Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
La Patria Dibujada. El Niño Rodríguez

30 mar. 2014

Pepito Chicoma: EL AULLIDO DE LA DEMOCRACIA

Por Fesal Chain especial 


A Chicoma no lo conozco personalmente. Es como la relación entre Eandi y Neruda en la década del '20 del siglo pasado, Neruda sería Chicoma, y que no se me enoje, sobretodo porque hablo de su época profundamente descreída, bajo el manto de un calor húmedo, abandonado, oh abandonado, y siempre bebiendo profusamente alcohol a orillas del Rio Yangón. A ambos los separaba el mar tormentoso y entonces Eandi, su primer crítico, le escribe elogiando sus Veinte Poemas de Amor, y el poeta lejos de Chile le contesta con algunos textos de Residencia en la Tierra. Libro que ya había comenzado, como pocos saben en Puerto Saavedra, en una estadía obligatoria junto a su gran amigo Rubén Azócar.

Intuyo que Chicoma es del centro sur, de Concepción o chorero, y nunca he sabido su verdadero nombre y poco importa, tampoco su edad, pero debe andar por los veintitantos. La cuestión es que lo conozco virtualmente hace al menos 4 años. También intuí desde un comienzo que sus primeros trabajos serían su Crepusculario, y no me equivoqué. Sus ilustraciones son de otro planeta. Pero de este. Porque el autor tiene un fondo poético para ilustrar, una filosofía. Se ilustra a sí mismo y a los que son como él. No es, como decía Couve de los pintores, tonto, es decir que sólo ocupa una cierta técnica para hacer mímesis.

Es la reflexión poiética de la generación nueva. Porque no tiene pelos en la lengua, y a estas alturas más allá de los sueños, pesadillas, encantos y desencantos de mi propia generación, la de los '80, no bastan y más bien sobran intentos reconstructivos. Como dirían los siúticos del Mercurio, sobran modelos constructivistas. Chicoma deconstruye, como dirían también los siúticos post modernos.

Se para en las certidumbres que no son sino apariencias, y las borronea con miga de pan. En este sentido no es un dibujante y un ilustrador, es un desdibujante, un desilustrador, un anarquista doctrinario disparándole o poniéndole bombazos a los mitos de la historia. Sobre todo a los mitos fosilizados de la izquierda. Es como en el poema de Ginsberg, un aullador. Su serie de ilustraciones no son sino la sangre sudor y lágrimas de lo que no hemos logrado ser, pero que sí creemos que somos, lo que mostramos al mundo y a nosotros mísmos como verdades, y que no son más que nuestros "cuentos", como los de Pedro Urdemales.

Uno puede o no estar de acuerdo con la supuesta mirada política de Chicoma, y enredarse ahí. Pero yo creo que no la tiene en el sentido clásico del término. Porque su mano configura un más allá. Está al margen de la política. Como tantos artistas que bordean el objeto político por lo demás. Pues estar adentro y más encima levantando banderas ajenas se hace insoportable. Y esa insoportabilidad es la que plasma. La insoportable levedad que la propia sociedad devela sobre la política de las apariencias, la política de mercado, la política del mito sufriente y supuestamente forjador de futuro. No hay futuro para Chicoma, porque el pasado es levantado por el mundo de las izquierdas y también de las derechas, como un mero slogan.


Hacer un análisis en detalle de sus ilustraciones, no va al caso, pero me detengo en dos, que de cierta manera resumen lo que planteo en este breve artículo. La primera, que me parece excepcional, es el retrato de Pablo de Rokha. El autor toma una fotografía del poeta, la recrea y lo atraviesa con un disparo, lo que se ve es la sangre que explota de lado a lado y la mirada llena de saudade del vate. Para las generaciones del '60 al '80, la tragedia de De Rokha, de la Violeta Parra y de Allende, son fenómenos generadores de llanto y derrota, de cierta solemnidad penosa pública y privada, para el ilustrador no son motivo de sorna, sino que objetos fijados desde la mirada de los otros, de aquellos jóvenes fantasmas cansados, "choreados" como decimos en Chile, del eterno lamento.

