Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
foto Fesal Chain

30 dic. 2013

Defensa de Nicanor Parra (1)



Fesal Chain

Todos los adjetivos se hacen pocos
Todos los sustantivos se hacen pocos
Para nombrarte.

Antipoesía
Contra los burros
Del espíritu
Contra los siúticos de la materia
Contra los arribistas del alma.

Lo que tiene que hacer el lector
Es guardar un silencio religioso
Porque tu palabra sabe adónde va
Perfectamente.

(1) (Paráfrasis a Defensa de Violeta Parra, de Nicanor Parra)



26 dic. 2013

Recreacion Anti parriana de Martí

Fesal Chain

Si ves la Cordillera de la Costa,
pequeña y vigorosa
"es mi verso lo que ves",
y se que amas mi poesía
poseído
de tanto transitar
más antiguo
que los hielos eternos
o el vuelo de los cóndores,
entonces por ello
"debo gritar hasta morir"
¡Viva la Cordillera de Costa!



Verso verbo verso

Fesal Chain

Dibujo Digital de María del Mar Mora (en negativo)

Verso,
verbo verso
calor o neblina de madrugada
o voces de la radio
su horóscopo
verso verbo
¿usted busca
un hombre
una mujer?
pupila sobre pupila
nariz en nariz
labio en labio
dientes entrechocando
acaso
lengua tensa como arco en flecha.

Para ustedes

Fesal Chain


Para ustedes una causa
(no los juzgo)
para mi
el abuelo de ojos almendrados
el padre callado
para mí
para mí
muerto por muerto
todas las lágrimas.



Por ti

Fesal Chain

Cuando la muerte se acueste conmigo
y me envuelva con sus huesos
con su vaho,
cuando la fragancia del naranjo
estallé en mi pieza fresca
y en mis pupilas,
mi último suspiro
será por ti oh
tierra mía
será por ti
mi Palestina.



Salmo Palestino

Fesal Chain


Si de ti me olvidara oh Gaza amada
que se paralice mi mano derecha;
que la lengua se me pegue al paladar
si no me acordara de ti,
si no pusiera a Gaza y a sus niños y niñas
por encima de todas mis alegrías.




16 dic. 2013

12 dic. 2013

10 dic. 2013

El tiovivo



Fesal Chain

Durante medio siglo
La poesía fue
Una montaña rusa.
Hasta que vine yo
Y me instalé con mi tiovivo.

Suban, si les parece.
Claro que yo no respondo si se marean
Y vomitan como borrachos en Fonda.




6 dic. 2013

De qué?


Fesal Chain

De qué he de avergonzarme?,
de qué culparme?,
niño como torbellino
joven ingenuo
apenas salido de caparazón
leche derretida
de qué?,
la muerte de una década
vapores en el vidrio mente
de qué?,
sangre en las venas
pálpito en las sienes
nervadura y grito en medio
de la paz de cementerios,
de qué?
de humano de tan humano
de ángel y bestia Nicanor,
por ello vuestros ojos
por ello vuestros labios
por ello vuestro manto
sobre mi cabeza gacha
humilde si desean
pero nunca arrodillado
pero no crucificado.


Entonces

Fesal Chain

Entonces así,
como hoja caída
como piedra sola
como yuyo seco
como ojo de gato en medio
de toda polvareda
así
manos en los bolsillos
zapatos sin betún
retocados con saliva
a mis quince años
tarareaba para adentro
sigiloso ese vieja melodía:
"por qué cantamos"
y ahora, ahora
y no después de la nada
o del viento susurrando
ya de camino al medio siglo
aún silbo para adentro
acaso como un rezo
como gruñido acaso
porque a pesar de esto
y de aquello
porque
a pesar de esto y de lo otro
y de lo que vendrá rotundo
irremediable
creo que el sol aún nos reconoce
creo que aún creemos en la gente.


26 nov. 2013

Clase Mediero



Fesal Chain

No soy un héroe obrero
ni el hijo de un héroe obrero
mientras mis amigos de allí
se encasquetaban capuchas,
yo andaba dando vuelta por El Castillo
y mirando a las putas desde la única ventana
de mi pieza del edificio vecino al Normandie;
no soy una artista de la vanguardia
ni podría haber sido un joven artista
de la rugiente y rabiosa juventud burguesa
alcohólica
católica
homosexual y triste como caballo
exportada al Greenwich Village,
(mientras mis amigos de allí viajaban a Nueva York
yo apenas tenía plata plata para tomar el bus al Quisco).
Clase mediero fui
soy y seré.


