Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
Walt Whitman

4 dic. 2016

Llueve



"Llueve
se desmoronan las paredes de mi casa
el mundo buitre viene y se posa en mi espalda
con su anti vida
su anti amor
su anti palabra"
Noel Nicola.


Fesal Chain

¿Cuánto dinero se mueve alrededor
de las cabezas?
¿cuánto, dime?,
¿cuántas cámaras se mueven
alrededor de tus pupilas?,
el judío internacional te besa
los labios secos
tu alma arrugada
danzando desde 1978
sobre los cuerpos mutilados
y abrazando a la hiena
en opíparas comidas,
el judío aterriza
con sus garras sobre tu nuca
de tonto útil
con su anti vida
su anti amor
su anti palabra
y no lo sabes.




3 dic. 2016

Canción de hace 45 años

Fesal Chain

Mi mirada de niño
en aquellas viejas fotografías
era melancólica
y en el pick up siempre sonaba Favio:
"era como la primavera
su anochecido pelo
su voz dormida,el beso",
yo siempre miraba a través
de un largo ventanal
de persianas americanas
el lago bravío como mar
un cielo brillante
una tierra mojada
y la pasión de los elementos
flotaba en mí como una hoja de hierba
sobre las pozas de aquí, de allá,
a veces bajo el sonido del crepitar de los leños
mi mano apretaba un oso de felpa
y la de mi padre alegre
¿por qué se fue la vida natural,
por qué me quitaron mi alma
por qué me robaron mis pupilas
por qué?,
luego no estuve enfermo en Veracruz
pero si recordando la música del viejo tocadiscos
"hoy corté una flor
esperando a mi amor
presurosa la gente pasaba, corría"
mientras bajaba con mi madre
y llovían peces tornasol
sobre la única calle del pueblo
¿por qué se fue la vida natural
por qué me quitaron mi alma
por qué me robaron mis pupilas
por qué?,
y la música, la música, la música
metida en la piel
"una cámara de coches
el mejor barquito mio y flotador"
sobre el lago bravío como mar
bajo el cielo brillante
y la pasión de mi padre y de mi madre
en la orilla
flotando en mí alma
como una hoja de hierba
sobre las pozas del sur.

2 dic. 2016

Poema desde Noel


Fesal Chain

Por las tardes nos enredaremos en historias
tristes o sin importancia
nadie entenderá nada, a decir verdad
de cuanta sangre o noche o luz
se estanca o explota en nuestras arterias
¡pero qué va !
sino escuchan ni sus propias venas,
pero por las tardes
yo te iré a ver
para conversar
mientras corre el dinero por la veredas
entre habladurías absurdas que se arrastran
como gusanos,
yo te iré a ver
para escudriñar
en estas historias casi paralelas
entonces todo será silencio alrededor
los árboles hablarán entre ellos
las hojas susurrarán
al calor de las palabras,
y a mi y a ti nos dará igual
que reinen las convenciones
o los miedos
en esas inolvidables tardes
donde yo
te iré a ver
por siempre.

1 dic. 2016

En el éter

Fesal Chain

En el éter que distancia
y une las partículas mas breves
en aquel aire más puro de las montañas
mi boca flota
sin tocarlas
y no chocan en mí
pues soy una de ellas
boca dulce de fuego
"y si acaso no brillara el sol"
pues lo enciendo
con chasquido eléctrico de mi lengua
y así sin más, en el aire lechoso de la tarde
estático pero veloz
regocijo el juguete de mi niño
a través de tus ojos tristes
pero llenos de la pequeña sanguínea
lo elevo como esfera sin retorno
es que así es la vida
de los benditos por la no muerte
de los que han sembrado
semillas fulgurantes
en la mano de greda
del dios que esta en todas las cosas.

Muchas mañanas así

Fesal Chain

Muchas mañanas así
prefiero las luces apagadas
para mantener mi alma dormida
para dejar que mi alma sueñe despierta
y nada es para siempre
la gente dirá muchas cosas
pero nunca me han importado ni las cosas
ni la gente
en los destellos o en la penumbra de mi amor
como diría Rafael qué sabe nadie
¿qué hora es?
la hora de salir al mundo
después de medio siglo
con las maletas que tantos tristes olvidan
en el ánden abandonado de la vida
honestas maletas de viejo cuero
honestas alforjas de nuevo olor
transparente ropa sincera
junto al ángel dorado
jefe fantástico de los ejércitos celestes
volando alrededor de nuestros corazones
porque aunque escuchemos lo peor
nunca "vamos a dejar
que este amor se nos vaya".

30 nov. 2016

Hoy limpié la casa

Fesal Chain

Hoy limpié la casa
tomé la escoba y busqué
en cada una de su esquinas
esas arañas multiformes
raras abisales
también preparé café
y compré esos cigarros
que tanto te gustaban
por estos día murió Fidel
y las gentes discuten
sobre un cadáver
porque las gentes
discuten de cualquier cosa
pues no se escudriñan el alma
en la radio hay una música estridente
que habla del amor como si fuese
un producto para lavar la ropa
hoy limpié la casa
y sacudí unos libros
que no leeré
y guardé un jabón de lavanda
entre mi ropa
pero se me olvidaba
que eres un fantasma
un eco sin retorno
el filin ronco de un disco
en donde la aguja se salta
y picotea
mientras los perros se persiguen
la cola en un círculo interminable
sabiendo que no llegarás
bueno
al menos la casa quedó brillante
y la basura del afuera
no se acumula
en los rincones secretos.