Si bien el trabajo sobre Víctor Jara es de los primeros, y es un montaje simple, muestra el uso y el abuso social de la figura-imagen del cantautor, nos hemos llenado, atiborrado, repetido de Jara, pero a 41 años de su asesinato, ni siquiera hay culpables presos, y la Fundación que lleva su nombre y dirigida por su viuda Joan, no cuenta con ninguna subvención de nadie. De ningún partido político ni de ningún gobierno. Así, ni el gran artista de Chile, ni su mujer, ni su familia, ni la sociedad chilena entera, descansan en paz, pues a Jara lo han vendido los que siempre venden, y entonces nosotros, incluído él, meramente descansamos en pack.

Notable Chicoma, ustedes podrán ver sus trabajos más en extenso en este link Chicoma para llevar, y probablemente desarrollar más el ojo y la reflexión, los invito a la perplejidad.



Mi lugar en el mundo

Fesal Chain

Para M.T

Esa película "Atando cabos" (The Shipping News), es muy buena, y sobre todo porque no es tan buena, es decir tiene baches y eso es excelente porque los que quieren que no haya baches son los pequeños genocidas que llevamos dentro ¿no?; pero sigo, el tipo llega a un pueblo del mar del norte, el tipo era impresor, mas bien controlaba una rotativa y cuando llega al pueblo le ofrecen ser reportero y redactor, y todo porque era el pueblo de su familia (una especie de sí, encontré mi lugar en el mundo) y entonces aprende a ser reportero y redactor en un pueblo abandonado, helado, con viento implacable, donde lo que pasaba era aparentemente nada. Aparentemente nada. Claro, accidentes de auto con muertos (después del accidente), embarcaciones que llegaban y se iban (él escribe su primera noticia así, embarcaciones llegan, embarcaciones se van) y el dueño del periódico le dice: lo podría haber escrito yo, todo saben eso, te di mi confianza, no me traiciones. Y entonces el tipo va al embarcadero y ve una pareja y el dueño del yate le dice que la embarcación "podría haber sido de Hitler", en fin su primera noticia-reportaje, el barco de Hitler, triunfó. Su hija ve fantasmas y se adelanta a lo que sucederá. La que será su mujer le dice que la muerte de su ex esposo en realidad fue un crimen (no les cuento nada importante), y que ella lo había matado, pero que la comunidad no observó aquello, sino a una viuda sufriente con su hijo discapacitado, así que no se pudo ir y se quedó porque la aman. El debe escudriñar lo especial en una rutina que destruiría a cualquiera, su hija mira el mundo que nadie da cuenta, su mujer construye mundos desde tragedias y sombras que los demás construyen como buenos mundos. En realidad la película no tiene baches. Y a mi me gustaría ser el protagonista, o quizás lo soy y no lo he entendido aún. Pero tengo un editor que siempre deposita su confianza en mí, y me dice: escribe lo especial que los demás no ven ni pueden escribir, mira los fantasmas y lo que vendrá, construye aunque sea desde las sombras mundos buenos para otros, ya encontraré entonces la embarcación que pudo haber sido de Hitler. Y triunfaré. Pero, ¿que es el triunfo? Bien, mi lugar en el mundo.


29 mar. 2014

Esta era y es la vida: Santiago Nattino, Manuel Guerrero y Jose Manuel Parada




Ayer uno
A fines de marzo de 1985 yo tenía recién 18 años y había entrado a la carrera de Pedadogía en Castellano en la Universidad Católica de Valparaíso, vivía en una pensión y en mi pieza tenía un poster de una niña y una mariposa que decia Sublevación Nacional, y entonces el redoble de Cooperativa, la voz de Sergio Campos, Quilicura, fundo El Retiro, ustedes comprenderán, yo sólo tenía 18, sentí un escalofrío por toda mi espalda, calor en mi cara, exploté en llanto, escribí un poema que ya no tengo, al otro día decidí cambiar de rumbo, ya no me importaba demasiado si Rayuela, o si un verso, o si la Maga o Rocamadour. Entré a la sede de la Federación, con mi propia sublevación a cuestas.