19 nov. 2013

Déjame


Fesal Chain

Que di la vuelta
la di hace años
años años años
de pájaros rondando
y no de cuervos
sembrando angélico
paras sacar al endemoniado
de turno
viaje sin murallas
de años años años
por ello
no resoples tu amargura
ni tu resentimiento
ni tu odio
travestido de sueños
déjame
pero hasta que des la vuelta
de pájaros rondando
sembrando angélico
para sacar al endemoniado
de turno
yo no te dejaré.








Vuelvo al Sur variaciones


Fesal Chain

-torbellino de la política
me deja ahí tirado por el norte
cabeza gacha huacha
sol de frente en la frente
claro oscuro sol negro de multitudes-
vuelvo a la palabra que se anida España
a la palabra que no sitio vacío
dejo
torbellino de minutos nerviosos
vuelvo a mi gato a mí
al café de mañana
al enésimo cigarro carraspera
a la camanchaca fría nariz rota
a la marejada
a la nube guiño harapo que vuela
a la calle del pintor.



Vuelvo al Sur



Fesal Chain.

Un amigo
de esos de verdad
me dice Fesal vuelve al sur
a la palabra que se anida en la vieja España
a la palabra que no deja el sitio vacío
a tus infancias verde agua,
-claro, el torbellino de la política
me deja ahí tirado por el norte
cabeza gacha huacha
con el sol de frente
en la frente
claro u oscuro sol negro de multitudes-
pero la política no lo es todo
ni siquiera una parte de una parte
acaso torbellino de minutos nerviosos
y luego vuelvo al sur
"como se vuelve siempre al amor"
porque acá estamos
mi gato y yo
y el café de la mañana
y el enésimo cigarro y carraspera
y la camanchaca fría de nariz rota
y la marejada
y la nube de guiño y harapo que vuela
o la calle del pintor
vuelvo al sur.



Elecciones

Fesal Chain

Mañana me levantaré temprano
iré en la micro de todos los domingos
a buscar los libros, diarios y revistas
con mis dos bolsos de mercado
uno en cada mano
llenos de palabras,
caminaré a Plaza Echaurren
subiré por calle Clave a
ejercer mi derecho inalienable
ese que los bárbaros y criminales
me quitaron durante diecisiete años,
y como si entrará al Palacio de La Moneda
caminaré por el recinto de votaciones
con la frente en alto, con mi trabajo y con mis sueños,
en la intimidad de mi estadía
cruzaré la delgada linea
para que así mi patria amada reciba los votos
contra toda opresión y tiranía,
y como siempre lo hago a la salida del recinto
me fumaré un cigarro
repensando tenuemente
"en el mañana duro que tendremos por delante",
entonces, sólo entonces
me tomaré la micro de vuelta
a Playa Ancha para abrir juntos
mi alegría y yo
el rojo kiosco
de libros, diarios y revistas...

12 nov. 2013

Entrevista al escritor Fesal Chain Programa Off The Record Canal 13 cable

Entrevista al escritor Fesal Chain en el Programa Off The Record Canal 13 Cable realizada por Rodrigo Goncalves para la sección Cine Off.

24 oct. 2013

Yo soy

Francisco Smythe, pintor chileno,


Fesal Chain

Yo soy,
enarbolo mi bandera
no la escondo
pero no la regalo a cualquiera
cual si fuese mantel largo
o ajado emblema
yo soy.






28 sept. 2013

Una Décima parriana y versos en rima libre para los criminales


Fesal Chain


Décima de ñiachi agrio

En fiesta de ñiachi agrio
el enano financiero
con gesto de mal agüero
rejunta al reaccionario.
Al campo penitenciario
van esbirros y malezas
con bártulos y con mesas
en plenos cuarenta años
se ríen de los cristianos
malditos perros de presa.


