2 ene 2022

Tú, que sabes quien soy


Guía mi caminata con tu conocimiento 
coloca en mis manos la espada que soñé en el bosque bajo el bosque
que mis dos redondos ojos sean como los del ave del nunca más.

Que mi  instinto cual lobo salté en la nieve, presa de sangre
devuélveme el anillo de oro de Ictino, con el indio remando
en los mundos de Tiwanaku.
 
Tú, que sabes quien soy
muéstrame el blanco de tus ojos
y permite se haga mi voluntad.
 
 

 

29 dic 2021

El partido de Recabarren

El anticomunismo posee una larga y fuerte tradición en Chile, alimentado por mitos y mentiras que anidan en el inconsciente colectivo del país, luego de décadas de feroz propaganda unilateral. El gobierno de Apruebo Dignidad deberá lidiar con estos fantasmas y desmontar una subjetividad que criminalizó a la militancia del Partido Comunista desde el momento mismo de su fundación. En muchas ocasiones me ha tocado trabajar y construir junto a militantes del PC, y por eso creo que es importante empezar a romper los estereotipos que solo reflejan ignorancia y prejuicio.

Pocas veces se analiza la capacidad del PC chileno de sobrevivir y reconstruirse una y otra vez, a pesar de las innumerables persecuciones y adversidades que ha vivido en su historia. Recordemos que los partidos comunistas en el mundo se pueden dividir, de forma simple, en tres grupos: los partidos que participaron del antiguo campo soviético y que, con la excepción de Cuba, prácticamente desaparecieron luego de 1990. Un segundo conjunto son los partidos comunistas de Asia, que han tenido un desarrollo en dos líneas: los que gobiernan, de forma diversa, pero bajo un sistema de partido único como en China, Laos, Vietnam, Corea del Norte; y otros que se han integrado con éxito al sistema pluripartidista como en la India, Nepal y Japón. Un tercer conjunto son los partidos comunistas occidentales. Estos partidos, presentes en Europa y América Latina, en muy pocas ocasiones han logrado participar de los gobiernos nacionales y cuando lo han hecho siempre han concurrido en coalición con partidos socialistas u otras corrientes de izquierda. Sin embargo, los partidos comunistas occidentales han acumulado una larga historia de gobiernos a nivel municipal y regional, con éxitos muy notables en Italia, Francia, España, Brasil, Austria, etc.

El Partido Comunista de Chile se debe analizar en este tercer grupo de partidos. Se trata de una tradición política que invariablemente ha participado de los procesos democráticos e institucionales de manera impecable, aportando a los cambios, especialmente desde 1945 a la fecha. Sin embargo, esta situación no ha llegado al presente en todos los países. Partidos tan importantes como el PC italiano y el holandés se reconvirtieron en organizaciones totalmente nuevas, y otros, como el PC de Francia, se han visto muy disminuidos. En otros casos se han subsumido en alianzas exitosas, como el PC español en Unidas Podemos, o participan de coaliciones con los socialistas, como en Portugal.

En América Latina, el PC chileno siempre fue una organización singular. Los intelectuales europeos a inicios del siglo XX siempre esperaron que los comunistas crecieran en Argentina o en Brasil, dada su mayor industrialización relativa. Pero fenómenos populistas como el peronismo o el varguismo impidieron ese proceso. Chile no fue el país donde los teóricos de la II y la III internacional pusieron sus ojos. Pero fue acá donde germinó un Partido Comunista auténticamente local, enraizado en la tradición y cultura asociativa de nuestro país.

Este fenómeno no se explica sin estudiar la figura excepcional de Luis Emilio Recabarren. El PC de Chile es ante todo fruto de su personalidad y el complejo sistema cultural que germinó en su entorno, y el tipo de gente que le acompañó en ello. Recordemos que Recabarren fundó el Partido Obrero Socialista (POS) en 1912, retomando corrientes del antiguo partido democrático, pero generando algo totalmente nuevo, en el duro y castigado mundo de las salitreras del norte. La cultura minera, organizada bajo un sistema muy parecido al inquilinaje de la zona central, permitió aplicar a Chile las mejores prácticas de la tradición obrera socialista europea. Esta idea consistía en formar un mundo asociativo “paralelo”, autónomo, construido por los obreros y para los obreros: periódicos, clubes deportivos, asociaciones culturales y artísticas, escuelas, cajas de montepío y de asistencia sanitaria, las primeras mutuales de seguridad, colonias de veraneo, y más adelante radios, revistas, asociaciones de fomento productivo, artesanal, etc. Un complejo entramado social que acompañaba desde la cuna a la tumba, basado en la autogestión de las organizaciones sindicales y mutualistas.