29 nov. 2016

Historia del que no es cazador

Fesal Chain

Levantado de madrugada
aquel 2000 en que se acababa el mundo
dolorosos años anteriores
pero con destellos de un amor violento
levantado entre las sábanas del 2000
entre torres ardiendo
pero no sabes cómo fue todo
ninguno de ustedes lo sabe
pérdidas
lágrimas
vómito estelar de angustias con arena
pero levantado como San Juan de la Cruz
para no parar
ahora,
un destello del alma
belleza de tenues gestos
fósforos miles
artificios de pólvora galáctica
en el hueco del pecho
Nos
una flor de nácar inexistente
para los mortales ciegos
ElElla
ahora,
levantado mirando a la Descalza
EllaEL
ahora,
caminando en tu mente
en tus venas
como la casualidad de los días
enterrando el ayer
las lágrimas y las arcadas
en la fosa llena de agua
del mundo
ahora,
sin cálculos no nací para contador
sino para Pitágoras
matemático puro de tu ardor
de tu esperanza en carcajada
vamos, anda
fundemos en el desierto de las tardes
millones de castillos de piedras
rodeados de madreselvas
y jazmín,
para levitar en cuerpo y alma
simultáneos
de una buena vez.

28 nov. 2016

Tambores

Fesal Chain

En los tambores
del desierto seco
por donde mi abuelo había pasado
montado en un elefante de colores
hace más de un siglo
encontré al otro Fesal
nervudo tocando el cielo
como una liana negra
como un tronco de ébano
lustrado por la arena y el viento
él me dijo cantando que ella estaba
entre aquel grupo de mujeres
que reían bajo el sol
que ella esperaba mi danza
o la de él
que era la misma
que soñaba mis dientes como marfil
y mi boca como manantial
donde beben las bestias y los pájaros
que pedía con sus ojos caídos
oteando el horizonte sin montañas
que mis brazos la rodearan como alas
y mi movimiento sinuoso de pelvis y de pecho
como fiesta inaugural de nuestros días
que esperaba al guerrero elegido por su sueño
como observaba el reflejo
de la luz de estrellas
en el acuario floreado del palacio de ramas
y de barro
que me esperaba
hace exactas veintisiete lunas
sentada noche tras noche
alrededor del fuego de la tribu
que iluminaba fragoroso
sus pies de nácar
y su rostro herido
por la rama de un brujo cruel
y ciego.

27 nov. 2016

Tres amigos

Fesal Chain

A Gonzalo, Mauricio y Francisco con amor

Tengo tres amigos
pero son uno,
ahh el espíritu existe
como una gran esfera roja,
los tengo pero no los poseo
aquí caminan junto al inmigrante eterno
al hierofante de ropa arrugada,
tengo tres amigos que me exaltan
y me calman como agua de manantial,
uno pinta la única flor perfumada
de la mujer que en cuclillas habita su pecho,
el otro acaricia el aire y las verduras
escuchando el trino del pájaro dorado
de un jardín quieto y sin tiempo,
y el último, ahh el último
ese amigo insufla con su aliento y su silencio
el espacio que media
entre él y aquel que nada engendra
y que no ha sido engendrado,
todos hablan en lenguas arquetípicas
que solo ellos y yo comprendemos,
tengo tres amigos
los tengo pero no los poseo,
aquí caminan
junto al inmigrante eterno.




Y no busques

Fesal Chain
A Francisco

Y no busques
encuentra,
cuando aparece
es una luz ovalada
fugaz
que te ciega,
para ver
a través.


Fidel


Fesal Chain

Nariz exacta
barba como madreselvas en flor
o enredaderas carnívoras
manos nerviosas cual libélulas ebrias
convencimiento esencial
lenguaje atiborrado de maldiciones
o poemas
pájaro de acero inoxidable
"velocidad sin freno elemental energía"
caribeño tornado de párpados
siempre abiertos
erguido de madrugada a madrugada
como un mortal dios pulsante
martillando la tierra y el mar
destruyendo y construyendo el mundo
implacable Saturno sudoroso
emblema de un tiempo ido.

Animales de la cuadra

Fesal Chain

Los animales de la cuadra
brillan con la luz de un día de ocio
preguntándome sobre mi vida
y con los rayos golpeando sus espaldas
me muestran sombreros y zapatos
de un camino inexistente
yo
voy retrocediendo
a la casa del sol naciente
pues no tengo zapatos ni sombrero
y el sol de este día sin recuerdos
me lo guardo en el pecho
como una circunferencia de cristal
mientras la flor del viento y nácar
regada con leche de galaxias
escudriña su jardín de ojos caídos
eligiendo pétalos brillantes para mí.

25 nov. 2016

Un poema antes de vender para escribir


Fesal Chain

Un poema
¿te acuerdas?
sí, en mi pequeña pieza
de los 12 años
esa que servía para todo
pero que en los atardeceres
de la vieja dictadura,
era el refugio de Robinson Crusoe
la cueva de Alí Babá
el Tigre al acecho
de las Mil y una Noches
la radio a pilas con la voz
de aquellos que renacían muriendo
o una canción de Serrat
para inventarme un amor imposible
¿te acuerdas Fesal?
sí ahora un poema antes de vender
para poder escribir
y salir a a estas calles de siempre
a estas calles con la chilenidad a cuestas
con la lágrima a flor de piel
con la risa a flor de labios
con la mirada a flor de cielo
con los pies a flor de tierra
con los brazos como hélices
recogiendo la energía de todo pueblo
y llevándomela al bajo vientre
sí ahora un poema antes de salir al mundo
para vocear mercancías
como el trovador de tus mañanas
como el jardinero de tus noches
como el mago de tus penas y desdichas
como el arquitecto elemental de tu alegría.