Versos en rima libre

Los que lo tildaban de payaso
y se reían de él por ser pelmazo
lo celebran con fuegos artificiales
por andar paseando a los criminales

***

Todos los perros de presa juntos
en la mejor cárcel del año
mientras el pueblo celebra el asunto
sin saber que es un engaño

***

Contenta la nueva derecha
contenta la centro izquierda
contentos los criminales
contentos los muertos de hambre

***

Qué pena me da mi patria
cercada por la amenaza
pero más pena me dan los chilenos
contentándose con migajas

***

La carroña de la demencia
se viste de indignación
engaños de inteligencia
para toda la nación

***

La manga de zopencos
aulla que se les abusa
pregúntele al Sr Marchenko
si le teme a las agujas

***

El Mamo ahora está flaco
y antes era guatón
cuando comía puchero
con el viejo e' la Teletón

***

El hijo del narigueta
lo negó casi extasiado
que el jefe con más jinetas
era socio del negociado

***

Lleno está mi barrio de dinos y ceneí
yo escribo públicamente
para interpretarte a ti

***

Les cuento en palabra y rima
lo que me pasa en el puerto
me amenaza un viejo con lima
que me siguen los perversos
le digo tu amigo es dino
lo sé muy bien me contaron
el viejo siguió camino
y los perros le ladraron

***

Les digo con acertijos
que los cuervos tienen alas
y yo tengo la palabra
que resuena como balas

***

Contreras
Krassnof
del Río
Moren Brito
y José Zara
Espinoza
Mena
Manríquez
Hugo Salas
y el tal Miranda
tropa de criminales
que se creen de linaje
cagarán junto al capitán
y roncarán con el paje

FIN



14 sept. 2013

11 sept. 2013

Academia de Guerra de la Armada Cuartel Silva Palma y Museo Naval de Valparaíso

En la Academia de Guerra de la Armada Cuartel Silva Palma se torturó, aquí estuvimos:


En el Museo Naval de Valparaíso hay una estatua de José Toribio Merino el Almirante golpista, aquí estuvimos: 




Nunca,Nunca, Nunca


Fesal Chain

Sacarme de la greda niña, extraerme mi agua y su cielo viento?,
desangrarme el palpitar de mi nieve y de mi lluvia?
cortarme lengua y ojo izquierdo
ojo derecho, mi entrecejo?,
quitarme el salto sobre la charca, la mano como pájaro?
descorrerme el cerco del jardín de mis delicias?,
güadañar mi caricia y mi lengua beso?
hilachar mi bandera, hacerla jirón y serpentina?
Nunca, nunca, nunca.


28 ago. 2013

Pasajes de La Frontera

Fesal Chain




El no habitar en aquel país que viví, que ese país ya no habite en mí, con su fuego en chimenea y chisporroteo de naranjas o pomelos, de lluvia tenue golpeando la calle, agua sobre agua, río sagrado, que no sangre, música barroca, hojas de biblia esperando ser acariciadas o leídas.

Caminar junto al padre a la casa de su amigo y en un pequeño altillo su hijo tocando el Violín de un tiempo que creíamos sin final, mientras mi acordeón me esperaba en la casa ventanal.

Mirar la naturaleza y entender la música, entonces los violines viento, la orquesta el mundo ojo de pez, las flautas hojas amarillas cayendo, los árboles viejos y gastados chelos.

Caminar solo, pateando la piedra la misma piedra negra por el camino de Jean Christophe, frente a los ojos desorbitados de la madrina que preveía mi pasar por los círculos del Infierno, por mí controlar las pasiones, por mí dominar la propia vida hasta llegar al ritmo de lo universal.


Mi niño leyendo escuchando, hubiese viajado joven a la capital, a la Universidad gratuita donde hijos de obreros y campesinos serían sus compañeros de banco, quizás habría conocido a una muchacha de risa y gesto demorado o a los mismos amigos pero desplegando potencias y deseos, quizás habría trabajado en Quimantú o con sus amores y esperanzas, sus dolores y sueños hubiese tocado guitarra clásica o vientos.

Pasajes de La Frontera, mi ser de Chile, mi palabra, toda ella constituida desde el barro, porque hoy todo el territorio nacional fantasmático, de prestada humedad, y yo, pasajero en tránsito desde que salí. El exiliado. El indeseado del Sur.