Cuando Recabarren decide adherir a los criterios de la III Internacional en 1922, y redenomina al POS como Partido Comunista, de alguna forma renuncia a mantener esta estrategia como un eje central de su nuevo partido. Pero es evidente que la impronta original del POS nunca ha abandonado al PC de Chile. Y creo que este factor, este gen social del primer Recabarren, ha sido un elemento diferenciador en su desarrollo y un elemento que le enraizó en nuestra sociedad y que le ha permitido regenerarse luego de las más duras persecuciones y crisis que ha debido enfrentar.

Para entender al PC chileno es necesario leer los cuentos de José Miguel Varas, que retratan su cotidianidad interna: el heroísmo anónimo de Juan Chacón Corona o Sola Sierra, las miopías políticas de sus dirigentes, especialmente en política internacional, pero también sus grandezas sobrecogedoras, como las de la dirección clandestina de 1976, diezmada en la calle Conferencia. Las contradicciones entre un progresismo valórico declarado en público y un conservadurismo practicado en lo interno. La disciplina y la lealtad a Allende, y la dureza en el trato a su propia militancia. El PC de Chile es parte esencial de la historia misma de Chile, y en su trayectoria se refleja lo bueno y lo malo de nuestro pueblo. Es parte esencial de nuestra historia y Chile no sería el mismo sin él.

El gobierno de Apruebo Dignidad, con el PC en el centro de su proyecto, no hace más que normalizar lo que siempre hemos visto en nuestras organizaciones sociales, culturales, territoriales, donde la militancia del PC ha estado siempre presente y nadie se alarma ni asusta por ello. El partido de Recabarren no es infalible, ni menos intachable. Pero es una fuerza transformadora que seguramente dará lo mejor de sí, en un momento clave de nuestra historia.

 


 

16 dic 2021

Chile greda




Fesal Chain
 
Chile greda de sangre 
si mañana triunfamos 
la muerte agazapada nos espera, 
si mañana perdemos 
la muerte cuenca sin ojos seguirá existiendo 
porque somos vida que estalla, 
porque somos pegados al sol 
la sombra de infinitas alas rojas 
sobre la tierra.
 
 

 

7 nov 2021

Chilean Way


Fesal Chain
 
¡Nunca más derecha!, 
hasta la próxima elección.
 
 

El huevón


Fesal Chain


De noche en el centro
había una pequeñísima ex-posición
del Pilo Yáñez y un tipo cuidándola
que ni sabía quién era el Pilo Yáñez,
se fue al baño el huevón
y yo podría haberme choriao el cuadrito
pero no lo hice,
me dio pena el huevón
iba a perder la pega.

22 oct 2021

La última danza


Fesal Chain
 
Los siglos se hunden 
yawar mayu 
no seguirás siendo hoja de maíz al viento 
yawar mayu 
un relámpago de fuego 
yawar mayu 
quiebra la noche como un abismo 
 yawar mayu 
es la última danza 
de todas las danzas 
yawar mayu
 
 

8 ago 2021

Velando tu sueño desde el mar


Fesal Chain

Porque esta noche 
no dormiré 
velando tu sueño desde el mar
respirando por ti, si te ahogas
bombeando mi corazón
como  jauría
por si el tuyo falla
porque ya no dormiré más
y te pensaré
con tanta fuerza y sistema
que me sentirás en tus sienes
como el reloj del abuelo en su tic tac 
y susurraré
toda la voz que me diste
para llenar tu garganta de palabras
y escribiré con finos dedos sobre estas teclas
sin descanso 
como si estuviese operando a un niño
y con delicados movimientos de bisturí
aguja e hilo lo curaré 
lo haré saltar sobre tu cama
lo haré abrazarte hasta que estremecido rías
y rías y rías y rías
sin brumas, ni lluvias
ni escarcha.





