Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
La Patria Dibujada. El Niño Rodríguez

31 dic. 2011

Monólogo para mi Annie Hall & para mi Diane Keaton


Fesal Chain

Viendo Annie Hall me acordé de esa tarde de mayo cuando tenía 7 años y me tiraba de una bicicleta sin frenos desde un montículo de tierra que luego continuaba como un camino en el que había que mantener el equilibrio, o si no uno se caía a una zanja. Recordé esa tarde, pues la primera mujer que me gustó en mi vida fue Diane Keaton, que me gustó realmente, es decir que me hizo fijar mis pupilas en lo femenino de un modo completamente nuevo, claro que no era ella, la actriz, sino mi Dyane Keaton, aquella mujer que justamente esa tarde me tomó de la mano y me llevó del montículo de tierra a la pequeña fiesta que había al interior de la casa donde muchos niños y niñas bailaban. Yo prefería estar viajando en bicicleta y conversando conmigo mismo, pero ella fue tan suave y tan cariñosa que entonces me metí a esa fiesta cargante, como si fuese en su honor, y por ella hasta baile como Elvis. Ustedes dirán que importancia tiene esto, pues mucha para mí. En primer lugar porque estoy tratando en este preciso instante de hacer un monólogo como los que hacía Allen en la película, (como una especie de no tan velado homenaje) claro que probablemente me hace falta su humor, y me falta humor en general, pero a veces lo tengo, no crean que no, me rio bastante de mí mismo que es mucho más importante para uno que reírse de los demás. De hecho creo que "jamás pertenecería a un club que tuviese a alguien como yo de socio" (1) Y también estoy convencido que "este es el chiste clave de mi vida adulta en cuanto a mis relaciones con las mujeres" (2). En fin, pero no todo quedó ahí, bastante tiempo después, casi un siglo para un niño, pero a lo menos 5 años para un adulto, comencé a leer a Allen, sí, lo leí mucho antes de ver sus películas, y los libros me los prestaba mi Annie Hall, la misma que me llevo a mi primera fiesta de la mano. Ya de unos 15 años una tarde de septiembre, muy lluviosa y fría fui a ver mi primera película de Woody, no era de humor, era una película terrible, una especie de documental de la soledad, en blanco y negro y sin diálogos, como un tren rápido que pasaba frente a tus ojos y al que le colgaban fotografías de animales muertos. El boleto del cine me lo pagó indirectamente, ella, digámoslo así. Hace algún tiempo me la encontré frente al mar, ella ya no tenía los 27 o 30 años de entonces, y yo yampoco los 7, era una mujer mayor y yo un cuarentón. Pero la ví con los mismo ojos de esa tarde de montículos de tierra, fiesta y bicicleta, y ella también, estoy seguro, en el corto diálogo que tuvimos, siempre me estuvo observando con una mirada cómplice. Le conté que era escritor y lo que de modo automático le surgió sin reproches, fue decirme que era un oficio de excesivo aislamiento. Mi Annie Hall o mi Diane Keaton, que para este texto y mi vida viene a ser la misma, seguía cumpliendo su misión: sacarme de mi viaje y de mi monólogo interior, de mi retraimiento, y de la mano llevarme a la fiesta de los demás, fiesta necesaria, aunque aún siga siendo una celebración un tanto cargante y casi absurda.

30 dic. 2011

Ayer y hoy


Fesal Chain.

Ayer
los compañeros y compañeras
se te acercaban
para ir a comer conejo
en uno de esos bares
cerca del Carillón de la Merced,
hoy se te acercan con sonrisa dibujada
y abrazo mecánico
porque andan de candidatos.

Y yo qué

Fesal Chain.

Y yo qué
tenía acaso 25 años o 21?
y miraba por un cristal húmedo
tu casa a dos cuadras de distancia
detrás de la plaza
(pedacitos de barro y gorrión)

y yo qué
creyendo
confiando
creyendo



29 dic. 2011

Ahora te ríes


Fesal Chain

Ahora te ríes de los semitas verdaderos
y danzas junto a un sionista
como has perdido la memoria
no sabes que ahora te ríes de mí
y almuerzas con mi enemigo,

pero el sol que mirábamos juntos
sentados en una roca sobre la colina
de los torturados
sigue siendo el mismo sol,

ahora cohabitas con los cerdos
pero el sol que mirábamos
sentados en una roca sobre la colina
de los muertos
sigue siendo el mismo sol,

y la taza café negro y humeante de Zimmerman
el iluminado de nuestra sangre joven
en tus manos se ha enfriado más que un poco
comenzó a helarse aquella tarde
en que te conté mi tragedia,

no hiciste más que olvidarla palabra a palabra
en el mismo y preciso instante
que yo la deletreaba,

ahora te ríes de los semitas verdaderos
y danzas junto a un sionista
como has perdido la memoria
no sabes que ahora te ríes de mí
y almuerzas con mi enemigo,

pero el sol que mirábamos juntos
sentados en una roca sobre la colina
de la larga noche del chacal
sigue siendo el mismo sol...