21 ago. 2013

Mañana de Carnaval



Fesal Chain

Y entonces, él antaño rebelde mucho en las formas, mucho desde esa estética unívoca de rompe y raja y asco mundo, se sienta en la silla apolillada con un cuchillo y una maderita, la talla, la suaviza, la empeora, y mirando mar y el contorno de una vida hecha, escucha Mañana de Carnaval fumando.





Victrola



Fesal Chain

Todos miran al super hiper político
"compañero" Yuri Zúñiga,
yo en cambio le ayudé a cambiar la aguja
de la vieja victrola
y escuchamos junto a un vecino también viejo
a Enrico Caruso
Pagliacci
Pagliacci
y entonces el compañero
se convirtió en el niño Yuri,
nervioso
emotivo
ese que los domingos almorzaba
con sus nueve hermanos
bajo la mirada bonachona del padre
que daba y daba cuerdas al aparato
para escuchar en familia
los negros e impecables
Discos 78.




Poema moderno modernísimo



Fesal Chain

El camión del gas pasa temprano acá en la cuadra,
el chofer golpea la puerta metálica
con el balón en los hombros
perfecta sincronía
ahora me podré duchar con agua caliente
pero antes
pongo a Frank Sinatra en un cassette
EMI ODEON de 1976
Nigth an Day de Cole Porter
y When you´re smiling
de Shay, Fisher y Gooldwin
la radio tiembla
los gatos miran desde el techo
como aburridos
tristes
rutinarios
trompetas y orquesta
acabo de cumplir diez años.


19 ago. 2013

Caballo



Fesal Chain

Entonces
relincho
bufo
resoplo
no azúcar
no anteojeras
que soy mesteño
andaluz
árabe
de llanura
y de fuego
no de carricoche.


Con ese viejo Silvio




Fesal Chain

Estoy buscando una escafandra
al pie del mar de los idiotas
como ser de la nada
porque nací sietemesino
de un kilo y medio
al sur del sur
en el sol de una noche
del penúltimo mes
y por eso
algunos y algunas
que se han perdido
conocer el delirio y el polvo
me envidian.


Qué se creen


Fesal Chain

Y acá uno farfullando
pidiendo moneditas,
qué se creen
ah?
métanselas en el culo,
encontraré
un viejo cofre
de viejas monedas
enterradas por el viejo Drake
y regalaré al mundo mis libros
con tapas de oro.


13 ago. 2013

Y ustedes


Fesal Chain

Y ustedes qué creen,
acaso mi vida
sólo viento y sol de mañana?
que nací fuerte?
que todo me fue dado?

Piedras sobre piedras
fuego quemando palmas
cerebro chamuscado y más.

Y así modelándome
cual muñón de cera
y luego
ya no lágrimas
y luego
ya no muertos en mi estomágo
ya no dientes afilados.

Yo el Nicodemo pagano
puedo escribir esto hoy
para vuestro viento y sol de la mañana.


5 ago. 2013

Tú me preguntas.



Fesal Chain

Tú me preguntas
qué era yo a los 15
pues era un pequeño
pequeño hombre a punto de explotar
y a los 20 un torbellino
ya a los 30 no la quería creer
como decimos en Chile,
cómo fue que nos embrollamos tanto
tanto tanto
hasta que el Minotauro
salió a gobernar
en gloria y majestad
ahora ya a los 50
escucho los susurros de la noche
Teseo
Teseo
Teseo
entre las sombras de las ramas
como garras
sopla el viento.


Parafraseando a Elis Regina



Fesal Chain

Vivir
es mejor
que escribir.


Cada palabra


Fesal Chain

Cada palabra
una por una
con sus pulsiones
sus sequedades
sus humedos temblores
cada palabra
un pre-texto
el texto
esta carne
estos huesos.


Ojo




Fesal Chain

La mitad del ojo hiriéndose sobre la corteza del árbol y la pupila libre, balanceándose y fijando el punto de enfoque lejos, muy lejos, en la penumbra de esa mujer y su sombrilla.


2 ago. 2013

Valparaíso



Fesal Chain

Vientos huracanados
lenguas de fuego
temblor de roca y mar
bajo torneadas piernas
qué "montañosa cabeza capital"
ni qué ocho cuartos
yo digo
mascarón de proa estallando al cielo del mundo
yo digo politicastros muertos
mendigos negociantes de ferias libres
qué "trono de mar y viento,
qué "húmedas tierras filosofales"
nada, nada
yo digo
Port Famine
y Tomé Hernández
tu único habitante.