Padre


Fesal Chain 

Padre tú lo sabes 
desde hace más de medio siglo, 
vino a mi la semilla de tu memoria 
y entonces, 
soy el que soy 
en tu palabra, 
en tu silencio 
y en tu sangre, 
que en mis hijos dejo.




19 jul 2021

El pueblo en la plaza


Fesal Chain 


Entonces el pueblo en la plaza
fragmentos de yeso
desperdigados como tizas de niño,
y la plaza detenida
cual mar de los Sargazos 
apenas con vida
apenas con vida
apenas con vida,
enredando en sus algas fétidas
brazos lanzados al cielo
piernas enterradas en túneles eléctricos
troncos girando en el pandémico aire,
cráneos hundidos
uñas sin dedos
dedos sin manos
cuencas sin ojos
lenguas sin labios,
algas 
rebosantes de muerte
en la noche
sin término.



18 jul 2021

Discurso de Salvador Allende la noche del 4 de septiembre de 1970 (madrugada del 5 de septiembre) desde los balcones de la FECH.


Le Monde diplomatique


Con profunda emoción les hablo desde esta improvisada tribuna por medio de estos deficientes amplificadores. 

¡Qué significativa es, más que las palabras, la presencia del pueblo de Santiago, que interpretando a la inmensa mayoría de los chilenos, se congrega para festejar la victoria que alcanzamos limpiamente, el día de hoy, victoria que abre un camino nuevo para la patria, y cuyo principal actor es el pueblo de Chile aquí congregado! ¡Qué extraordinariamente significativo es que pueda yo dirigirme al pueblo de Chile y al pueblo de Santiago desde la Federación de Estudiantes! Esto posee un valor y un significado muy amplio. 

Nunca un candidato triunfante por la voluntad y el sacrificio del pueblo usó una tribuna que tuviera mayor trascendencia. Porque todos lo sabemos. La juventud de la patria fue vanguardia en esta gran batalla, que no fue la lucha de un hombre, sino la lucha de un pueblo; ella es la victoria de Chile, alcanzada limpiamente esta tarde. 

Yo les pido a ustedes que comprendan que soy tan sólo un hombre, con todas las flaquezas y debilidades que tiene un hombre, y si pude soportar -porque cumplía una tarea- la derrota de ayer, hoy sin soberbia y sin espíritu de venganza, acepto este triunfo que nada tiene de personal, y que se lo debo a la unidad de los partidos populares, a las fuerzas sociales que han estado junto a nosotros. se lo debo al hombre anónimo y sacrificado de la patria, se lo debo a la humilde mujer de nuestra tierra. Le debo este triunfo al pueblo de Chile, que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre. 

La victoria alcanzada por ustedes tiene una honda significación nacional. Desde aquí declaro, solemnemente que respetaré los derechos de todos los chilenos. Pero también declaro y quiero que lo sepan definitivamente, que al llegar a la Moneda, y siendo el pueblo gobierno, cumpliremos el compromiso histórico que hemos contraído, de convertir en realidad el programa de la Unidad Popular.

Lo dije: no tenemos ni podríamos tener ningún propósito pequeño de venganza. sería disminuir la victoria alcanzada. Pero, si no tenemos un pequeño propósito de venganza, de ninguna manera, vamos a claudicar, a comerciar el programa de la Unidad Popular, que fue la bandera del primer gobierno auténticamente democrático, popular, nacional, y revolucionario de la historia de Chile. 

Dije y debo repetirlo: si la victoria no era fácil, difícil será consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad, la nueva convivencia social, la nueva moral y la nueva patria. 

Pero yo sé que ustedes, que hicieron posible que el pueblo sea mañana gobierno, tendrán la responsabilidad histórica de realizar lo que Chile anhela para convertir a nuestra patria en un país señero en el progreso, en la justicia social, en los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada joven de nuestra tierra. 

Hemos triunfado para derrocar definitivamente la explotación imperialista, para terminar con los monopolios, para hacer una profunda reforma agraria, para controlar el comercio de exportación e importación, para nacionalizar, en fin, el crédito, pilares todos que harán factible el progreso de Chile, creando el capital social que impulsará nuestro desarrollo. 