28 dic. 2011

Un Antipoema y un Autopoema



Fesal Chaín

Antipoema

La Ultraizquierda
y la Ultraderecha Unidas
es Socialismo Nacional.

Autopoema

PaRrA Al NoBel
y ChAiN sin niun sólo libro en papel,
al Nacional.
Fesal Chain





Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Alguno se adelantará y pondrá sus sentimientos en palabras
Fesal Chain

‎"Así que no quieres
que
vaya a Viena"





26 dic. 2011

Mirando el mar


Fesal Chain

Llegar a conversar con Nicanor
mirando el mar,
y mejor si el mar
"el mar sereno,
el mar que baña de cristal la patria"
como dice el mismo Parra,
nos trajese
su "dice que sí, que no,
que no, que no, que no,
(su) dice que si",
de Pablo,
y nos llenara los cuerpos
de esa camanchaca salada
que expande el pecho,
y abre explosiva la "pupila de águila,
(la) pupila de águila" color Violeta.

25 dic. 2011

Si me hacen elegir


Fesal Chain

Pero si me hacen elegir
yo prefiero mil veces
a ese que clamaba en el desierto,
es que El Bautista
no se andaba con remilgos
"arrepentíos nido de víboras"
es lo más suave que dijo,
me contaron hace algunos años
ya no me acuerdo quién
que realmente fue Juan
quien le sopló al oído a Cristo
eso de que había que ser
"prudentes como serpientes
y sencillos como palomas",
primera atisbo histórico
del arte de la política de los dominados
entre tanto lobo suelto
que anda por ahí.

Viento


Fesal Chain

En Playa Ancha
con el viento
hasta los pájaros
se vuelan

Un minuto de silencio por Kim Jong-il


Fesal Chain

Chuta
la Asamblea General de la ONU
guardó un minuto de silencio
por Kim Jong-il y yo acá pidiendo disculpas
hablando hasta por los codos
que sí que no
que estamos discutiéndolo
que fue un error
que no lo fue
que era protocolo
si era una cartita
no más
porque no vaya a ser
que me dejen debajo de la mesa,
quiero gobernar
no importa con quien,
y ahora si me desdigo,
¿las Naciones Unidas me tratarán como un paria,
me dejaran fuera de las discusiones globales,
de la fiesta del cumpleaños de Abdulaziz Al Naser ?
Chuta, estoy entre la espada y la pared.

La memoria y el destino:


Fesal Chain

La historia es larga, pero en síntesis llegamos a Valparaiso, después del terremoto desde Santiago, Quinta Normal (un día de temporal arriba de un camión con toda la casa adentro, incluido los gatos y sin dinero) a la República Independiente de Playa Ancha, exactamente al mismo barrio y a la misma calle donde vivía mi abuelo Roberto Castro, y hoy junto a Graciela mi pareja, tenemos un Kiosco, justo frente al Cine que mi abuelo administraba. La historia no tendría ninguna importancia si no fuese porque llegamos acá sin saber que eran éstos los específicos lugares donde mi Abuelo nació, vivió,trabajó y murió. Y que nuestro pequeño negocio quedaría por orden municipal frente a ese Cine. Ahora fumo en la misma vereda que mi abuelo fumaba cuando esperaba llegar a la función a los cinéfilos y vecinos del barrio.


En la fotografía mi abuelo Roberto Castro Leighton, mi abuela Ana Delaunoy Fuenzalida y el hermano de mi mamá, mi tío Carlos Castro Delaunoy, arriba de un Ford A en la calle Castor Villarín en la comuna de Estación central, cerquita de Quinta Normal.