28 jul. 2013

Edgar Allan Poe y mínimamente Fesal Chain




Edgar Allan Poe y mínimamente Fesal Chain

Esta negra y torva ave tocó, con su aire grave,
en sonriente extrañeza mi gris solemnidad.
"Ese penacho rapado -le dije-, no te impide ser
osado, viejo pájaro azulado desterrado de la negrura abisal;
¿cuál es tu tétrico nombre en el abismo infernal?"
Dijo el pájaro: "Nunca más".

"¡Diablo alado, no hables más!", dije, dando un paso atrás;
¡Que la tromba te devuelva a la negrura abisal!
¡Ni rastro de tu plumaje en recuerdo de tu ultraje
quiero en mi portal! ¡Deja en paz mi soledad!
¡Quita el pico de mi pecho y tu sombra del portal!"
Dijo el pajarraco azul: "Nunca más".


19 jul. 2013

Antes



Fesal Chain

Antes mucho antes
cuando la lluvia trasuntaba dulce fragancia
de lirios y de abejas
y mi hombre bueno
observaba en el espejo a mi hombre bueno
antes mucho antes que el demiurgo
vigilara tras la puerta
con cautela para no ser notado
y las cadenas ni siquiera recuerdo
ni palabras ni gruñidos eran
la casa de ladrillos cual iglesia
en fiesta blanca
cual laberinto de niño
en tierra mojada
asemejaba a mi alma
y la guardaba.

12 jul. 2013

Terapia



Fesal Chain

El psicólogo
más bien se parecía
a Ginsberg cuando muy joven
pero llevaba zapatos
el espejo reflejaba mi ojo derecho
o la mitad de mi cara
la sombra recorría la mitad de mi cara
entonces le dije
el problema es que todos quieren ser John,
pero yo no
no
yo no
prefiero a Paul,
entonces Ginsberg me miró sonriendo
diciendo
"de eso se trata"
yo le entendí perfectamente
y el entendió perfectamente
que yo le había entendido
per
fecta
mente,
al salir no tomé la micro
y escondido en el jardín - laberinto
de Mustafa Kemal Atatürk
fumándome un pito
bajo la casa de madera que había sido un hospicio
escuché Another Day
en un Walkman (que sí, tenía pilas)
pero no la perilla plástica del play.




Enrique Lafourcade nuestro francotirador

Enrique Lafourcade Copyright 2004 © MEMORIA CHILENA ®

Fesal Chain
Especial para SITIOCERO http://sitiocero.net/2013/enrique-lafourcade-nuestro-francotirador/

Si me hubiesen dicho a los veinte años que escribiría algún día sobre Enrique Lafourcade, me habría reído a gritos. Probablemente si el escritor estuviese lúcido y leyera este artículo, sería él quien se reiría de este pequeño homenaje.

No puedo dejar de recordarlo en ese extraño programa televisivo de los ‘80 (hoy se diría freak): “Cuanto vale el Show”, cuan-to va-le el show, cuan-to va-le el show, primero con Ricardo Calderón luego con Alejandro Chávez, apodado el "Pequeño Saltamontes" un locutor radial que incursionaba en la pantalla grande y que saltaba cada que vez decía algo. Allí Lafourcade como jurado de la competencia hacía preguntas de cultura y libros a los participantes y en una primera aproximación parecía que se burlaba de ellos por su falta de conocimientos y educación medianamente formal. Sin embargo ya pasado tantos años es evidente que los interpelaba como pretexto. Aullando mostraba por el más importante medio de comunicación masivo de esos tiempos, el enorme apagón cultural en que estábamos inmersos y en el que probablemente seguimos estando.

Relacionar a Lafourcade con la dictadura o decir que fue un intelectual del pinochetismo es un gran despropósito y expresa esa ignorancia que él tanto desestimaba y por la cual se burlaba en las 525 líneas de la antigua televisión chilena. En realidad la definición que hace de él mismo es exacta: “Soy un soñador de la vida y un vividor del arte, un marginal muy pequeño burgués, un inadaptado-adaptado, un católico en estado salvaje”.