Por eso, esta noche que pertenece a la Historia, en este momento de júbilo, yo expreso mi emocionado reconocimiento a los hombres y mujeres, a los militantes de los partidos populares e integrantes de las fuerzas sociales que hicieron posible esta victoria que tiene proyecciones más allá de las fronteras de la propia patria. Para los que estén en la pampa o en la estepa, para los que me escuchan en el litoral, para los que laboran en la precordillera, para la simple dueña de casa, para el catedrático universitario, para el joven estudiante, el pequeño comerciante o industrial, para el hombre y la mujer de Chile para el joven de la tierra nuestra, para todos ellos, el compromiso que yo contraigo ante mi conciencia y ante el pueblo -actor fundamental de esta victoria- es ser auténticamente leal en la gran tarea común y colectiva. Lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el Compañero presidente. 

Chile abre un camino que otros pueblos de América y del mundo podrán seguir. La fuerza vital de la unidad romperá los diques de la dictadura y abrirá el cauce para que los pueblos puedan ser libres y puedan construir su propio destino. 

Somos lo suficientemente responsables para comprender que cada país y cada nación tiene sus propios problemas, su propia historia y su propia realidad. Y frente a esa realidad serán los dirigentes políticos de esos pueblos los que adecuarán la táctica que deberá adoptarse. 

Nosotros sólo queremos tener las mejores relaciones políticas, culturales, económicas, con todos los países del mundo. Sólo pedimos que respeten -tendrá que ser así- el derecho del pueblo de Chile de haberse dado el gobierno de la Unidad Popular. 

Somos y seremos respetuosos de la autodeterminación y de la no intervención. Ello no significará acallar nuestra adhesión solidaria con los pueblos que luchan por su independencia económica y por dignificar la vida del hombre. 

Sólo quiero señalar ante la historia el hecho trascendental que ustedes han realizado, derrotando la soberbia del dinero, la presión y amenaza, la información deformada, la campaña del terror, de la insidia y la maldad. Cuando un pueblo ha sido capaz de esto, será capaz también de comprender que sólo trabajando más y produciendo más podremos hacer que Chile progrese y que el hombre y la mujer de nuestra tierra, la pareja humana, tengan derecho auténtico al trabajo, a la vivienda, a la salud, a la educación, al descanso, a la cultura y a la recreación, juntos, con el esfuerzo de ustedes vamos a hacer un gobierno revolucionario. 

La revolución no implica destruir sino construir, no implica arrasar sino edificar; y el pueblo chileno está preparado para esa gran tarea en esa hora trascendente de nuestra vida. 

Compañeras y compañeros, amigas y amigos: Cómo hubiera deseado que los medios materiales de comunicación me hubieran permitido hablar más largamente con ustedes y que cada uno hubiera oído mis palabras, húmedas de emoción, pero a la vez firmes en la convicción de la gran responsabilidad que todos tenemos y que yo asumo plenamente. 

Yo les pido que esta manifestación sin precedentes se convierta en la demostración de la conciencia de un pueblo. Ustedes se retirarán a sus casas sin que haya el menor asomo de una provocación y sin dejarse provocar. El pueblo sabe que sus problemas no se solucionan rompiendo vidrios o golpeando un automóvil. Y aquéllos que dijeron que el día de mañana los disturbios iban a caracterizar nuestra victoria, se encontrarán con la conciencia y la responsabilidad de ustedes. Irán a sus trabajos, mañana o el lunes, alegres y cantando; cantando la victoria tan legítimamente alcanzada y cantando al futuro. Con las manos callosas del pueblo, las tiernas manos de la mujer y la sonrisa del niño, haremos posible la gran tarea que sólo un sueño responsable podrá realizar. El hecho de que estemos esperanzados y felices, no significa que nosotros vayamos a descuidar la vigilancia: el pueblo, este fin de semana, tomará por el talle a la patria y bailaremos desde Arica a Magallanes, y desde la cordillera al mar, una gran cueca, como símbolo de la alegría sana de nuestra vida. 

Pero al mismo tiempo mantendremos nuestros comités de acción popular, en actitud vigilante, en actitud responsable, para estar dispuestos a responder a un llamado -si es necesario- que haga el comando de la Unidad Popular. 

Llamado para que los comités de empresas, de fábricas, de hospitales, en las juntas de vecinos, en los barrios y en las poblaciones proletarias, vayan estudiando los problemas y las soluciones; porque presurosamente tendremos que poner en marcha el país. Yo tengo fe, profunda fe, en la honradez, en la conducta heroica de cada hombre y de cada mujer que hizo posible esta victoria. Vamos a trabajar más. Vamos a producir más. Este triunfo debemos tributarlo en homenaje a los que cayeron en las luchas sociales y regaron con su sangre la fértil semilla de la revolución chilena que vamos a realizar. 

