente, la creencia y vocación de un sector de la burguesía financiera por establecer diálogo, cooperación y una acción social mancomunada entre dominantes y dominados. El esfuerzo de este sector social por romper la lógica de la lucha de clases, comandando la lucha teórica y la acción e intervención social en el mundo de los pobres por parte de privados y privatizando la mentalidad popular. Un megamodelo de lucha individual y social acorde y correspondiente al modelo económico de acumulación financiera.

Debo decirlo, que ese mundo casi ideal y funcional que nos trae a la mano el pinochetismo social, aún a costa de las propias vidas de sus líderes, tal cual lo confirmó en su tarea Felipe Cubillos, no me gusta, primero porque nació a sangre y fuego un 11 de septiembre de 1973, contra muchas vidas y contra todo lo que fuera un proyecto comunitario que apuntara a frenar el enriquecimiento de la minoría y la participación real de las mayorías tanto en el mundo económico como político, y también porque efectivamente la abstracción de Cubillos, al esconder las causas fundamentales de la desigualdad, también hace ilusoria la solución propuesta. Como lo dijo alguna vez el Padre Alberto Hurtado la caridad termina donde comienza la justicia. La heroicidad evidente de personas como Felipe Cubillos y el arrojo y del equipo desaparecido de Desafío Levantemos Chile, no esconde de modo alguno a ojos de quienes lo analizamos, el proyecto de moderna caridad capitalista de élite.

Sin embargo, y también debo decirlo, que estas enormes capacidades del sector social que tan bien expresa Felipe Cubillos y su equipo trabajo, de abstraerse muchas veces de los mecanismos profundos de la desigualdad y de no quedarse allí detenidos, para emplazar literalmente contra viento y marea proyectos concretos en terreno y con las personas reales, marcan el rumbo de una derecha mística, con un conocimiento y acción capaz de seducir a las mayorías populares o al menos a grandes segmentos del mundo popular invitándolos a la utopía de mejorar sus condiciones de vida desde la voluntad de un cambio de mentalidad y de la obtención de nuevas herramientas de gestión. Capacidades de las cuales la izquierda chilena carece completamente hoy, y que en su periplo de derrota y sufrimiento bajo los dominante, tampoco ha podido reinventar en aras de una mirada detenida en las causas de la pobreza y la desigualdad y muy poco focalizada en las capacidades propias que podemos emplazar junto al mundo popular al respecto. Hace mucho tiempo que llegó la hora de dejar de subestimar a nuestros adversarios.

26 ago. 2011

Se huele un muerto




Fesal Chain

A Manuel Gutiérrez Reinoso

Las gaviotas graznan
o chillan?
Chillan.
Las gaviotas graznan
o gritan?
Gritan,
gritan
gritan.
En círculos se mueven
con sus picos ganchudos,
en círculos
bajo nubes de carbón,
en el cónclave de la carne,
mientras acá y allá
entre viento y marea
marea y viento,
se huele un muerto.

20 ago. 2011

"Contra la Izquierda Extraterrestre"




El Lunes 22 de Agosto a las 16:00 horas en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Valparaiso. Av. El Parque 570, Playa Ancha, Fesal Chain, escritor y sociólogo dará la Charla "Contra la Izquierda Extraterrestre". Entrada Libertaria.


29 jul. 2011

La libertad soñada


Fesal Chain

En una vieja casona, en 1978 escuchaba a Ubiergo, en uno de esos discos 45: Cuando Agosto era 21:

"Cuando Agosto era 21
la encontraron boca arriba
con la mirada perdida
y su viejo delantal
y en el bolso de colegio
dibujado un corazón
que decía tú y yo…
que decía tú y yo…",

tan parecida a Quien mató a Carmencita de Víctor, escrita en 1969:

"Su mundo era aquél, aquél del barrio Pila
de calles aplastadas, llenas de griteríos
su casa estrecha y baja, ayudar en la cocina
mientras agonizaba otros se enriquecían.
Los diarios comentaron: causa desconocida..."