Escribo estas líneas en defensa no sólo de Lafourcade sino de los escritores y escritoras. Qué fácil es para el público y los iluminados de siempre en el país de tontilandia juzgar y clasificar, a quienes tienen como única ideología y militancia real a la literatura. Basta decir que este hombre hoy más abandonado que olvidado, es el autor de una de nuestras novelas más populares: “Palomita Blanca”, que Raúl Ruiz llevó al cine en 1973 y que suma ventas por un millón de copias. Que entre otras muchas cosas fue el cuidador permanente de nuestro poeta nacional Jorge Teillier, y que mientras muchos snobs celebraban y aún celebran la bohemia del autor de Muertes y Maravillas, él se preocupaba de pagarle sus tratamientos antialcohólicos y de ir a visitarlo “a la casa del vino cuyas puertas siempre abiertas no sirven para salir”.

A este prolífico autor de más de 45 libros entre Novelas, Cuentos, Crónicas Periodísticas y Ensayos nunca se le otorgó el Premio Nacional de Literatura. Un premio que ya muchos sabemos “está manipulado por políticos y amigos del presidente” tal como el mismo dijo el año 2000. A siete años de sus últimos tarascones a la vida cultural de Chile como el magnífico francotirador que era, - y tal como cuenta su mujer Rossana Pizarro en una breve crónica para el Diario La Tercera-, “lamentablemente tiene Alzheimer, además de problemas cardíacos. Ha perdido parte de la memoria, pero aún tiene ingenio y habilidad para contestar. Está retirado de la vida literaria, pero sigue vivo (aunque) lo más triste (…) es que nadie lo visita”.

Bueno vayan estas palabras a uno de los más importantes escritores de la generación del ‘50, aquella que compuesta por narradores, poetas, dramaturgos, ensayistas y críticos, supo romper con el criollismo de la literatura y adentrarse en la subjetividad humana y en la consciencia como monólogo interior de un modo descreído y mordaz, como el mismo Lafourcade lo hizo magistralmente durante más de sesenta años, ¡ah que no!, si es cuestión de leer el título de su último libro: Los potos sagrados.

8 jul. 2013

En Estatua


Fesal Chain

Dormía con el puño en alto
prendía los cigarros con una molotov
se encapuchaba en la ducha
para hacer asados armaba barricadas
hablaba con megáfono en la casa
caminaba solo para las marchas
de tanto ondear la bandera
saludaba como Miss Chile
despertaba a los vagabundos cantándoles "arriba los pobres del barrio"
de tanto hacer murales caminaba sólo de perfil
no tocaba el timbre ni golpeaba la puerta, tiraba piedras a la ventana
luchaba hasta con su sombra
les decía compañeros a los gatos del barrio
quemó la casa y el sillón y se quedó en "situación de calle"
tanto siguió a líderes que se convirtió en estatua.


7 jul. 2013

No es lo mismo



Fesal Chain

No es lo mismo
Roqueano que Rokhiano
pero es igual.



6 jul. 2013

Recien, reciencito
















Fesal Chain

Ahora recién
hace unos pocos minutos casi me fui de espaldas
tocaron la puerta de mi casa esta noche
por una parte
es muy tarde para escuchar nudillos en la puerta
ahora es más tarde aún y al final del poema
será tardísimo,
y por otra que al abrirla se te aparezca Roque Dalton
es como para irse de espaldas ¿no?
¿si o no?,
la cuestión
es que se quedó mirándome
fijo
con esos ojos medio desorbitados que tiene y esputó
tres, cuatro o cinco verdades:
vamos hombre no te preocupes tanto
si a ti como el poeta que has sido y eres
de verdad de verdad
sólo te reconocen un amigo o dos
ah y tu madre,
bueno
"eso explica por lo menos en parte mi problema".