Ayer dos
No soy realmente de los que se quedan en el pasado, para mi la vida siempre es presente de presentes, pues hay golpes en el recorrido de uno, que son, como dice Vallejo, como del odio de Dios. Me refiero a cuestiones personales, entonces si uno sobrevive a todo ello, mira y construye la vida como nacido de nuevo y no se queda atrás. Pero lo de José Manuel, Manuel y Santiago, a mi me quedó marcado como un timbre en el cerebro, y prefiero que sea así, que nunca olvide aquello, que nunca olvide esos tiempos también, austeros, simples, llanos, de camisas blancas, de bluyines, de zapatones, de juntarse en el patio de la casa a conversar un vino o un café. Siempre me recuerdo de un amigo que tenía grandes responsabilidades en la lucha contra la dictadura, enormes diría yo, secretamente enormes pero que a pesar de ello, siempre se daba el tiempo para conversar, reir, escuchar música, tenía la misma edad de José Manuel y de Manuel, los conocía, y además pertenecía al mismo partido, y yo era un adolescente aprendiendo valor y valores. De haber triunfados todos y especialmente con ellos, con esos hombres y mujeres de mirada diáfana y fina estampa, estaríamos comiendo hoy en la misma mesa, y no dudo, en el mismo patio interior del viejo barrio Matta, austeros, simples, llanos, de camisas blancas, de bluyines, de zapatones, conversando un vino o un café.... Ese pasado yo lo quisiera en este presente de presentes.





21 mar. 2014

Haciendo Radio


Fesal Chaín
especial para SITIOCERO http://sitiocero.net/2014/haciendo-radio/

Siempre quise hacer radio, de hecho a mis 16 años fui director de la emisora interna del colegio, que sólo era un pequeño reproductor de casetes y un micrófono, que se enchufaban a un amplificador al cual estaban conectadas varias bocinas a lo largo del patio principal. No recuerdo cuántos recreos teníamos, creo que eran tres, así que en la mañana tipo 10 transmitía diez minutos, luego cerca del mediodía unos diez más y finalmente a las 14 horas, unos quince minutos. Todas las noches debía preparar los casetes con las 6 o 7 canciones que iba a poner al día siguiente. Además junto a un compañero habilitamos una radio móvil, es decir los mismos equipos pero arriba de un carro de madera con bocina y con ruedas de carretilla. Entonces podíamos trasladarnos a los lugares más alejados donde por supuesto hubiese enchufes, y “cubrir” actividades deportivas o distintos tipos de eventos. Le decíamos el “Móvil de Cooperativa” ya que en aquellos tiempos campeaba muy fuertemente Sergio Campos y ese redoble noticioso que casi siempre anunciaba tragedias. También se me ocurrió como modo de renovación de la propuesta musical, pedir al aire que “las tribus urbanas” existentes llevaran sus casetes y en alguno de los bloques ponía la música que los distintos “públicos” deseaba. Fue un caos pues se hacían verdaderas aglomeraciones en la puerta de la radio, y la pelea de los estudiantes por imponer una u otra tendencia musical, y mi incapacidad de ponerles freno, terminó por abortar el experimento.

Fueron dos años de transmisiones con un casi valiente acto de mi parte. En esa época, en plena dictadura y antes de las protestas nacionales, un 10 de septiembre y en el recreo más concurrido, cuando entraban los padres o las madres a buscar a sus hijos de enseñanza básica, y estando todo el colegio fueras de las salas y oficinas, cantó Víctor Jara. No era menor, si consideran que una parte de los apoderados eran de derecha, y muchos de ellos con altos cargos en la Dictadura. De esta manera siempre llegaba el soplo de los momios al Ministerio del Interior, lo que “realmente” estaba pasando en el particular colegio rojo. En fin, esa experiencia me enseñó el poder de la radio, las enormes posibilidades no sólo de decir lo que uno piensa o poner la música que a uno le gusta, sino la de congregar personas en torno a ella y generar dinámicas participativas y a la vez educativas y de entretención, entra tantas otras posibilidades y potencialidades del medio.