Reflejado en sus canciones pareciera que Chile, como en una marina de pintor pobre, realmente no se moviese.

Hoy, me observo reflejado en una tetera de aluminio y a la vez miro Valparaiso por una larga ventana que muestra más cielo que mar. Y recuerdo que mi juventud fue una esperanza, una permanente esperanza. Del infierno cotidiano de la dictadura inclemente, de ese "arrastrar el calor del basural", iba en un futuro cercano "con mi voz de plata a romper los cristales y hacer todo temblar" como en la canción de Los Tres.

Pero la vida no es como decía Víctor, estar meramente volcado hacia afuera para reconstruirse por dentro, no. El ratón que corroe la pared de esta casa de un puerto que muere egocéntrico, también rasgaba permanentemente mi ser. Ese ratón que todos llevamos dentro y que muchos niegan, y que los menos, los cínicos, esconden eficientes, como quien esculpe una máscara de yeso sobre el rostro confundiéndolo.

Mi generación trato de hacer volar el cielo de Chile y a unos cuantos monstruos que aún sagrados se pasean por la polis enclenque. Nada de aquello sucedió, volaron nuestras cabezas, nuestra sangre se coaguló en las veredas o en medio de la calle, y como en una marina de pintor pobre, este Chile donde de cuando en vez se remecen los humanos y la tierra, realmente no se movió, ni hubo tempestades cuchillo bajando de las cordilleras de la venganza.

Así ha sido realidad. Puedo decir que no me gusta. Puedo decir lo que quiera, pero la realidad adjetivada, se mantiene oscilante e incólume. A estas alturas dudo profundamente si lo ordinario, lo cotidiano y lo vulgar, es aceptar de modo egoísta que la vida se mantendrá siempre igual o vociferar que se adecue a nuestros deseos. Acaso nuestros sueños como escribió Goya entre alimañas, producirían materiales más horripilantes que la misma realidad que de modo tan tradicional, renegamos día y noche.

Y aquí estoy, reflejándome en la tetera de aluminio, junto a ustedes que esculpen sus máscaras para esconder sus ratones máscandoles las entrañas. Ustedes, que salen a la calle o se esconden en sus casas como yo, y que turbados por el mundo, prefieren no hacerse tantas preguntas, para no sufrir en demasía. Pues ya es suficiente la vida en el mundo de la necesidad, que va ocupando todos los rincones y restando todos los tiempos mientras envejecemos.

Hoy a la par que el cañonazo anuncia las doce del día, la libertad soñada va creciendo en tus entrañas o en las mías, preparando la frustración o la inmovilidad futura, o quizás, la mañana del lobo, que anuncia el odio que arrasará todo, de una vez y para siempre.

21 jul. 2011

Vuelo de Aguila


Fesal Chain

Que les pueda parecer extraño o increíble este relato, me es absolutamente indiferente. Soy una pequeña energía volátil, sin cuerpo, que recorre desde lo alto un puente colgante de madera, tal cual lo haría un águila (de hecho mi apellido en castellano significa águila). El río helado y caudaloso mueve una rueda de molino. Sigo bajando y entre el follaje húmedo y verde musgo, se esconde una casa antigua con ventanales brillantes que siento me espera hace tantos años. Ahora continúo bajando en picada como si fuese a atrapar una huidiza presa o más bien como succionado por una fuerza mayor a mi propia voluntad de fugaz planeamiento. Entro por la única ventana abierta de la casa y observo, (sin dejar de tener toda la visión del puente, del río, del molino y del follaje), una mesa de vidrio ovalada, y sobre ella una tetera roja de loza, de esas que conteniendo agua caliente, a la vez humedecen en un vaso interior, suaves y largas hojas de te, también de color rojo. Entonces, convirtiéndome de súbito en un delgadísimo hilo de gas, penetro a mucha velocidad a la vasija caliente. La mujer sonríe sola o quizás con otra mujer. Se sirve una taza y la lleva a sus labios rojos como la loza. Y así he entrado en ella por su boca que se endulza. Al comparar su rostro, que hoy veo en esta fotografía antigua y casi velada, con el recuerdo de la única vez que fui águila en vuelo rasante, reconozco entonces a mi madre.