Con la casa arriba del camión


Fesal Chain
Especial Para SITIOCERO http://sitiocero.net/2013/con-la-casa-arriba-del-camion/

En una mañana cualquiera de Liceo,  vi a los curas (que siempre relacioné con los murciélagos del entretecho), corriendo como mujeres. Sí, como las mujeres de esos tiempos, es decir arremangándose las polleras, se parecían a mi madrina o a una tía mayor, que -boca fruncida- gesticulaban ciertas muecas de desesperación o desagrado.  Yo jugaba en un patio techado de cemento,  a lo único que se podía jugar en el país de la lluvia, al básquetbol o a pasear cabizbajo manos en guardapolvo. Y de repente el humo lo cubrió todo. El humo y el griterío de la calle. Esa, fue mi primera protesta,  por ahí por junio o julio de 1973. Los curas nos repartían sal y limón y yo los miraba decididamente extrañado.

Una  tarde que caminaba por el centro de Temuco junto a la “nana” vi unos afiches en rojo y negro que decían  algo así como “Soldado únete al pueblo”,  frase muy parecida a un poema de un libro de editorial Nascimento que con una paloma en portada volaba por todas las piezas de mi casa, “No sé por qué piensas tú, /soldado, que te odio yo, /si somos la misma cosa/yo, /tú.”  Al decirle a mi nana quiero ser como ellos, saltó temblorosa en un pie y me contestó: “No, los miristas son malos, tienen barba y viven en cuevas y si te portas mal, te llevan a sus escondites”.

En agosto ya no iba al Liceo, claro que nadie me dijo por qué. Así me levantaba muy temprano, cuando la luz aún era solo una larga cortina blanca sobre el paisaje y entonces corría de mi pieza por un pasillo hacia el fondo de la sala. Ahí estaba la radio. La prendía y  escuchaba  esos violines que explotaban al unísono o que se dormían de uno en uno hasta el susurro y el silencio. Aquella mañana de septiembre  me levanté e hice lo de todos los días. Pero la radio sólo chicharreaba. Y mi hermana que sí iba al jardín, venía de vuelta a la  media hora de haber  salido. A la entrada de la casa la “nana” tras el vidrio,  nuevamente como figura de mal agüero le dice a mi madre, “traigo a la gordita, no hay clases, pues dicen que hubo un golpe”

Desde ese día, todo cambió para mí, lo que no sabía era que había cambiado para muchos, para millones, quizás para todos. La Pascua, como le decimos en Chile a la Navidad, fue un balancín amarillo moviéndose solo, abandonado en el patio con mi madre nerviosa mirando hacia la calle en penumbras y sin mi padre. ¿Dónde está el papá? Papá está trabajando dice mi madre. Como en aquella película que vi quince años después, “Papá salió en viaje de negocios” dijo mi madre.

Las salidas a jugar por el pasaje hasta la noche, ya no fueron más. Mi amigo el gordo se convirtió de un santiamén, en una especie de niño verdugo o al menos en  el hijo del verdugo. La única vez que fui a verlo después “del  golpe”,  su padre me miró con rabia y nos hizo a los dos ponernos firme frente al televisor, mientras marchaban los soldados. Siempre supe que el mensaje era para mí, el hijo del que se fue, el hijo del castigado, el hijo del relegado,  y no para el gordo Jean Paul.

En lo que había sido la casa habían cada vez  más y más cajas enormes de cartón arrumbadas o superpuestas, embalajes. Hasta que una mañana ya sin radio, ya sin sillas, ya sin alfombras, llegó mi tío, el hermano mayor de mi padre comandado un camión. Todo arriba del camión. Mi rifle de madera que había dejado el día anterior en un jardín lejano, ahí se quedó. Mi rifle. El único regalo que mi padre había traído de Santiago en uno de sus viajes de trabajo o de sus visitas al abuelo viejo y sentado en el sillón. Mi rifle de madera y fierro. Muchos años después y en forma simbólica,  recuperé lo que hasta ese día fue mi juguete más preciado. Vera Schiller, la Lola Hoffmann ecuatoriana me lo devolvió con dulzura. Y esa tarde disparé porotos contra otros adultos que reían mientras yo recuperaba mi llanto de ayer.