En aquellos duros tiempos para Chile, tuve el privilegio de conocer a un maestro de la radio, que sin lugar a dudas junto a Raúl Matas ha sido el comunicador, productor de programas y de sellos más importante que ha tenido el país: Ricardo García. Para las generaciones actuales puede que este nombre nos les diga nada. Bueno fue co-creador del Festival de Viña, congregó y puso al aire a la totalidad de los músicos y cantautores del neo folclore, acuñando el nombre de la Nueva Canción Chilena: trabajó con Víctor Jara, Quilapayún, Inti Illimani, Patricio Manns, Ángel e Isabel Parra, entre tantos y tantas otras. Creó en Dictadura el Sello Alerce que dio un impulso aún más masivo a la Nueva Trova Cubana y sobre todo hizo extensivo el Canto Nuevo a los segmentos sociales que no iban a las peñas o al Café del Cerro. Con Ricardo conversé algunos meses, él supo leer profundamente mi interés por las comunicaciones y de un sopetón me regaló un libro completísimo de Los Beatles con imágenes y toda su historia, un casete de Jara, su primera antología en un sello después del golpe de estado, y una enorme, pero enorme cantidad de material auditivo de Salvador Allende, que muy asustado llevé en una mochila a la casa y que tenía que escuchar con fonos, de noche y a muy bajo volumen en mi Radio Aiwa. Fue una experiencia casi clandestina en una esquina de la pieza oscura.

Parafraseando a Ricardo Martínez en un artículo escrito para las Ultimas Noticias, el adelantado aporte de Ricardo García fue realizar una curatoría radial. Pues él nunca se consideró DJ, es decir sólo un programador y comentarista de hits, sino un productor radial de programas, capaz, por una parte, de elegir fina y libremente, entre centenares de temas, los que él creía que sus escuchas debían oír, es decir fue el primer hombre de radio que se planteó educar a la audiencia; y por otra, su selección musical era la elección del espíritu de la época, de lo que venía naciendo en las conversaciones cotidianas, y que no se escuchaba ni se veía a simple vista, aquello imperceptible, que poco a poco fue la savia nueva en la construcción de un país más humano.

Ya han pasado 31 años desde que fui director de la radio del colegio y 28 desde que me tomé el último café con Ricardo García, y si bien hoy no hago preferentemente radio en el dial AM o FM, conduzco un programa On Line: nuestro querido Vuelvo al Sur, que transmitimos desde Valparaíso, Cerro Playa Ancha gracias a la Radio Claves del Sur de Buenos Aires. Junto a Gonzalo Ilabaca el pintor, y Andrés Rojo periodista y escritor fantasma, como le gusta autodenominarse, nos juntamos todos los jueves en la noche para hablar relajados, de distintos temas de la cultura, de la política, de personajes históricos vivos o muertos y para realizar entrevistas a gestores y artistas.

Pero más allá del formato, mí apuesta, y que han acogido y enriquecido generosamente los panelistas, es lo mismo que sin pensarlo demasiado hice cuando muy joven: en primer lugar, decir sin resquemores y sin demasiada parafernalia, lo que uno piensa, luego invitar tanto a las audiencias como a los entrevistados a participar de un diálogo fraterno, cariñoso, creando un ambiente acogedor, como en la casa de uno. Y lo más importante, siguiendo sin falsa modestia, los pasos de quien considero mi verdadero maestro en el mundo de la radio, y en lo posible ampliando aquello que me enseñó y nos legó a todos Ricardo García: poner en un movimiento perpetuo distintas temáticas conversacionales y musicales, capaces de aunar voluntades y construir comunidad en el lenguaje y la cultura, en suma poner y compartir en el aire de todos, un modo de ver, construir y musicalizar el mundo que deseamos profundamente habitar.