9 jul. 2011

Facundo


Fesal Chain

Y yo acá entre cuatro paredes de metal
mirando a los niños correr,
atendiendo a los vecinos
esos que creen que el alimento
sólo es un triste amasijo
de harina, sal y agua;
y yo aquí hermano con radio antigua
pegada al viejo oído izquierdo
que escucha poco,
mientras te acribillaban en Guatemala;
yo acá entre cuatro paredes
con estas ganas de salir corriendo muy lejos
con un poema tuyo enarbolado,
con estas ganas de que mis lágrimas
fuesen compartidas o acaso mi mirada vidriosa,
pensando que siempre fue mentira malparida
de que no fuiste de ninguna parte
o que no tenías porvenir, hermano;
pensando callado en mi kiosco
que tu canto me hace estar tirado en la arena,
o en bicicleta perseguir a Graciela
o como un niño boca arriba
mirando mi breve cielo en el trigal;
pensando tan apenado, que gracias a ti
me puedo mojar los pies en el mar azul
de mi libertad esquiva,
aún cuando está irremediablemente
a kilometros y kilómetros de distancia;
pensando en ti Facundo,
hermano
hermano
que nos hiciste sentir tan hondo,
que la felicidad temblorosa para nosotros,
los que creemos que el pan
es sólo un alimento más,
debe ser y será siempre
nuestro único y humilde
color de identidad.

Ayy Facundo

6 jun. 2011

Viaje al interior de la semilla o el Zorro de Arriba y el Zorro de Abajo


Fesal Chain

Bueno este es un título (modificado) de la gran Novela de Alejo Carpentier, "Viaje a la semilla", que muy en síntesis trata de Marcial: (el ) protagonista, (que) viaja en el tiempo desde la muerte hasta la juventud y la infancia en un recorrido que culmina con el retorno al vientre materno. Su vida se narra como el sucederse de diversas etapas, cada una de las cuales, además, transcurre en una habitación distinta de su casa. Uno y otra se animan cuando inician el retorno a la vida, la cual se desenvuelve como una continua metamorfosis. Hombre y casa viven paralelamente su existencia y juntos se disuelven en la materia indiferenciada –tierra y madre, semilla, huevo–, origen y destino común. (1)

La pregunta de mi mujer me dejo pensando hace ya varias semanas: ¿Por qué desde el ahora siempre saltas a tu niñez? Nunca recuerdas entre tu niñez y el ahora. Bien, he aquí mi juventud ya ida:

"Ay Perú te conocí a mis apenas 16 años, viajando solo por tus parajes entre los hermanos y hermanas de la tristeza en islas flotantes; ay mi Perú, estuve en los tiempos del levantamiento de Sendero por todo el sur y en Ayacucho mirando fijamente los ojos de los indias y las indias que escudriñaban la tierra. Allí estuve, entre los pobres de Puno, viejo puerto viejo, o con los actores luminosos del teatro itinerante mascando coca y comiendo choclo con queso, caminando por tus calles, ay Perú, mi Perú, conocí en tus viejas librerías Yawar Fiesta de Arguedas y los quejidos de Vallejo, aprendí a sacarme a corta edad los prejuicios de mi patria y a amarte de noche entre las piedras de Ollantaytambo o a contar de rodillas artesanías en Pisac..." (2)