Todo me lo has dado


Fesal Chain

Todo me lo has dado
poesía, todo
y sin ti no sería más
sin ti sólo cenizas
ojos pegados
laberinto y noche
mono agazapado
y temblando,
sin ti
pecho vacío
lengua atada
mañana sin vuelo
todo me lo has dado,
por ti soy árbol
no arbusto
no brizna
sino viento huracanado
no muerte
no muerte
no muerte
por ti
corazón alado.

24 nov. 2016

Misterio

Palabras
colores
sonidos
para bajar al mar
a sus recónditos lugares
a sus tesoros que se esconden,
ser el buzo del ayer
respirando por una manguera
que brille en las tinieblas
de las fosas abisales,
susurros de labios entreabiertos
roce de mis dedos
respiración en calma
para flotar en el espacio intergaláctico
empujado por el viento estelar y sus fotones,
inocular el centro del centro del misterio
para vivir.






23 nov. 2016

Salvajes criaturas

Fesal Chain

Recuerdo cuando leía
en ese viejo libro de Pushkin, casi ajado
el único poema que derretido chorreaba la página:
"en las zozobras de la ruidosa vanidad,
resonaba la ternura de tu voz
y el sueño, tus delicados rasgos me mostraba",
pues el cuerpo mortal, perecedero
frente a la luz ovalada del misterio inaugural
se deshace al viento, no es más que arenilla
huesos que vuelan leves
como la corteza desprendida del abedul,
ah, como recuerdo cuando leía a Pushkin
mientras el viento sin freno ni resistencias
soplaba a través de tu corazón
hundiéndose en el mío
como si fuésemos salvajes criaturas.

La vida en emboscada

Fesal Chain

La vida en emboscada
es sencillamente ella entera
vas caminando por el sendero
y entonces agazapada
está ahí resoplando
das vuelta la curva
y la vida cae sobre ti
como un animal salvaje
como un animal que juega
como un animal que te atrapa
apretándote el pecho
si quieres sacártelo de encima
este se agarra con dientes y uñas
te gruñe
te saliva
te besa
y te muestra los ojos rojos
en la reyerta caes a tierra
te levantas de un salto
corres o descansas
con la vida misma pegada a tu piel
abrazándote sin pausa.

La serpiente y el arcoiris

Fesal Chain

Subsumida en los tiempos
de la serpiente y del arco iris
leyenda de tus pasos
reflejan tus ojos
el cansancio de la tarde
pero también la tarde es vuelo de gaviotas
palomas en busca de alimento
caminatas al mar
ojos al cielo bajo la nube que viaja
murmullos del alma
conversación infinita
tenue alegría
ventolera y techos
ventolera y techos.

22 nov. 2016

Nada es del tiempo

Fesal Chain

Nada es del tiempo
ni del afuera cual el mundo
sino el que camina
aquí en mis piernas
siendo vorágine
tumultuosa
remolino y viento
y no pediré perdón
por ser
nadie está en mi crin
ni en mis bufidos
pero tampoco serán pasto
o agua de mi huerto
pues nada es del tiempo
ni del afuera cual el mundo
o carrera atropellada
del amor de otros
sino corazón propio
bombeando en sudor
galopando enhiesto.


Conversación con el Viejo Bob

Fesal Chain

Tú me contabas
que entre el final de la puesta de sol
y el romper de la medianoche
tañían estallando con estruendo
majestuosas campanas de rayos
y yo acá al fin del mundo
esperando que el horno termine
con el pan
recuerdo
cuando sobre una meseta de hormigón
mi brazo se extendía hacia el horizonte
con una botella de fuego
como cuando tú y tus amigos
veían los destellos por los guerreros
cuya fuerza no es para luchar
y me contabas al calor del fogón
que en tu ciudad
los muros se estrechaban
yo te digo hoy
que en mis tiempos de difícil juventud
también las mismas campanas del relámpago.
tañían por el desafortunado
y que en ese ayer de ayeres
yo también como hoy, estaba proscrito
entonces esta tarde entré a las mismas salas
donde tuve esperanzas y observé a la juventud
en cubículos
con fonos
con smartphones
con tablets
cada cual conversando con la pantalla líquida
y me pregunté ardoroso
si había valido la pena
el sentarme en el suelo a leer
entre mis amigos
los versos de Brecht en medio de la humareda
de los gases lacrimógenos
y los alaridos de las mujeres y niños
como tú lo hiciste antes
antes de mí mucho antes
de mi y de cualquiera
con tu cielo chasqueando poemas
en desnuda pregunta
pero no hay respuesta
siempre lo he sabido
como tú lo supiste antes
mucho antes
que nuestra búsqueda es muda
y camino para amantes corazones solitarios
con su historia muy personal
y que pese a todo y a nada, acá continuamos
¿es esa alguna paz para nuestra angustia?
no lo sé
pero seguimos viejo amigo,
proseguimos en andrajos seguimos
ingenuos y sonriendo
contemplando con ojos de niño
los repiques de la libertad llameando.