19 mar. 2014

No me había enterado de la muerte de Ginsberg


Fesal Chain

De verdad no me había enterado
de la muerte de Allen Ginsberg,
quizás porque por allá por el año 1997
yo andaba de caballero
obligatorio por la vida
ustedes saben
una vida
ordenada
la auto impuesta camisa de fuerza
de la familia
la mujer
el niño al jardín
una vida relativamente tranquila
con trabajo como funcionario
público y esas cosas
que nada tienen de malo
por supuesto
pero cuando uno anda relativamente
ordenado
no se entera de la muerte
de personas como Ginsberg
de hecho hoy pensé que estaba vivo
y comencé a buscar en qué andaría
qué estaría haciendo
qué habría escrito en este último tiempo,
pero me metí en un sitio de Kerouac
y me enteré por una biografía rasca
que Ginsberg había muerto
hace ya 16 años
todavía me acuerdo
cuando leíamos Oh Maestro
en la pieza de madera
de nuestro Dean Moriarty
con su mujer y la mía
aún no existía eso
de la marihuana prensada
ni el ron cubano
sino el pisco chileno
o el vino blanco en botellas de 3 litros
con mango y todo
y unas ramas largas
secándose en el closet
y la ducha de nuestro Moriarty
era eléctrica y a alcohol
una verdadera trampa mortal
así que mejor era bañarse
con agua helada
lo que no se los encargo
en el invierno de Santiago de 1986
en un viejo baño de linóleo
de una casa de dos pisos
que ya no existe
en la calle Loreto
así terminada la noche
de lecturas reales y vidas reales
no como ahora
en que cada pendejo cree
que porque lee a Bukowsky
es un marginal o qué se yo
un puto héroe anarquista
o un escritor que sufre
como les digo
así terminada la noche
y llegada la madrugada
después de la ducha fría entre cuatro
para ahorrar agua
y para pasarlo harto mejor
de lo que lo han pasado ustedes
en su supuesta marcha caótica
rebeldes de pacotilla
así terminada la noche
un café de grano
otro y otro más
cigarros sin filtro
baratos
gracias al dios contrabando
un beso a la mujer del gato
transparente ella
como dama de la corte
otro a mi mujer
que seguramente ya no es la niña
de ayer sino la burguesita de hoy
y otro a nuestro Dean
que dicen que murió atropellado por un camión
en la Panamericana
cuestión que pongo en duda
pues lo vi caminando
por Morandé hace unos 5 años
rezando un mantra
bueno después de los besos
en cueros y con el libro de Lira en la mano
los bluyines,
una polera
un chaleco
los bototos
y a la calle
a resistir
contra la dictadura
y no precisamente con una rosa
o con un ruego al cielo
como los izquierdistas
de la mente
que plagan como plagas
las páginas de Chile
arrepentidos
de lo que nunca hicieron,
incapaces de recordar como yo
mi pequeño
y verdadero
On the Road.


Cabezas Paralelas

Cabezas

Fesal Chain

Vuestras
putas cabezas paralelas
siempre escuchando
vuestros
propios lamentos
y alegrias
y nunca a nadie
las puse en un florero
en forma de cuerpo humano.


Lobos

Fesal Chain

Ahora algunos lobos
aúllan desde las rocas:
"no vaya a ser que la vida
no sea sólo como queramos
fiel reflejo luminoso
de nuestras mentes ocurrentes ,
qué cerebros más refulgentes
paseamos por el planeta
ni siquiera necesitamos
linternas o un par de velas,
apuntamos con toda mollera
al tunel de muerte negra
resucitando a los héroes
de mármol y lentejuelas,
ellos si valen la pena
no las gentes de a de veras
que se comen los mocos
y apenas si que piensan,
no son de nuestra estatura
rebelde gallarda y belicosa
que avanza sobre adversarios
el cosmos y cada cosa,
desde Cordillera a Mar
desde el desierto a la tierra hueca
y a veces también desde afuera
vamos transformando el mundo
con energía cortical,
pues radicalmente juzgamos
con inteligente certeza
debilidades y errores
de los que se sientan a la mesa,
que ya vendrán nuevos tiempos
cuando el entorno se muestre
como el orden de nuestras neuronas,
y la humanidad completa
se convierta en una sola"


Chiporrito diputado


Fesal Chain

Oiga chiporrito ahora parlamentario
que le hace el agua al pescao
si el pueblo se emperifolla?,
antes de meterse al sobre
lustre bien los catimba,
por la mañana temprano
lávese la carita,
flor de Flaño en cogote
limón en chasca rebelde,
la más barata chaqueta
y su tremenda corvina,
sino tiene tocomocho
enfílesela en dos piernas
derechito pa la asamblea,
que le hace el agua al pescao
si el pueblo tambien se ternea?