Entonces rememorando ese viaje, me puse a ver en un documental la vida de José María Arguedas, el escritor, antropólogo y etnólogo considerado como uno de los tres grandes escritores indigenistas del Perú, y ahora que lo pienso, acaso no fue para nada un azar que haya viajado a ese país en mi adolescencia, con un gran amigo, sobrino nieto de Lola Hoffmann, quien fue la terapeuta de Arguedas, y también nieto de Otto Hoffmann, quien junto a su hermano Franz subvencionaron mensualmente a Ciro Alegría el otro gran escritor indigenista peruano, para que escribiera "El Mundo es Ancho y Ajeno" en su exilio en Chile en la década de los 30 (3). Tampoco acaso fue un azar, que junto a Juan Pablo (así se llama mi amigo) termináramos viajando solos, es decir separados del resto, y que lo que más nos halla gustado fue el viaje por la Sierra, especialmente Huamanga, Cuzco y Abancay. El periplo de la niñez y temprana adolescencia de Arguedas.

Como le decía mi hija anoche, acaso debí hacerle caso a mi intuición y quedarme en el Perú. Pues a pesar de que Chile no tiene esa gran y monumental división entre costa y sierra, y digo a pesar, pues nos sería más fácil entonces buscar las razones más sentidas de nuestra escisión esencial, yo siempre me he sentido un zorro de arriba, des/ integrado en ese arcaísmo fundamental y no como me imagino se siente la mayoría, un zorro de abajo (4), es decir que siempre me he sentido parte de aquella región de montañas y abismos y no parte del mar, del litoral y del bullicio modernizante. Y en mi juventud, en las calles de los pueblos de la sierra peruana, junto a Juan Pablo y los espíritu de Alegría y de Arguedas, volví al centro de mi semilla, al niño del Sur, de Neltume que pateaba piedras entre cordilleras negras, lianas, coligües y saltos de agua, volví desde los pueblos de Arguedas al que siempre soy, a pesar nuevamente, de las tristes apariencias.

***
(1) Flora Ovares Ramírez y Margarita Rojas González; "Viaje a la semilla" de Alejo Carpentier.

(2) Ay Perú dos, de Fesal Chain en el blog poesía para alentar coraje

(3) "Allá por el año 1938, residiendo en Chile, escribía mi novela "Los Perros Hambrientos" y estaba por titular uno de los capítulos “El Mundo es Ancho y Ajeno”, cuando se me ocurrió que había una nueva novela allí. En ese momento me azotó una intensa ráfaga de ideas y recuerdos. Si no con todos los detalles y su completa estructura, panorámicamente vi el libro casi tal como está hoy. Cada escritor tiene sus propias exigencias espirituales y una de las mías es encontrar el título adecuado. Es una suerte de punto de referencia o de lugar de encuentro. Los años que siguieron me habían de servir para volver con el pensamiento sobre aquel hito y acumular material en torno. Cuando los amigos me hacían la consabida pregunta de si tenia un nuevo libro listo, yo les respondía: “ Tengo; lo único que me falta es escribirlo”. Les parecía un chiste y no lo era. La ocasión de escribirlo pareció llegar cuando la editorial Farrar & Rinehart de Nueva York convocó, a través de la Unión Panamericana, a un concurso de novelas de autores latinoamericanos. Pero el tiempo pasaba y yo no tenía cuándo empezar. Se sabe corno bregamos los escritores en todas partes y más en nuestros países. Yo lograba ganarme la vida escribiendo artículos para los periódicos, vendiendo tal cuento, componiendo solapas y buscando libros de "dominio público” para los editoriales, corrigiendo pruebas y originales de otros, etcétera. En el etcétera va envuelto un permanente trajín de huidizos logros. Entonces se produjo un hecho desacostumbrado. Un grupo de amigos resolvió darme una subvención mensual a fin de que tuviera todo el tiempo disponible. Ellos fueron los doctores Otto Hoffman, Franz Hoffman, Carlos Van Eyweik, Mario Prado L, Emilio Prado L., Gustavo Molina, Oscar Avendaño, Federico Chávez y el señor Federico Mekis. Yo no conocía a algunos de ellos, pero me habían leído y basta que Federico Chávez, autor de la iniciativa, se la propusiera, para que la aceptaran con noble entusiasmo. Me complace dejar constancia de sus nombres y darles testimonio de mi gratitud. Esa beca del aprecio y la generosidad me permitió escribir. “El Mundo es Ancho y Ajeno”. Ciro Alegría, prólogo a la décima edición "El Mundo es Ancho y Ajeno".