21 nov. 2016

No son estos los mejores tiempos

Fesal Chain

No son estos los mejores tiempos
y aquel que no quiera entender
pues que no entienda
no son mejores que hace cincuenta y seis años
vamos para atrás
y aquella que no quiera entender
pues que no entienda
y no te lo dice una voz joven
o aplaudida en miles de escenarios
entonces no escuchas
se nos viene la larga noche
no es muy difícil comprenderlo
los tiempos retroceden cual muertos
entran al ataúd y luego a la fosa
y no hay princesas ni viento norte o sur
te lo digo no son los mejores
no te engañes con falsos profetas
con voces grandilocuentes
con líderes vociferantes
sobre grandes cajones de madera
con largos micrófonos y gestos
pues la noche de los muertos vivientes
ya ha comenzado
escucha al tipo del kiosco
que pide a los militares
en la calle
para detener a los vampiros
armados con cuchillos y dientes de acero
escucha a la mujer del restaurante
que aulla por ver patadas en el cráneo
y al comerciante de libros paranoico
con un fierro en la mano
y un perro de presa en su jardín
en vez de un texto
mira al gigante del norte
rubio engalanado
agarrándole las tetas a la democracia
culeándose a sus compatriotas
en nombre de la supremacía
en nombre de la segregación
en nombre del padre
ya sabes te lo advertí
se vienen los peores tiempos para ti
los tiempos del iletrado y del odioso
del pobre clasemediero y arribista
de la rabia en bandolera
no hagas oídos sordos
yo te lo estoy diciendo
no digas que no te lo advertí
que la lluvia ácida golpeará tus paredes
y derretirá tus flores
hará una masa amorfa de tus hijos
y de tus hijas
todo se revolverá en la licuadora de sangre y hiel
todo se hará guerra
donde silabarán los halcones y las hienas
sobre tu mujer sin vestidos ni labios
todo será distinto y así
hasta que tu cuerpo vuelva a caminar
como ayer.

Georgia on my mind

Fesal Chain

Un viejo y dulce poema
mientras escucho al ciego cantar,
la luz de la luna llena a través de los árboles
una voz ronca
acariciando el aire del comedor
y a las ventanas ovaladas
reflejando viento,
un camino no demasiado largo ni escarpado
sólo un camino de arcilla
y el mar al fondo turbulento
de espuma blanca
que me lleva a tu fantasma,
mientras escucho en la penumbra
Georgia on my mind.


20 nov. 2016

Deer Hunter

Fesal Chain

Podría hablar de ti
y cuanto
mucho de ti cazador de ciervos
o de Meryl Streep
de Robert de Niro
de Christopher Walken
y qué más da eso
qué más da
o de mí
del por qué jamás supe de tu muerte
y ahora que la sé
es como si estuvieses exhalando
el último aliento en mi propia casa
pero qué más da todo eso
o podría hablar de Cavatina
aunque sobre todo de ésta mesa de pool
cuando cantábamos Can’t take my eyes off of you
a lo mejor es lo único que importa
sí, lo único que de verdad importa
la exaltación fina y tan íntima
del periplo enorme de nuestra amistad
como sangre y llanto
como risa y fiesta
como lealtad indestructible
querido cazador de siervos
extraño para los mediocres de siempre
entrañable para los que reíamos
en aquel bar
querido Michael Cimino.



Otra ay que voz será

Fesal Chain

La cosa es que
esa canción de Redolés
"Ay que voz será"
uno la escucha y dice
puta, como no la escribí yo antes
pero no en el sentido
de la oportunidad, no
sino en el específico y único sentido
de que da la sensación
de estar adentro de uno
desde siempre,
sería un poco aburrido
parafrasear su letra
o directamente repetirla
pero díganme que
no han tenido nunca en sus cuerpos
eso de: " o tal vez mis tardes blancas,
se me llenen de otras tardes,
en tus labios islas nuevas
inocentes de naufragios",
a ver atrévanse a decirlo
que jamás han tenido en su interior
aquello,
atrévanse pues.


Tradición Oral

Fesal Chain

La tradición oral
es harto complicada
como cuando Vicente Aleixandre
premio nobel de literatura de 1933
y muerto en 1984,
dijo que mi poesía de los diecisiete años
le parecía más que promisoria
pero el problema es que sólo lo dijo
no lo dejo escrito ni nada,
más encima no me lo dijo a mí
sino a otro escritor chileno
que ya no se acuerda ni de su nombre
quien a su vez me lo dijo a mí,
entonces nadie me cree.


19 nov. 2016

La casa de Avenida Matta

Fesal Chain

En la casa de Avenida Matta
en aquel segundo piso eterno
del ventanal como tren en marcha
escuchaba a Redolés
y golpeaba con pena y pena
las teclas de la máquina
haciendo girar lentamente el rodillo
esperando tu llegada desde el futuro,
no era Kerouac, pero casi
no era Burroughs, pero casi
no era Neal Cassady, pero cassidi,
la estufa no calentaba ni los pies
y las chauchas eran Hilton y algo de café
así era todo, siendo la nada
así era la nada, desde mi pletórico todo,
escuchando
"quizás esta ola nunca llegue a tus playas
y yo océano
me muera de mis patrias
de mis rabias",
mientras tecleaba pena y pena
pensando que sí
que vendrías
cual vestido flotando secándose al sol
en las cuerdecitas del techo.





Tú, mi bandera

Fesal Chain

Pintaba la bandera
con un esmalte de casa
más no me importaba mucho
la dichosa bandera
yo sólo pintaba
porque estabas tú, ahí
mirándome
y entre los árboles viejos
que se caían y la plaza abandonada
se juntaban las miradas
primero la tuya con la mía
luego las de los vecinos
sobre nosotros
por la tarde la bandera estaba lista
y al otro día cayendo el sol
los mismos vecinos
comenzaron a seguirme
y ahí iba yo con la bandera
al inicio de una enorme marcha
por Vicuña Mackenna
sin ver a nadie
ni darme cuenta de que dirigía
a la muchedumbre ansiosa
de libertad y vida
sólo recordaba cuando tus ojos
se posaban sobre mí
pintando la dichosa bandera
que no me importaba tanto.