21 dic. 2011

Cuando ser héroes no era una cuestión de granito


Fesal Chain

Cuando ser héroes no era una cuestión de granito
cuando ser héroes no era una bandera
ni un himno
ni un puño
ni un repetir frases hechas
cuando ser héroes
no era ni siquiera ideología
ni marchas
ni agitación o griterío
ni modelos para armar
cuando ser héroes
era prender la cocina
tomarse un cafecito
conversar en un patio con parrón y uvas verdes
llevar ciertas revistas a ciertos lugares
después de ir a ver a la polola jugar básquetbol
en canchas de cemento detrás de un templo
o caminar a una imprenta y esconderse en el baño
o dejar un bolso tirado en un paradero
y tomarse una bebida
en la fuente de soda de la esquina
para luego ir a buscar al hijo al jardín
y visitar a tu madre por la tarde
cuando ser héroes
era hacer clases o tomarlas
estudiar por las mañanas
y reírse en cualquier noche de una película mala con un amigo
o sacarte fotos arriba de un camión viejo
con los desordenados y rebeldes de siempre
con los blindados amorosos
que deshojaban rosas sobre una tierra muerta
cuando ser héroes era no saber que podías llegar a serlo
ni imaginarlo y menos buscarlo
cuando ser héroes
era más bien que no se te ocurriera otra cosa
que seguir haciendo lo que seguías haciendo
día a día
cuando ser héroes
no tenía nada que ver
con ser estatua en una plaza.

20 dic. 2011

Estimado Nicanor


Fesal Chain

Para serle franco
(si es que eso es un valor en sí mismo
lo cual dudo profundamente)
me tinca que no llevaríamos rebien
en el cielo o en el infierno
ya que en esta sucursal del averno
no hemos obtenido el azar de encontrarnos,
a mi me basta por ejemplo
con que el basurero de mi cuadra me diga poeta
los martes y viernes pasa por mi casa
y me dice" buenos días poeta"
sin un ápice de sorna, envidia o desdén
con que lo diría cualquier pequeño burgués de mierda
de los cuales está atiborrado este barrio sin energúmenos,
acá el único energúmeno soy yo
y más encima turco y más encima comerciante
y más encima no me achico
y más encima atosigo
meto el dedo en la llaga
me burlo,
le digo al ex CNI de la esquina
que desde cuando es Sapo profesional
me refiero al año de sus inicios torturantes
pero él me contesta que nunca
que siempre fue de la logística
que no me meta en política y haga poesía
que sea el poeta del pueblo
de los como él,
y yo pienso: por qué no
total el pueblo es diverso
va de allá para acá y de acá para allá
vota derecha
vota izquierda
es pinochetista allendista
por decirlo de alguna manera,
lo que no cambia el pueblo es su condición de pueblo
no la cambia nunca
en cambio el pequeño burgués quiere ser burgués
el pequeño burgués en la superficie y en el fondo
aborrece al pueblo
lo mira en menos,
cuando el pueblo es de izquierda lo rotea
cuando el pueblo es de derecha lo arribistea
pero no lo ve
no lo conversa
no se acerca
no comparte su pan
su vino
su olor a fritura y a desodorante de pino
como yo que tengo un kiosco
y que hablo con el chincol y el jote,
estimado Nicanor no me gustó el especial
que salió sobre su genio y figura en The Clinic
porque ahí hablan huevones que no tienen derecho a hablar
y por que yo soy orgulloso
y mi Antipoema para Parra publicado en Internet
y con más de 1620 lecturas, (permítame hacerme publicidad gratuita)
no fue publicado en el pasquín de marras,
pero como lo he dicho innumerables veces
no sé cuántas veces
ya perdí la cuenta
siempre estoy rozando la historia
siempre estoy presente
aún cuando los pitucos
y los burros liberal democráticos no me dejen entrar
entro no más y allí en la página 29
hay un poema de mi ex suegro
Pedro Fuentes Riquelme,
yo me cagué de la risa Nicanor
porque a Pedro no lo conoce nadie en Chile
pero todos sus libros fueron prologados
por Fernando Alegría y eran recompadres
y yo quería harto a mi suegro
especialmente lo quise más
cuando de vuelta del exilio
viajamos juntos en la parte de atrás de una camioneta
a su pueblo natal Carahue y él lloraba
como cabro chico al ver el río
las vacas
el cielo negro de Carahue
la llovizna finita que nos mojaba el pelo y la cara,
bueno estimado Nicanor no lo atosigo más
que le vaya bien
felicidades
por el Cervantes
el Rulfo
el Nacional
y saludos a las chiquillas de Las Cruces.

16 dic. 2011


Fesal Chain

¿Has visto a las moscas pulular
alrededor de un espejo
que refleja muertos?