(4) El zorro de arriba y el zorro de abajo; Novela de José María Arguedas que describe la escisión entre la costa moderna (zorro de abajo) y la sierra arcaica (zorro de arriba) en el Perú, que no es sino la escisión del Perú. No está de más decir que es acaso la única novela en la historia de la literatura, al menos latinoamericana, en que el autor en sus páginas va signando su suicidio. Es decir es una Novela donde el propio autor muere.

5 jun. 2011

Ay Perú dos


Fesal Chain

"Ay Perú te conocí a mis apenas 16 años, viajando solo por tus parajes entre los hermanos y hermanas de la tristeza de en islas flotantes; ay mi Perú, estuve en los tiempos del levantamiento de Sendero por todo el sur y en Ayacucho mirando fijamente los ojos de los indias y las indias que escudriñaban la tierra. Allí estuve, entre los pobres de Puno, viejo puerto viejo, o con los actores luminosos del teatro itinerante mascando coca y comiendo choclo con queso, caminando por tus calles, ay Perú, mi Perú, conocí en tus viejas librerías Yawar Fiesta de Arguedas y los quejidos de Vallejo, aprendí a sacarme a corta edad los prejuicios de mi patria y a amarte de noche entre las piedras de Ollantaytambo o a contar de rodillas artesanías en Pisac, ay Perú, no te has jodido, no lo has hecho y que desde hoy, tus días porvenir sean el despertar definitivo de la raza, Perú, mi Perú del alma.

2 jun. 2011

Oscuro


Fesal Chain

Oscuro
oscuro
oscuro
estoy así sin más
oscuro oscuro oscuro
pensé en mi hijo
en la edad de mi hijo
en las manos de mi hijo
en los ojos de mi hijo
en la rabia de mi hijo
en la ternura de mi hijo
en la poesía de mi hijo
en el amor de mi hijo pensé
y sigo así
oscuro
oscuro
oscuro
hasta el pudrimiento.

Harapienta noche destellando hiena


Fesal Chain

Harapienta noche destellando hiena
retraído estómago patrio
dador de opacos y de moscas
vaso pintarrajeado de cloaca
invierno impuro
pústulas de pólvora desmemoriada
minutero buscando
esta carne otra carne aquella carne
retraído estómago patrio
destellando túneles sin puerto.

1 jun. 2011

No haga como los poetastros


"No haga como los poetastros, que están siempre pendientes del último premio y sólo escriben pensando en el próximo concurso. Ni Cervantes, ni Flaubert, ni Goethe ni Martí enviaron sus páginas a ningún concurso. No se apure, no se embulle, no haga literatura concursiva de la inmediatez; cultívese primero, más vale escribir un solo libro que sea recordado, que cincuenta tonterías que caerán en ese tonel de las Danaides que es el olvido. Lo que sobran son poetastros que diariamente desenfundan la terribilia de sus poemas para enseguida leérselos a uno por teléfono"

José Lezama Lima en conversaciones con Manuel Pereira, La Quinta Nave de los Locos, Ediciones UNEAC, La Habana, Cuba, 1988.

28 may. 2011

El pequeño teatro del mundo *


* Titulo basado en una frase de Cristina Castro

Fesal Chain

Puerta a puerta
casa a casa
por este barrio de vapores,
sonrisas burlonas
cuchicheos
y breves cariños por andar,
pequeña comedia
pequeña tragedia
del mundo a mundo
en breve día.