La casa arriba del camión. Toda la casa, todo mi sur, todas las manzanas, todas las correrías, todos los campos, todos los trigos, todas las risas, todas las pelotas, todas las bolitas de piedra, todos los peces del  estanque, toda mi primera infancia arriba del camión. Cuando salíamos de Temuco, había un río, había un puente y abajo, muy abajo,  en la hendidura del mundo, bolsas negras flotando, “qué son mamá”, nada, nada, sólo basura. Pero algunos bultos tenían pantalones, otros, camisas, otros pelos revueltos por el agua. La casa arriba del camión, los muertos en el río. Los curas murciélago corriendo como mujeres, la “nana” mapuche con miedo a los miristas escondidos en sus cuevas, el rifle botado en el jardín lejano, el padre del gordo con cara de marcha militar y bigotito. Mis bolitas de piedra que no usé nunca más, las manzanas suspendidas en el aire del árbol que fue cortado. Los peces del estanque envueltos en bolsas negras. La casa arriba del camión y mi padre, en viaje de negocios.


2 jul. 2013

Se acuerdan?



Fesal Chain.

Te acuerdas hermano triste?
Te acuerdas amiga mía?
El espejo miente, no muestra la vida
no muestra tu vientre de ayer
hogar de las semillas que hoy sonríen
que recorren el mundo y los buenos aires
te acuerdas
Marcelo,
Andrea,
Rodrigo,
Fabiola,
Mario,
Isolda,
Juan Luis,
Carmen,
Edgardo,
Valeria,
Pablo,
Myriam,
Ricardo,
Patricia,
se acuerdan?
quién, quién, quién
nos ha de quitar las banderas
los torsos desnudos
morenos del sol de la tarde
quién nos ha de quitar este futuro
que supimos labrar?
porque fuimos nosotros
y los espíritus que aún susurran incesantes
quienes tejimos "alas para volar"
quienes enfurecimos la espuma
e inauguramos el mar,
si,
porque fuimos nosotros
y el espejo miente.


27 jun. 2013

Cuando fue lo de los pingüinos


Fesal Chain

Cuando fue los de los pingüinos
yo vivía en una pieza
donde el viento no entraba ni salía
estaba siempre ahí
los vidrios eran bolsas plásticas
mi cielo de cholgüan
como en la canción de Chinoy
entonces vendía libros casa por casa
comía pan con chicharrones
y un café por día
tenía una vieja esperanza
y mi botellita de parafina
de medio litro
para la vieja estufa
en aquel entonces salía todas las noches
con un poema mío cien veces fotocopiado
con bolsas con pan con mortadela y jugos en sobre
para repartirlos en los tomados Liceos del barrio
por esos tiempos fríos mi generación no salía ni a la esquina
estaba bien concertada y mirando desde arriba
ahora yo no marcho ni salgo mucho
pero mis poemas y mis sanguchotes baratos
alimentaron lo que estaba por venir.


19 jun. 2013

Ariel Zúñiga en su Kombi


Fesal Chain

Hace tres días o cuatro
no recuerdo exactamente
vi en el límite del puerto
a Ariel Zúñiga en su Kombi
cerca muy cerca
de la antigua piscina de Recreo,
una micro le hacía una encerrona
y él la pasaba sin contemplaciones
por derecha zigzagueando
entre todo mar
y los oxidados rieles
del metro tren porteño,
así iba el hombrón
despreocupado como siempre
y riendo en la cabina
enmarañada de cables, micrófonos
y mochilas,
pero ahora me entero
que en realidad Ariel anda en Maipú
o corriendo de tribunal en tribunal
de la capital atiborrada,
comiéndose una empanada de queso
en "El Rápido" o tomándose un Schop
frente a los jardines del abandonado Congreso,
hace tres días o cuatro
entonces
vi en el límite del puerto
cerca muy cerca
de la antigua piscina de Recreo,
el fantasma o el recuerdo
de Ariel Zúñiga en su Kombi.


13 jun. 2013

El País de Gabriela.

Fesal Chain

A Alejandra del Río


Alguna vez fuimos el país de Gabriela,
el país de los libros
donde como niños saltábamos
de charcho en charco,
de letra en letra.





10 jun. 2013

Mandela



Fesal Chain

Oh Madiba
Madiba
27 años sólo fuiste
para el blanco carcelero
un mero número cocido sobre harapos
pero para nosotros, y tú sabes
quienes somos nosotros
serás siempre el viento silbando
por sobre todos los mares
el viento,
el viento siempre susurrando:
"libertad mañana mía
libertad mañana mía" (1)
Oh Madiba
Madiba

(1) De En todas las Esquinas , Grupo Congreso.