12 mar. 2014

Pupila de Aguila

Fesal Chain

Te sonríes
más bien ríes por los demás
estas alegre, eso es, alegre
por ellos
por ellas
pero invisible
no importa
los hombres y mujeres son así
¿donde hay algo para negar?
se preguntan
pero tú estás feliz
y es sin escarnio
ni sorna
ahi van
bártulos
escafandras sacos de papas
cebollas en escabeche
ahi van
ahí van
por allá
qué se le va hacer
naciste en el privilegio
de la pupila a través
travieso iris
pero invisible
fuiste siempre un fantasma
para tu humanidad de feria libre
para tu humanidad de flores y banderas
para tu humanidad nueva
sin tí.

)

Antiguos Amores

Fesal Chain

Tienes antiguos amores
luces color castañas
manzanas chancheras
pelota cubierta
de grasa de cordero
tienes un bote
al centro del lago
y piedrecitas como tagüas
un tarro con palo atravesado
y su hilo de pesca
un jockey
como el de tu papá
tienes antiguas pupilas
antiguas lloviznas
antiguas lágrimas de sal
te emocionas fácilmente
con símbolos y nombres
con recuerdos que piensas serán futuro
tienes antiguos amores
y sabes que está bien
que el cinismo de los otros
sería un infierno para ti
que prefieres
tu cielo
tu beso
tu paseo
tu mano
tu sonrisa
aunque los demás se burlen
y te digan viejo loco
para que luego en cuarto oscuro
escondidos de su propia sombra
limen sin descanso
la punta rugosa
del trompo cucarro.

)

5 mar. 2014

Poemas al Lote

Juanjo Rivas


Donde se fueron todas las flores

Tenía 15 años y escribí mi primer artículo
se llamaba donde se fueron todas las flores
como la había cantado Joan Baez hace sólo 15 años
y habían pasado 7 desde el golpe,
un artículo público, si, oh mi dios
vuestro dios
o vuestro lo que mierda fuera
la cuestión es que salí del colegio
caminando tarde
como siempre
(no me gustaba llegar a la casa a esa edad)
y entonces un señor de lentes negros
me tomó de un brazo
y otro señor de
iguales lentes negros
me tomo del otro brazo
y así salí en vilo
por un pasillo techado
(pocos supieron de esto)
pero oh tu dios oh mi dios
o lo que mierda fuera
ahí estaban dos profesores
que les dijeron a los bárbaros en cuestión
que mejor se los llevaban a ellos
y no a mí
que yo era menor de edad y blá blá blá
bueno así me salvé de la CNI la primera vez.


7 Vidas

De la CNI me salvé 7 veces
la primera
como ya les conté en el poema
copión de Joan Baez
"Donde se fueron todas las flores",
la segunda cuando escribí algo así como
General.
mente
los perros
deambulan
hasta tarde
un poema críptico contra el Perro,
la tercera cuando dimos Missing
ambas veces
los mismo profesores se fueron con los esbirros
en vez de nosotros,
la cuarta
cuando el de poncho y pelo largo
que cuidaba la casa de Gordon,
(ese general que según él no mataba ni pajaritos)
me puso el fusil ametralladora entre las costillas
y me gritaba acompáñame (ahí unos amigos le dijeron
ya po tranquilo si es un cabrito no más, -se la comió-
y yo en realidad era un cabrito no más ),
la quinta cuando dos mujeres
me sacaron de entre medio de una ronda
de los mismos esbirros, así a forcejeos
y me puse a correr como fuera
aún cuando el riñón sangraba
y la cabeza daba vueltas como carrusel
a fuerza de lumazos,
la sexta escondido en un baño
mientras los perlas revisaban una imprenta
flor de sudadera,
la séptima y última
por no ir a la reunión de célula
(parafraseando a Dalton)
no acompañé a la micro
al último asesinado de la dictadura
(aunque no lo crean
casi casi siempre
la tomábamos en el mismo lugar,
juntos).
En fin, así fue,
como un gato
como un gato
y ya no me quedan más vidas.


Charreteras

Tengo más charreteras que tú
más medallas simbólicas que tú
mas heridas que tú,
menos charreteras
menos medallas simbólicas
y menos heridas
que muchos otros y otras,
pero tengo
así que más respeto
¡¡ querímo rispeto
querímo rispeto
querímo rispeto !!