18 nov. 2016

El clóset de tu secreto a voces

Fesal Chain

Hijos e hijas de la violencia
padres y madres de la violencia
por ello ahora los que enarbolan palos o aullidos
son público poder y cotidiano
con su manto de aparente anonimato,
pero tienen nombres en mayúscula
ennegrecidos signos de la muerte
cuando tu propio nombre
se graba en el cielo del pasado,
por ello los que ladran y muestran sus colmillos
se enseñorean en el patio de tu casa
y el lenguaje que riegas con tu dolor
son las palabras del miedo y del odio
la metáfora de tu carne y de la carne de los otros,
el viento sopla pues todos somos hijos
del espíritu de una época que no ha muerto
y que lleva siglos levantando aquella torre,
entonces como un papel de regalo
arrugado y antiguo
la ideología te sirve para limpiar públicamente tu historia
para hablar en nombre de la patria o de la clase
o de la liberación de las abejas
o de la belleza del árbol muerto del conocimiento,
para esconder como una manzana podrida
en el bolsillo colegial y enfermo
el cadáver familiar en el clóset de tu secreto a voces
de tu miseria, de nuestra miseria.




Salir de aquí

Fesal Chain

Quizás es hora de decir adiós
de nada sirve la queja, ni el llanto, ni la rabia
claro, si tuviese mucho dinero, pero mucho
me compraría aquel castillo de piedras y osos
y miraría el mar o el bosque como en la novela
de Sandor Márai
y no tendría que deambular las calles
para que me observaran como el que no soy,
quizás es hora de decir adiós y así no enfermar
y caer al suelo como un viejo boxeador
al que se le vuela lejos el protector bucal
y su saliva estalla como gotas de lluvia,
decirles que no ha sido fácil
que ha sido mucho más cruento
de lo que saben,
quizás ha llegado la hora de marchar
de no insistir tanto y tanto
de caer de bruces pero sobre la evidencia
de mojarse la cabeza con agua
y no con sangre,
entender que los osos pardos no serán jamás
mis camaradas
que los abetos y el viento del mar
no llegarán a mis costas
esas que tengo como marejada en las sienes,
que la estación del tren no da para la espera
que mis palabras y mis cosas
no caben en ningún libro
y que jamás han tenido lugar,
que hacer morisquetas o caminar
sobre este trapecio imaginario
es una deuda antigua
más que mi nacimiento y aún más,
que hoy un niño entre mis brazos
me avisó el viaje futuro
susurrándome que había nacido
para continuarme,
y yo no quiero eso
pues no tendrá osos
no tendrá abetos
no tendrá bosques
ni castillos
y terminará huyendo
de todas partes,
porque el mandato está cincelado
en la piedra de una tumba
junto a la espada de acero:
"lo único
que debes hacer
es salir de aquí".




¡Sal, Neville!


Fesal Chain

Un café al atardecer
la música de Jorge González
los gatos rondando las piezas de la casa
la ventana que da al pasaje
y cuando comienza a anochecer
como si yo mismo fuese Robert Neville
en Soy Leyenda
los escucho ocupando las calles
a cierta hora no quiero deambular en el afuera
pero comienzan a gritar:
¡Sal, Neville!
¡Sal, Neville!
debo vencer el miedo
ya no soy un niño que pueda refugiarme
en algunos libros, en ciertos discos
o en algún gigante que los pueda aplastar como hormigas
sin embargo como dice Van Helsing
«la fuerza del vampiro reside en que nadie cree en él»
y en este país nadie cree en ellos, nadie
pero continúan gritando bajo las ventanas
de todas las casas:
¡Sal, Neville!
¡Sal, Neville!
en tanto la gente hace como que no existen
jugando en familia sobre la alfombra
o sobre sus camas
mientras termino mi café
y continuo escuchando a Jorge González
y ese murmullo gutural interminable
¡Sal, Neville!
¡Sal, Neville!




Amanecer

Fesal Chain

Hoy amanecí daltoniano
no daltónico
también en realidad amanecí daltónico
el azul del mar
es verde
y las blancas paredes de mi casa
son color ceniza
y Roque, bueno Roque
se me ha convertido
en un Pezoa Véliz.


16 nov. 2016

El Loco



Fesal Chain

Hubo una época que tecleaba
en mi máquina adler mecánica
y escuchaba a Silvio
una y otra vez
una y otra vez
"Llover sobre mojado",
el ventanal daba a la calle
los poemas formaban una especie de libro
"Trapecios/trapecistas"
que un tal Pedro Mardones me corregía
como un hermano mayor
y que una vez terminado y pegado
se lo regalé a una mujer
que tenía el pelo como una medusa
enredado como ovillo de lana,
me atreví a mandárselo por correo
pero nunca le pregunté
si lo había recibido
si le había gustado
o algo por el estilo,
ella tenía mi edad
quizás 16 o 17
y mi máquina echaba humo por ella
se quemaban los papeles
y mis manos por ella
y yo entero me quemaba por ella,
no esta de más decir
que por una buena cantidad de meses
despertaba en una erótica caricia
pero imaginaria
y la luz no me hablaba
pues en mi cama no había nadie,
y a pesar del tiempo transcurrido
por las mañanas
sigo haciendo el mismo café
de ayer
metiendo mi cabeza en agua fría
y continúo mirándome
en el espejo del baño,
para encontrarme con aquel loco
que cada día
piensa que es su día.

Yungas


Fotografía de Salvador Castillo. Caminos de la Sierra Gorda de Querétaro. Comunidad de Santa Águeda, Pinal de Amoles


Fesal Chain

Al mirar aquella fotografía
de los caminos de la Sierra Gorda de Querétaro
recordé la carretera de la muerte en el Yungas
cuando aún adolescente y vigoroso
conversaba con un niño
de rodillas agujereadas
por donde salían moscas y larvas
el mismo niño que nos invitó a jugar
en una cancha selvática en declive
el mismo que nos miraba
extrañado y alegre
y que pateó con tanta fuerza
la pelota
que en su esférico vuelo
no volvió jamás
para terminar sus días
atrapada entre los árboles
del más profundo acantilado
que mis ojos hayan visto nunca.