Quiero antes de terminar, y es honesto hacerlo así, reconocer que el gobierno entregó las cifras y los datos de acuerdo con los resultados electorales. Quiero reconocer que el jefe de plaza, General Camilo Valenzuela, autorizó este acto, acto multitudinario, en la convicción y certeza que yo le diera de que el pueblo se congregaría, como está aquí en actitud responsable, sabiendo que ha conquistado el derecho a ser respetado en su victoria, el pueblo que sabe que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre de este año. 

Quiero destacar que nuestros adversarios de la Democracia cristiana han reconocido en una declaración, la victoria popular. No le vamos a pedir a la derecha que lo haga. No lo necesitamos. No tenemos ningún ánimo pequeño en contra de ella. Pero ella no será jamás capaz de reconocer la grandeza que tiene el pueblo en sus luchas, nacida de su dolor y de su esperanza. 

Nunca como ahora, sentí el calor humano; y nunca como ahora la canción nacional tuvo para ustedes como para mí tanto y tan profundo significado. En nuestro discurso lo dijimos: somos los herederos de los padres de la patria y juntos haremos la segunda independencia: la independencia económica de Chile. 

Les digo que se vayan a sus casas con la alegría sana de la limpia victoria alcanzada. Esta noche, cuando acaricien a sus hijos, cuando busquen el descanso, piensen en el mañana duro que tendremos por delante, cuando tengamos que poner más pasión, más cariño, para hacer cada vez más grande a Chile, y cada vez más justa la vida en nuestra patria. 

Gracias, gracias, compañeras. Gracias, gracias, compañeros. Lo mejor que tengo me lo dió mi partido, la unidad de los trabajadores y la Unidad Popular. 

A la lealtad de ustedes, responderé con la lealtad de un gobernante del pueblo, con la lealtad del compañero Presidente.





17 jul 2021

Los comunistas en el centro de la política chilena


CLAUDIO AGUAYO *
para JACOBIN AMÉRICA LATINA

* Licenciado en educación y filosofía UMCE, candidato a doctor en Estudios Latinoamericanos de la University of Michigan. Autor del libro “Los tiempos y las cosas, Ontología y política en Nicolás Maquiavelo”


Tras las elecciones de mayo, el Partido Comunista chileno ha regresado con fuerza al centro de la vida política. Para aprovechar la oportunidad histórica, debe hacer un balance de sus aciertos y errores en las últimas décadas. Continuar leyendo en https://jacobinlat.com/2021/06/02/los-comunistas-en-el-centro-de-la-politica-chilena/


26 jun 2021

Querido Mena


Fesal Chain

Querido amigo: Nos conocimos cuando éramos estudiantes de enseñanza media hace apenas 40 años. Escribimos juntos en poeática, esa revista mezcla rara de mirada de cuervo y de figuras negras del pintor de las quimeras, donde plasmaste tus poemas geniales y tus primeros dibujos locos. Luego, en 1985 nos vinimos a estudiar al puerto, viajando desde la horrenda capital como pequeños Kerouac, en un fiat 123 que más parecía un gran bototo que un vehículo motorizado. El viaje de Santiago a Valparaíso duró más de 4 horas, por las benditas bujías sueltas y lo sentimos iniciático, acaso intuyendo que este sería el lugar donde terminaríamos viviendo y muriendo. Nos pasábamos las noches recitando a Dylan en un libro fotocopiado y borroso y a mirar los destellos fantasmales de la bahía. Fui tu adolescencia extasiada y tú, mi extravagante juventud ilimitada. Que los dioses te acojan en la luminosidad de tus pupilas y de tu risa, en la greda de tus pinturas, y en tu jugueteo de siempre niño querido Mena. Espérame en el cielo corazón, allí terminaremos de escribir y de pintar el libro aún inacabado, del aquel ser de otro mundo, de aquel animal de galaxias que nos prometimos ser por siempre. 

Tu hermano Fesal.