25 may. 2011

Los fascistas verdaderos


Fesal Chain

Los fascistas no son en absoluto
aquellos que ustedes nombran o señalan
no,
o esos que la ideología les ha enseñado:
grandes señores y señoras
caminando por la Catedral de Notre Dame,
no,
los fascistas son gente simple
muy simple,
apenas rondan por las iglesias del barrio
son pueblo,
es el almacenero de la esquina
de cualquier esquina,
el jubilado del edificio
la señora que trabaja mañana tarde y noche
vendiendo fideos y licores,
el vecino semicesante o el jornalero
de un puerto muerto,
el que prefiere leer y creer a pie juntillas
todo lo que relata el Reader's Digest
o el Libro del Mormón de José Smith,
alguien de tu familia
que tiene sed de venganza,
el anticuario o el librero
que no ha leído nada de lo que vende,
el que te arrienda el departamento
o la vecina profesora antigua del liceo,
en fin
esos son los fascistas,
los que sirven a los grandes señores
pero que incluso los detestan,
(es mentira aquello que
dicen los doctrinarios
que son los que los envidian,
no
no es así),
los fascistas
los verdaderos fascistas
no creen en nada y en nadie,
no tienen ilusiones
ni menos ideales,
ni siquiera tienen dinero
ni desean tenerlo,
los fascistas
los realmente existentes,
son unos sobrevivientes
como tú o como yo,
y lo que los diferencia y los distingue
es que actúan operan
accionan todo,
toda la vida
sin pensar demasiado,
para ellos y ellas el mundo
es algo concreto y naturalmente ya dado,
porque para ellos y ellas
el mundo
nunca ha sido sino
la suma
de los mecanismos aprehendidos,
lanzados por el gran padre maquínico
para proseguir reptando en esta tierra,
y jamás siquiera imaginar
en morir
en el intento,
ni en
el
más
mínimo
y microscópico
intento.

24 may. 2011

Décima corta


Fesal Chain

Qué dolor en esta tierra
si los muertos no descansan
los victimarios avanzan
no ha terminado la guerra
y yo pateando la perra.

23 may. 2011

Lacrimógenas


Fesal Chain

En la dictadura democrática
de los reaccionarios
el aire se vuelve
irrespirable.

19 may. 2011

Pensando en la micro o conversaciones con Christiano Dibujista


Fesal Chain

Hace varios días iba en la micro pensando que con la muerte de Sábato, todo el puto y jodido mundo (así pensaba en la micro) daba loas a Sábato más bien como moda y que nadie conocía a Rodolfo Walsh. Esto a propósito de que finalmente los típicos hombres medios siempre eran las caras visibles de la vida y los reconocidos en el arte o en la escritura.

Sábato le dio la mano a Videla y después fue Presidente de la Comisión de Derechos Humanos que hizo el Informe contra la dictadura militar argentina (que difícil explicar una reflexión que duró unos minutos como monólogo interior), entonces yo pensaba por una parte que Borges le dio la mano a Videla, pero que no se desdijo de nada, y no es reconocido por la gran masa y que quien lucho con las armas de la crítica y las armas reales como Walsh, no era reconocido tampoco por esa misma masa tan parecida a Sábato.

En definitiva Sábato fue el típico hombre que apoyaba algo y luego se arrepentía porque fue un ingenuo y los que le dieron loas pertenecen a la misma estirpe. Todos neofascistas ingenuos y arrepentidos. Mutua correspondencia.

Esto lo pensaba a propósito de Walsh y guardando las enormes distancias con él, con lo que yo siento y sentía en la soledad tan concurrida de la micro, que en este Chile las personas promueven y festejan a escritores que dicen poco o nada o juegan a ser efectistas o tienen posiciones dubitativas, casi sin convicción, y que a mi no me conocen ni me reconocen esos efectistas ni la masa que los promueve.