15 nov. 2016

Quiero

Fesal Chain

Quiero ir y deambular por mi pueblo
visitar a mis muertos atendiendo los negocios
conversar con la sombra de mi padrino
y fumarme un cigarro con él
tomar mate con mi madrina y abrazarla
esperar el almuerzo: el Lápan con cordero
boxear con el Chico en su mesón
ver al tío Juan hablar de política
con sus ojos caídos
quiero volver a ver a mis fantasmas
tocarlos y que me digan bienvenido
oler el humo de las calles
comprar ajo en las veredas
patear piedras que reboten en las pozas
ponerme el pasa montañas para el frío
y que el hielo y sus agujas no me claven en los labios
ir al kiosco a comprar el Flora y Fauna
o el Mampato
quiero sentarme a la orilla del lago
y sentir en mi pecho la desembocadura del río
y las truchas saltando locas como pájaros
quiero mi pasado en mi presente
aunque sólo sean espectros de otros mundos
quiero aquellos mundos en éste
quiero comer pan de Junín de Los Andes
ácido y crocante
quiero ir al cine cerca de la casa
para deleitarme con Busco mi Destino
junto a Jorge
quiero encontrar en mi pueblo
ese destino de aventuras desnudas
que me robaron
a sangre y fuego.

Magical Mystery Tour

Fesal Chain

Cuando muy joven
me tiraba en la playa de arena negra
entre acantilados
y entonces pasaban por el mismísimo mar
caravanas de mapuches silenciosos
ahí entendí que los ejes de las carretas
te llevan al inframundo y al supra mundo
como en un mágico y misterioso viaje
los bueyes andan tan lento
que la velocidad desaparece
y no sabes si vuelas o estas detenido
es como viajar
por el espacio estelar
en un cohete de madera, humo y cuero
así eran las cosas sencillamente
en las costas de viento
de Puerto Saavedra.

Mi literatura


Fesal Chain

Mi literatura es pop y cibernética
tengo más lectores
que cualquier premio nacional
a excepción de Parra
Neruda, De Rokha
Huidobro y la pobre Mistral
a la que le dieron el galardón
después del Nobel,
me leen en la calle
en el metro
en las casas
y en el water de tu abuela
eso me basta,
y como digo
especialmente más que a esos viejos vinagres
levantados por regímenes putrefactos
y puestos en letras de molde
por otros viejos o jóvenes con olor a humedad,
y llegará el día
en que los putos reconocimientos
institucionales y las putas editoriales
sucumbirán a los niños del futuro
que sólo leerán sobre pantallas gaseosas
mientras vuelan sobre los cielos
de las ciudades y pueblos.

Hubo un tiempo

Fesal Chain

Hubo un tiempo
en que me dejé un bigotazo
y una mosca arriba de la pera
y leía los artículos
anarco liberales
de Zappa
en América Economía
también reportajes de cómo en África
las personas inventaban
máquinas y herramientas
tecnología con materiales
recogidos de la sabana
todo fue después de la caída del muro
porque ya nadie leía seriamente
cosas del comunismo industrial
o las obras completas de Stalin
(que era más bien un tomo delgado)
en fin
hubo un tiempo
en que me dejé un bigotazo
y una mosca arriba de la pera
y leía las experiencias
de los hippies convertidos
en emprendedores de buhardilla
consiguiendo su primer
millón de dólares.

14 nov. 2016

Declaración pública

Fesal Chain

Las cosas suceden
las personas son muy distintas
cada una de ellas lleva un mundo
amores, pérdidas, enfermedades
renacimientos
y el viento sopla por donde quiere,
y las gentes oyen su sonido
¿realmente les importa su posición
en la asamblea?
a mí no me interesa para nada
ni el color de sus sueños
ni el relato que relatan
sólo sus viejas fotografías
el niño recién nacido
entre los brazos del padre
la madre mirando a ambos
la radio sobre el refrigerador
la sonrisa de la familia completa
incluida la del cadáver en el closet
el niño muerto jamás olvidado
la mujer encerrada en una buhardilla
el hombre que jamás se casó
la niña jugando sola
con su hermana imaginaria
las casas que se olvidan
las historias míticas de la privacidad
las que jamás sucedieron
pero son contadas de boca en boca
por generaciones
el nombre que no se pronuncia
como si no hubiese existido para nadie
el pulmón que estalla
la silla de ruedas y la sordera
el soplido quieto del viejo en una cama
la chimenea chisporroteando
y aquellos jóvenes que escuchan
a Elvis Presley
o Sandro o a Adamo
o se arreglan para ir al cine
la rebeldía clásica de una juventud
que es igual a todas y a sí misma
el desparpajo habitual que de tanto repetirse
pasa a ser costumbre
¿realmente les importa su posición
en la asamblea?
a mí no me interesa para nada
las cosas suceden
las personas son muy distintas
cada una de ellas lleva un mundo
y el viento sopla por donde quiere,
y escuchan su sonido;
pero no saben de dónde viene
ni adónde va.

Nada



Fesal Chain

Nada
ni un teléfono para escuchar
voces lejanas
ni una máquina con pantalla
de seres que no están pero están
nada
ni una voz
que no haya pedido
ni pupilas extrañas
fijando su mirada
sobre mi frente
ni manos impuestas
atrapando el aire de mi aire
nada
sólo algunas verduras
semillas
senderos barrosos
canales de regadío
piedras
árboles frutales
un chaleco rojo grueso
un par de pantalones
los zapatos con caucho abajo
calcetines de lana
el horno
la música del tiempo
la leña
los gatos
papel y lápiz, mis palabras
las palabras de otros en papel
nada más...