13 jun 2021

Ellos y nosotros



Fesal Chain

Ellos siempre mandan 
y cuando no, lo hacen igual,
nosotros sorbiendo sopa 
no somos ni dueños de la pensión, 
ellos cuando comen y beben 
lo hacen con el criminal, 
nos entierran en hornos
o nos permiten votar, 
ellos Rey, Reina y Alfil 
nosotros el peón.


13 abr 2021

El segundo laberinto



Fesal Chain

Entré al laberinto hace cincuenta y cuatro años 
y resulta que acá ando, dando vueltas 
desde que en La Pampa un viejo ciego me dijo 
que no esperara que el rigor de mi camino tuviese fin
pues es de hierro mi destino, 
y así me encuentro con ustedes de vez en cuando 
o de cuando en vez 
con sus rostros como el mío  
caras despavoridas o de risa 
de éxtasis o agonía, 
y los veo dando vueltas por el rigor del camino 
que no tiene fin,
pues es de hierro vuestro destino.





11 abr 2021

Por la tarde


Fesal Chain

Por la tarde  
escuchando a Malena Muyala 
vi la luz atravesando la ventana enrejada 
dibujando sombras sobre el viejo mueble 
eran exactas, sin variación 
las mismas de la cocina de mi niñez 
que se quedaban fijas en mis retinas 
como una película de Luchino Visconti.



6 abr 2021

Pájaros


Fesal Chain 

Veo en el cielo miles de pájaros en parábola. 
Veo el cielo plagado de pájaros como un solo cuerpo. 
Veo el cielo de Chile entremezclado de picos y garras. 
Así se elevará el pueblo sobre su dolor. 
Así vencera el pueblo al criminal.





4 mar 2021

Moro



Fesal Chain 

Enrique Moro del puerto 
del cerro Bellavista 
de la calle Mena 
del club deportivo Florida 
del Mirador Moya Grau tu abuelo 
el langosta, 
porque tú eras un langosta 
como animal al aguaite 
entre grietas de fondos rocosos 
deambulando por el Teatro Mauri 
o por las calles de París. 
Me cuentan que nos has dejado 
solo en la noche sola 
de nieblas, sirenas y sentinas, 
que has viajado sin retorno. 
Enrique Moro viejo marino 
sin mascarón de proa, 
tú, el poeta más porteño 
de todo nuestro herido puerto.








12 dic 2020

Qué me importan esos


Fesal Chain

Qué me importan esos 
que acomodan la osamenta 
en el sillón de sus privilegios, 
cuando palpita en mis venas 
la sangre de nuestros muertos, 
y giran en mi cabeza los ojos chilenos 
cual cuerpos celestes
de polvo rocas y hielo.





26 nov 2020

No éramos Maradona


Fesal Chain

En plena dictadura con pérsonal estéreo, una maquina no tan pequeña y en su interior otra cajita aún más delgada, cinta magnética dando vueltas. Audífonos, de esos que uno llevaba al estadio y que se introducían en los oídos doliéndolos. Arriba de una moto, sin casco. Flotando, mareado. Con apenas 20 años y una canción. Giros. Una fuga menor. Un momento nada más, para salirse de la fuga eterna, la más dura, la más riesgosa, la que nos tironeaba el alma. Aquel deber que nos arañaba los ojos, como cuando nos vestíamos de replicantes bajo la luna que llegaba a ti, mientras mi lengua atrapaba tu lengua de esa dulce y amarga boca burla contra los implacables cazadores. 

Existía un cielo, pero también un estado de coma. Y sí, pasábamos de persona en persona, pues teníamos muchos mundos. Aunque a ojos de los viejos vinagres, parecíamos perdidos sin pivote, nosotros sabíamos que éramos nuestro propio pivote. Centro campistas conteniendo la locura insatisfecha, recuperadores de sobre vidas, destructores de fintas enemigas. Más humanos que los humanos, pero jamás superdotados, nunca creadores y goleadores simultáneos, no éramos Maradona sino meros medio campistas defensivos, jugando sin pelota. Sudados reyezuelos, cual Vidales de la tristeza chilena. 

Por ello requeríamos la frívola fuga, para delirar imaginarios lugares queriendo ser otros, aunque siempre tensos, sin quedarnos ni pasarnos, ahí a la espera, medio a medio de la raya. Es que había que dar obligatoria vuelta al afuera, escapar de los antejardines roñosos, saltar de los balcones sembrados de ajados cardenales, de las artificiales primaveras. 