Bueno, en realidad luego entre Playa Ancha y la Plaza Echaurren, pensaba que ese mismo escenario, si así se puede llamar, era el de la política. En realidad Walsh y otros, no son reconocidos porque pertenecieron a la fatídica y malograda generación del 70, los revolucionarios, y no al establishment de izquierda, derecha o centro. Es decir los que perdimos más duramente, (a pesar de que yo soy de los '80 políticamente hablando, nunca pertenecí al establishment y si a la izquierda revolucionaria chilena). Entonces cayeron como naipes tanto los grandes y cotidianos hombres tales como Enríquez, Van Shouwen, Santucho, Sendic, y muchos otros, como también cayeron las expresiones culturales de esa superestructura política o sus coetáneos, Dalton, Santoro o Walsh. Los que sobrevivieron no son hoy más que dominados por ese establishment o se dieron vuelta la chaqueta.

Personalmente no soy más que un remedo de esa generación, pero si a contramano de los beneficiados de la izquierda. Pero puedo vivir con eso a pesar de que preferiría editar y publicar. Eso pensaba en la micro.

Libertad en la sangre por la sangre


Fesal Chain

Entonces y nada más
que en un minuto,
o en una breve hora
o en un día
no más allá de un día,
todo restallara
todo encegueciera
en fuego y deseo,
en brazos sin cuerpo
flotando entre el mar y el cielo,
en cabezas sin cuerpo
girando entre el mar y el cielo,
en pechos sin cuellos ni ojos
atravesando la masa de aire,
nuestra masa de aire
entre el mar y el cielo,
por la libertad
para la libertad
rechinando sus dientes
graciosa,
sobre aquellos muertos
sobre aquellos muertos.

18 may. 2011

Décimas por frustración

Trabajos de Violeta Parra


Fesal Chain


Se me acabó la palabra
no tengo paz ni paciencia
ni religión ni sapiencia
al ver la danza macabra
del hombre sin esperanza
y del pueblo sin la canción
anda el pobre sin su ración
y pena la triste raza
deambulando por las plazas
de la putrefacta nación.

17 may. 2011

Si escribes no morirás o el poeta como francotirador


Fesal Chain


El poeta
como
francotirador

***

El poeta
como
francotirador
no es sino
el poeta
como hijo
de la
tragedia
y su voz

***

Si el poeta
como
francotirador
no es sino
el poeta
como hijo
de la
tragedia
y su voz
entonces
todo francotirador
es un poeta

Cuando niño me dijeron


Fesal Chain

Cuando niño me dijeron
que debía amar a un prójimo
in
di
feren
ciado,
que el mundo
se podía transformar
para una libertad
segura
y fértil
me dijeron,
cuando niño
me contaron
tantas cosas buenas,
que era posible aplacar el sufrimiento
sin demasiado sufrimiento,
en el
in
ter
tanto
vi por cada calle
en cada esquina
libros quemados,
luego fueron
seres humanos quemados,
luego fueron
seres humanos degollados,
luego fueron
jóvenes explotando
arriba de una bicicleta,
luego parrillas y picanas
ratas y hombres ratas,
luego falsos enfrentamientos
y cuerpos desnudos acribillados
sobre la acera,
rodeados de hombres
escudriñando vaginas y penes muertos,
cuando niño me dijeron
pero yo vi sin que me contasen
el alma del hombre en su desierto,
hoy vecinos y vecinas
transeúntes y cajeros
soldados marinos
pintores
y estudiantes
marchando por los cerros,
profesores
narcotraficantes y usureros,
comerciantes
prostitutas
y borrachos,
obreros gerentes
vendedores funcionarios
y travestis
son los fascistas embozados,
que harán aullar el tiempo del mañana
que romperán el vidrio alado
la gaviota o la flor,
que mira el niño ciego
desde una ventana
amando a un perfumado prójimo
in
di
feren
ciado.