12 nov. 2016

La vida

Fesal Chain

La vida como un secreto a voces
se retuerce en espiral
volando encima de mi frente
en estas tardes frías de viento,
y me pregunto qué haré después
si me sorprende como un guiño
de ojos caídos
de subterráneo temblor de cerros
sobre mi espalda
qué haré.


11 nov. 2016

El Pick -Up abierto

Fesal Chain

En la pieza del planchado que era
la pieza de la Tv-hombre araña
que era el comedor de diario
que de noche era mi pieza
colocaba el pick-up
en la villa del delirio
en la villa del demonio
en la villa del corvo sangrante
en la villa de los gordos niños
y las pequeñas lengua larga sexualizadas
en la villa del uniforme cruel gris de idiotas
ahí, ahí, ahí, ahí
en la pieza del planchado-tv
comedor de diario-cama de noche
el pick up abierto como boca loca
con su parlantito adosado
Chuck Berry 45
Elvis 45
Jerry Lee Lewis 45
Fat Domino 45
Little Richard 45
para olvidar la niebla
para olvidar mi cabeza
para olvidar mis venas
para olvidar
el miserable olor a culo
de la derrota intuitiva
y el padre gris cabizbajo
y la madre gris manos húmedas
y la hermana gris corriendo
pasillo abajo
la aguja sobre el 45 y ahí
ahí, ahí, ahí
Johny B. Goode
sí B. Goode
todas las noches sí
Johnie
B.
Goode
que iba iba iba
y seguía corriendo
como yo.



9 nov. 2016

Buena y mala suerte

Fesal Chain

Tú sabes esto de la buena y mala suerte
a la mala la sientes cuando te acompaña
como una sombra
pero no te atreves a decirle a nadie
no vaya a ser que te tachen
de supersticioso
así desde la luna sesenta días
antes de tu cumpleaños
todo te sale pésimo
debes la cuenta de la luz
y no tienes cómo pagarla
tu teléfono se hizo trizas en el suelo
y al computador se le desapareció
el escritorio
todo estalla como una bomba de hidrógeno
el editorzuelo no trabaja tu texto
ese que quieres dejar al padre antes de que muera
porque morirá antes del editorzuelo
y quieres como Pepe Donoso dejar algo a la mítica figura
que tienes en tu cabeza, a aquel
que te regaló tu primera máquina de escribir
y tu primer escritorio
y tu primer libro
para que no fueras escritor
algo así como alas para no ser un ángel
pero llega el día de tu medio siglo
y recibes una llamada que alguien desea pagarte el libro
la luz se enciende sola sin pagarla
te das cuenta que el teléfono no es muy importante
que saldrás en tv porque has escrito la historia de cómo cocinas
que tus apremiantes problemas
se han derretido como la cera de una vela
quizás alguien te ha dado cobijo frente a la tormenta
no lo sabes
pero abres la puerta de tu departamento
y súbitamente brota maná del suelo
y tampoco te atreves a contarle nada a nadie
no vaya a ser que te tachen
de supersticioso.



8 nov. 2016

Días de Radio

Fesal Chain

Amo mis días de radio
instalar la mesa de sonido
como si fuese una vieja máquina
perfecta
con el mismo olor de autos inexistentes
y observar el micrófono que viene del pasado
de la antigua reproductora de cintas Uher
en especial esperar que llegue mi amigo
sólo para conversar de cualquier cosa
que le interese a pocos o a nadie
preparar la mesa de vidrio
que brille como un espejo del inframundo
y del supramundo
comprar cigarros y café y ordenarlos
a mi izquierda perfectamete alineados
hacer gárgaras de sal para que mi voz
suene como lija
como si fuese un perro aullando a la luna
porque la radio es mi luna
porque la radio es mi espantapájaros
esperando terminar su turno de trabajo
y yo soy el espanta lesos aburridos
porque la radio es mi comedor en invierno
y la lluvia que cae como cubos de hielo afuera
porque la radio es el viento en las escaleras
y el calor de las palabras
cuando los gatos saltan sobre mí.

Gonzalo Ilabaca o la cultura rock en la política

Fesal Chain
Especial para SITIOCERO

Mientras tecleo estoy viendo completo el concierto de Los Beatles en la azotea de los Apple Corps. en Londres. Antes, vendiendo pan durante la tarde, leí la entrevista que se le hiciese a Gonzalo en El Mercurio de Valparaíso con la portada donde sale diciendo a propósito del triunfo de la opción ciudadana que: “Nosotros lo que hicimos fue robar un banco”. Respecto al renombrado espectáculo de Los Beatles, cuenta la leyenda que todo nació a propósito de la enorme crisis del grupo, que frente a su quiebre casi terminal se impuso innovar, salir de lo común y enchufar los instrumentos para tocar en el tejado del edificio donde grababa...

CONTINUAR LEYENDO EN ESTE LINK


Jorge Sharp, los ciudadanos porteños y el poder

Fesal Chain
Especial para SITIOCERO

Los porteños siempre tienen ese aire a Joaquín Edwards Bello, el más preclaro cronista e intelectual de Valparaíso en su historia. La ironía a flor de piel, una cierta amargura en el juicio que en apariencia displicente, deja tirado por ahí la critica mordaz a cuestiones que le resultan extrañas. Y extraño es aquello que se sale del sentido común, de un diagnóstico más o menos simple, a flor de piel, sobre realidades que andan rondando por los cerros o quedan tiradas a la orilla de playas casi inexistentes, después de grandes marejadas...