15 dic. 2011

La U, mi padre y yo




Fesal Chain

A mi padre que me enseñó a ser un romántico viajero

Recuerdo mis siete años, el primer partido de fútbol que vi fue en el Estadio Nacional, Colo-Colo '73, junto a mi padre. El fue quien me enseñó que lo importante era ver y reconocer el buen fútbol más allá de nuestras adscripciones particulares. Eramos de la U y ahí estábamos los dos viendo a ese equipo monumental en plena gradería norte. 

Tampoco me avergüenzo de decir que salí a celebrar la Copa Libertadores de Colo-Colo '91, porque fue el primer triunfo internacional de clubes de un equipo chileno en la historia . Durante más de una década fui todos los fines de semana junto a mi papá a ver a nuestra querida U, desde el año 1976 en adelante hasta por lo menos el año 1989, cuando bajamos a segunda. Y seguí cada partido en los potreros, escuchándolos en mi vieja radio Aiwa. Y vimos juntos a nuestro equipo asaltar todo cielo por primera vez en mi vida de hincha, 25 años después de un último título, que era como un recuerdo entre neblinas, al menos para mi. 

En esa confraternidad de la pasión y la esperanza, reímos y lloramos juntos, y no está de más decir que más nos angustiábamos que celebrábamos. Pero eso no importaba, no importaba si la U jugaba bien o mal u obtenía pequeños o grandes resultados, porque para ambos lo que contaba era el espíritu de sacrificio y de lucha, el esfuerzo por ir más allá de bienes materiales o trofeos, era y es tal como dice el Himno: "ir más allá del horizonte, do remonta la verdad". Era y es "sonreír con el alma prendida en el amor". En el amor entre los dos, y en el amor a un estandarte, azul como el cielo, azul como el mar. 

Y sigue siendo así, mi alegría y la de mi padre, no fue ni es la alegría de los logros, sino la dicha enorme de saber que siempre puede salir el sol después de vivir largos años en las sombras o después de empaparnos en las graderías viendo perder y sufrir a nuestra oncena. Aunque ya no vamos al estadio, cada vez que nuestra U nos da alegrías, nos comunicamos, y él y yo vivimos desde lejos, lo mismo que vivíamos en los viejos estadios cuando nos abrazábamos y como dos sentimentales llorábamos por un gol, por un triunfo o por una derrota. Así, mi papá en su amor a la U que compartió domingo a domingo conmigo, me amó profundamente, me regaló valores eternos y me enseñó a ser todo un hombre, un romántico viajero.


9 dic. 2011

Soplido de Sangre


Fesal Chain

Busco estar lejos de todos ustedes
pero adentro de ustedes,
como un murmullo sin cuerpo
como un soplido de sangre,
nuestra antigua alianza
recuperada.

Si la vida fuese


Fesal Chain

Ahhh si la vida fuese así,
un juego
hechizo mágico
la niñez revoloteando en pedregales
y la alegría del pueblo...

Espíritu de ser


Fesal Chain

Convicción, Mística,
Fuerza, Pasión, Amor,
todo aquello que no se compra
todo aquello que va más allá
de lujos y prebendas,
todo aquello que nace
desde el espíritu de ser
de sólo ser
Románticos Viajeros
Románticos Bohemios...

2 dic. 2011

Soy quien soy


Fesal Chain

Soy quien soy
nada me detendrá
soy quien soy
nada me detendrá
soy quien soy
contra ustedes
enemigos del sable
que defiende al espíritu

No pertenezco


Fesal Chaín

No pertenezco
ni a la flor resplandeciente
que cae por el muro del pintor
ni a los intelectuales o músicos europeizantes
judaicos o católicos,
financistas
o comunistas socialdemócratas
o a aquellos que desean con ilustrado ojo
desempolvar a su imagen y semejanza pituca
e institucionalizada
a violetas, parras y cantores torturados,
no pertenezco a ninguna arquitectura
deste pais puerto
ni a su afectado inglés
ni a su francesa mueca,
no pertenezco
a minorías ni a mayorías
de moda
ni a homosexuales ni a mujeres
ni a grupúsculos radicales y espantosos
que vociferan frente al espejo calle de la muerte
que suponen poder o privilegios futuros,
pues soy aún más ínfimo
ínfimo palestino ínfimo
desdeñado por todo el puto establishment
perfecta y minuciosamente ya descrito,
no perteneceré jamás a ellos
ni quiero hacerlo.