Certidumbres

Es cierto
sobreviví a las dictaduras
el problema es que de un modo u otro
las dictaduras también me sobrevivieron.


Coincidencias

Miren qué coincidencia
a mí se me ocurrió lo mismo
y con las mismas palabras
claro que 45 años después:
"Ojalá que el deseo se vaya tras de ti,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores".


Piropo

La única que me dice que me parezco
(físicamente) a Lennon
es mi hija,
y ahora que por diversas consideraciones
que no voy a contar
en este poema
ya no hablamos mucho,
nadie me dice semejante piropo
(aunque para los muchos y muchas
de moda los piropos deberían estar prohibidos
y por lo tanto este poema)
bueno es de esperar no morir
de un balazo en la cabeza
a la entrada de autos de la casa.


Micanor

Todos creen que sólo Micanor
puede contar chistes en un poema
menos él,
para Micanor
sus poemas no son chistes
y piensa que
los que se ríen mucho de su poemas,
no entienden que no son chistes.


Sensibilidades

Bueno ahora que
se sensibilizaron con el sufrimiento
de lado izquierdo de mi cuerpo
piensen en lo que dijo Joan Baez
en su última entrevista:
"que la tortura se siente igual
si viene de la derecha o de la izquierda"
y de cómo la defendió
la Mercedes Sosa frente
a las masas furibundas y odiosas
diciéndoles
“Ustedes no saben con quién están hablando".


AK

Así que eres
muy frontal no?
muy "acá te las traigo piter"
muy valiente
arrojado
tus palabras son balas no?
y dime, pero siéntate,
te temblaría la mano
con una Kaláshnikov?
porque lo que es a mí sí,
la mano, el brazo
y me dolería el hombro
justamente con eso que le llaman
empuje del retroceso del hombro del tirador,
pero más me temblaría el alma
tu crees en el alma?
no te pares, siéntate, conversemos,
como te digo, más me temblaría
el alma
de ver alguien
al frente
temblando como yo.


Diálogo en la micro

-oye y porque no les creí huón?
-noo po' si defienden una custión' pa' un lao y no pal otro po'
-pero si vo' sai' que la gente es así po' huón'
-tá ien' pero ya me cansé de los hueones po', o sea la del embúo' la hueaita ancha pa' ellos y la angosta pal' otro po'
-pero si vo' saí' que la gallá' es así po' huón' no seai' intransingenten
-noo si no es ser intransigenten huón', es como te platico?, aer' p',ta que no te vendan la pomá' po' huón'
-eso sí ah, ta güeno que le dejen de vender la pomá' a uno po' huón', o sea si a las finales somos too' iguales po'
-eso ti istoy' diciendo po', que defienden una custión' pa' su lao', pero no pal' otro po' y que toos' a las finales comimo' cagamo' y culiamo' po'
-ahh yaaaa, siii, la pura verdá huón, la pura huón
-sii po' huón', que la corten po' shhh.



3 mar. 2014

Bárbaro el mundo

Fesal Chain

Si bárbaro
el mundo
yo
yo bailo
si masas histéricas
yo bailo
si rugientes gargantas
yo bailo
ronda de vida
ronda de risa
ronda de la belleza
festiva y culta
popular ronda




Versos

Fesal Chain

Ah la igualdad
retorcida en libertad encerrada
en pieza trémula húmeda
que no oscura
como huesera en tumba
pues no muere,
ay entonces la flor fragante
y la miel de los ojos
el colmillo acerado y la nuca
desnuda de prejuicios flota
sólo flota
en los que ayer temblábamos
cual adolescentes tiernas
en cama de rayos con aullido,
pues hoy no queda sino
la pena solitaria pena
la lágrima pendiendo,

que ya otros los otros
que ya otros los otros
administran ordenan
en papeles y timbres
sueño en mueca.



La banalidad del mal



Fesal Chain

La banalidad del mal
de Adolf Eichmann
era ser funcionario.


Por la mañana

Fesal Chain

Te levantas por la mañana
a fronte praecipitium a tergo lupi
pero te levantas
un café por la mañana
a fronte praecipitium a tergo lupi
pero el café humea
y ya sabes lo que te espera
ay de lo que te espera
de aquellos que escriben
con mano de siervo.