Detengo la moto y te veo desde lejos, rodeada de árboles en fila, bajo la noche de la siempre llovizna gris. Te observo absorto en tu belleza trapecista, mientras agarro una piedra y la tiro al cielo, recordando el día anterior y el anterior al anterior. Fotografías: la explosión fugaz en la puerta de hierro, la tanqueta y sus aullidos en los pasajes de tierra, el cuchillo debajo del poncho, el borgoña sindical cesante, los rebeldes originales en la imprenta flor, escondiéndome en el baño inventando una cagadera, los gorilas zamarreando la puerta y todo, todo, todo, dando vueltas como una gran pelota, antes de la fuga mayor, esa hacia adelante, sin hedonismos ni canciones, la del cóndor sobre la bestia, picoteándola amarrado a ella, hasta hacerla reventar. La piedra ha vuelto a mi mano.




25 nov 2020

Maradona


Fesal Chain 

Barrilete cósmico volando sobre el mundo 
cosmonauta de la finta y el gol
ángel caído de todas las canchas del universo 
estrella de la mañana y de la noche 
risa de los niños y llanto de los viejos 
genio entre los genios 
esperanza y alegría del pueblo.



18 nov 2020

En marcha victoriosa


Fesal Chain

Hoy destrabo mi palabra 
para crear y  alentar al elegido
y a los de harapo y barro embanderados,
reptando entre escombros
bajo la noche y su lucero
haciendo muecas o riendo
llorando sangre o conversando
sigilosos o en algarabía sin freno,
armados hasta los dientes 
o desnudos como niños
en marcha
en marcha
en marcha victoriosa,
aplastando los cuernos
y las pupilas negras del demonio
arrancándole sus hediondas garras
y colmillos,
su lengua viperina 
y machacando su inmundo paladar.






17 nov 2020

Rayo en cielo despejado


Fesal Chain 

Crees que no hay futuro
"y que nada importa, ni el clavel ni la rosa
y que la primavera pasa sin que la veas", 
pero yo te digo que nada es secuencial 
que nada es hijo del ayer por estos días, 
que ha muerto el ayer 
que ha muerto la piel 
pero aún no amanece, 
pues el padre sol no atisba su pupila 
detrás de la montaña 
el hijo no ha nacido 
la hija no sonríe todavía,
y que la hora final viene veloz
como rayo en cielo despejado.




23 oct 2020

La papeleta


Fesal Chain

No vayas a rasgar la papeleta
no vayas a quemar la papeleta
no vayas a sangrar la papeleta
no vayas a eyacular la papeleta
no vayas a vomitar la papeleta
no vayas a matar la papeleta 
eso 
eso
eso 
para después.


17 oct 2020

De la aristocracia al pueblo borracho



Fesal Chain

Me cago en la putrefacta clase media aliada al poder, arribista de tomo y lomo queriendo ser burguesía o chancleteando en los mall y en las grandes tiendas, individualistas tocando trompetas de izquierda o clarines fascistas paseando sus hediondos culos por Chile. Me cago en los pseudo artistas que firman cada causa que se convoca y en todo su marketing añejo mientras elevan a problemas universales sus llorones conflictos personales y familiares y llaman obras a sus piñuflientos diarios de vida. Me cago de capitán a paje, en todas las instituciones de los perros lame botas y sus estatuas, en la aristocracia castellana vasca y en toda su inmundicia, en el libre mercado y en la democracia de patrones. Me cago en los opus dei, en los schoenstatt, en los legionarios de cristo, en los curas, en las monjas, club de pedófilos, pederastas y perversas, en la lógica mágica-católica, en la religión completa y en sus golpeteos de pecho y tetas. Me cago en el cóndor, en el huemul, en el escudo y en la bandera, en el 18 de septiembre y en el 19, en la parada militar y en el 18 chico, en las fondas de ricos y en las fondas del pueblo borracho, en los presidentes, en los ministros y en el obispo.











21 sept 2020

Padres


Fesal Chain 

Mirando al debilucho y porfiado manzano 
al que siempre le sale una sola fruta 
me veo reflejado en el ventanal, 
pensando que siempre he tenido dos padres 
uno antes del golpe y otro después, 
me gusta más el primero 
mientras amo al segundo de carne y hueso
de corteza y médula.