CONTINUAR LEYENDO EN ESTE LINK


La voz de la voz

Fesal Chain

Pero vas al restaurante del frente
ese que se llena de cargadores
y en donde la carne cae
sobre un montón de lentejas con arroz
y te limpias los ojos para hablar
con el que camina con su petaca en la mano
te ríes de las calles con papeles que vuelan
vas al carro de completos
al kiosco a leer los titulares
te encuentras con el dueño del pequeño yate
con sus manos pintadas
con su pelo blanco y su risa ancha
te llenas de barrio
porque simplemente eres tú
el barrio de labios y venas
el borroso zeppelin
que recorre los sinuosos días
y te ríes del meado por las calles
de la caja secreta donde la luz emerge
miras la escalera que nace del fondo de la vida
que se eleva al cielo del cielo
sí, pequeño gigante de grandes huesos
tu abuelo te acompaña
susurrándote que eres el lente panóptico
de la ciudad derruida
pero que hierve como una olla de mariscos
y vas y continuas y vas y continuas
pues eres y serás por siempre
la voz de la voz de tus amigos.

7 nov. 2016

Hace 30 años

Fesal Chain

Hace 30 años miraba un montículo de tierra que anticipaba la entrada al pasaje de mi casa donde vivía con mis padres. La micro me había dejado un tanto lejos y tuve que caminar más de la cuenta. Entonces bajo el inclemente sol de noviembre y con un calor de padre y señor mío, me paré con los brazos en jarra y pensé: "Tengo 20 años, el tirano va a caer pronto gracias a nuestra lucha, mis amigos podrán hacer lo que quieran en un futuro que está a la vuelta de la esquina, yo podré escribir y publicar para ellos, la libertad ya viene como caballo desbocado". Entonces me volví a hablar en un monólogo interior: "Ya no debo vivir con mis padres, el mundo puede llegar a ser mío y es ancho y cercano como una de mis manos". A los pocos meses me fui de la casa, arrendé una pieza para compartir con el amor de mi vida. El tirano no cayó ese año ni el siguiente, la mujer que esperaba no llegó nunca, pero la vida con sus vaivenes, podredumbres y alegrías siguió golpeando mi pecho y mi corazón. Volví a la casa de mis padres, me puse a estudiar como un frenético y continué luchando contra el mismo dictador de mala muerte. Conocí otras mujeres y tuve nuevos amores, el mundo seguía siendo mío. Después las cosas no fueron tan épicas como yo las conformaba. El perro más bien se fue entre arreglines, pero tenía a mi hija y un trabajo, algunos amigos murieron en el camino de la tragedia de Chile y yo seguí y seguí escribiendo hasta hoy. El mundo no es mío, pero permanece enorme y cercano, y mis manos me sirven para poner palabras en la página en blanco. Sigo siendo de un modo u otro, como dijo un gran amigo, un niño sobreviviente y asombrado, 30 años más viejo, pero un niño de ojos bien abiertos, y aunque a veces no parezca, con un ancho corazón que palpita al viento.



6 nov. 2016

La infelicidad de la imaginería de la felicidad

Fesal Chain

El militar y el cura, ahí
rotos de media suela
secos de labios partidos,
arrastrándose llegaron
entre deslumbrados luminosos
o perros vagos,
dejando caer su humanidad maltrecha
a orillas del río
a las faldas del cerro.

Como fichas de dominó
cayeron sin número
y así busca que te busca,
plantaron la iglesia
el fuerte de empalizadas
como si nada y todo,
sin más y sin menos
la espada y la cruz
el gobierno.

El gordo hediondo
dibujó las cuadras
con un palo seco,
desde el centro como hueco arenal
que se llamó plaza
hasta atrás y atrás,
alejándose.

El capitán
y de ahí para abajo
el obispo,
y de ahí para abajo
repartiéndose desde el centro
a la periferia,
para atrás, para atrás
todos los demás.

Y el indio
el indio,
ya verán.



29 oct. 2016

Nosotros

Fesal Chain

Las fotografías del ayer
nunca fueron capaces de capturar
el vacío en el pecho
ni las ideas flotando aún dentro cada uno
cuando nuestros ojos
miraban la lluvia caer sobre el agua revuelta,
tampoco las viejas canciones
ni las cartas roídas inclementes
por los dientes de la humedad del tiempo
pudieron rescatar el calor gaseoso
que nos unía bajo aquel cielo gris,
pero mis palabras sí lo han logrado
pues he vencido al tiempo
agachando mi cabeza,
dejando que el peso de los años
reine sobre nuestros cuerpos.

Confesiones

Fesal Chain

Negarse a uno mismo es cosa muy seria
me dijo el hombre con una cicatriz
que le atravesaba la cara desde la ceja derecha
hasta la parte izquierda del mentón,
si muchacho a ti te hablo, negarse a uno mismo
es la cosa más seria que uno puede cometer,
¿un cigarro?,
la celda como baño sin luz rezumaba un vaho color violeta
el vaho del elefante sentado en el lago
barroso de su muerte,
la cárcel completa era el barco de fitzcarraldo
sobre la montaña llena de niebla con su proa
ardiente y celeste mirando el mar,
el ronco me dijo que había acuchillado a una mujer
que no quiso entregarle la cartera
y el más delgado nervioso risueño
como un idiota que saltaba sobre los juegos
infantiles de la plaza
me dijo que no sabía nada
que nunca sabía nada
que para ser honesto no vio si era una niña
o un perro que por esta noche no sabía nada
que mañana el juez le diría,
negarse a uno mismo es cosa muy seria
me repitió el mismo hombre con una cicatriz
que le atravesaba la cara desde la ceja derecha
hasta la parte izquierda del mentón,
y yo ahí callado pero atento
con el clavo enorme en mi bolsillo
fumándome el último cigarro,
pensando que alguna vez
había escuchado en un mullido asiento
Homeward Bound de Simon y Garfunkel
y que ahora en este torrente sin fin
y entre estas caras extrañas
aún deseaba como ayer
estar de vuelta en casa
de vuelta en casa.