Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
foto Fesal Chain

31 may. 2016

Vida diaria, vida de siempre

Fesal Chain

Conversar con un amigo
sobre la novela que hago
y sobre sus alegrías
saber que desde nuestras personalidades
tan distintas
caminamos el mismo camino
pero pateamos distintas piedras,
mirar El Francotirador de Cimino
reírme con la escena del Bar
I love you Baby
escuchar a Pappo,
no creer que soy mejor o peor que cualquiera
sólo estar con los que quiero
mirar la ciudad como un campesino haciendo muecas
o como dice el pintor, como un cowboy de medianoche
creer que cuando tomo la micro
soy Jesse James frente al último cuadro,
cocinar todo el día para la mujer que amo
que apenas se puede levantar
del resfrío que la atrapa
desde su frente hasta las rojas uñas de sus pies,
cuidar a mis gatos
no creer que soy mejor o peor que cualquiera
saber que todo esto
es mi honor
es mi libertad
es mi mirada del mundo junto al mundo
que mi mundo es el mundo,
saber que todo esto es
desandar caminos
desde el héroe que hay en mí.



28 may. 2016

Mi aullido

Fesal Chaín
Especial para SITIOCERO


“Ay Patria, Patria, /ay Patria, cuándo/ay cuándo y cuándo / cuándo/ me encontraré contigo? (…) Ay Patria, sin harapos,/ay primavera mía, /ay cuándo/ ay cuándo y cuándo/ despertaré en tus brazos /empapado de mar y de rocío”. Pablo Neruda

¿Cuál es el deber de un escritor en horas aciagas? Cuando fue la primera guerra en Europa Herman Hesse contra toda actitud militarista de los artistas e intelectuales de la época planteaba solitario: “sigo abrigando la secreta esperanza de que con el tiempo mi pueblo también pasará por una prueba parecida (a la mía) no en su globalidad, sino como un conjunto de muchísimas individualidades despiertas y responsables, y que en vez de quejarse y culpar a la mala guerra y los malos enemigos y la mala revolución, millones de corazones se preguntarán sobre sus propias y responsabilidades y culpas que alimentan el mundo y lo construyen tal como es”.

CONTINUAR LEYENDO EN ESTE LINK SITIOCERO


Hoy no me interesa



Fesal Chain

Hoy no me interesa
ni Obama o Hiroshima
ni tus quejas ni tu risa
no me interesan las rabietas citadinas
ni el fuego en tu mirada
no me importan tus ideales y banderas
sólo ropa vieja que te permite continuar
y olvidar tu vida en la familia
o tu soledad en la vieja casa
hoy no me interesan tus dioses
ni espejos, ni tus hijos o hermanas
ni tus canciones y cigarros
no me interesan tus gatos
ni tu frente marchita
tu sexo o tu no sexo
ni tus pliegues y arrugas
no me interesan tus dientes
ni tu antifaz vengador
o el decálogo de rutina
de tu rebeldía antigua
ni la palabrería
que mata la palabra
ni tu gesto que asesina
a otros gestos que asesinan
hoy no me interesan tus noticias
ni el rotativo
de tu película aburrida
hoy
te miro y no te veo
te escucho y no te oigo
te toco y no te palpo
hoy
me devuelvo
a mis asuntos.

24 may. 2016

Yo sueño



Fesal Chain

Yo sueño siempre sueño
por la tarde mientras
caía el agua caliente
sobre mi cabeza
sobre mi cuello
me hacía la pregunta
esa misma que se hacía el Elfo
"¿donde habrá una ciudad
en que alguien silbe un tango
donde están
donde están
los camiones de basura
mi vieja y el café?"
yo sueño, siempre sueño
y eso me hace inmune
a repetir a repetir a repetir
a imitar
a actuar como aquella columna
que marcha hacia la muerte
entonces el agua sigue cayendo sobre mi cabeza
mientras mis hijos corren por la calle
y yo con mi mirada hacia el ventanal
y a los ojos de mis hijos
me respondo
que si sé donde está aquel lugar
al que todos llaman cielo
mientras mi vieja madrina ceba el amargo
frente al fuego
de la cocina a leña
frente al niño que soy.



23 may. 2016

Contra la muerte


Der Arztz, Ivo Saliger 

Fesal Chain

La palabra contra la muerte
la pupila fija contra la muerte
el rostro desnudo contra la muerte
la boca y el beso contra la muerte,
nosotros pequeños gigantes contra la muerte
la inteligencia contra la muerte
el amor contra la muerte
la vida contra la muerte.


18 may. 2016

Desde la ventana

Fesal Chain

Acá desde la ventana se escucha
una especie de salmo cantado
-me imagino-
que por unas mujeres floreadas dulzonas
con sombreros como la reina de inglaterra
o como esa vieja la mary rose mac no se qué de no se cuánto
y por unos hombres toscos duros como el metal
que desde el camión se arrodillan
frente a jehová
con sus niños rellenos
jugando con robots de plástico
nada contra ellos
nada nada
nada contra ellos
pero se escuchan y retumban como gorjeos
de pájaros regordetes en un jardín
de pasteros y putas
de borrachos y lanzas
que se pasean
entre los charcos de meado como sopa
cagándose en el pasaje junto a mi ventana
y yo adentro de esta casa
oigo My Way de Sid Vicious
y también me cago
pero de la risa.





13 may. 2016

Supongamos

Fesal Chain

Supongamos que ustedes tienen, digamos
25, 30, 40, 50 años
ustedes que creen que la vida
es la que ven en el transcurso
de sus propias vidas,
y están convencidos que todo lo que pasa
y todo lo que no pasa
es en el transcurso de sus propias vidas,
que la historia se escribe bajo sus cejas
que se grita desde sus lenguas
que se huele bajo sus narices,
y que sólo confían en escribidores del pasado
como vuestros padres
como vuestros abuelos confiaron,
que les decían que los muertos sí que eran valiosos
que los vivos son como ustedes
que todos los vivos son como ustedes,
que todos los vivos creen que la vida
es la que ven en el transcurso
de sus propias vidas,
y están convencidos que todo lo que pasa
y todo lo que no pasa
es en el transcurso de sus propias vidas,
que la historia se escribe bajo sus cejas
que se grita desde sus lenguas
que se huele bajo sus narices
y que sólo creen en escribidores del pasado,
que todos los vivos son como ustedes
y se dedican a tener mujer, hombre, hijos, sobrinos
casas, jardines, automóviles, motocicletas
bicicletas, flores en el jarrón, sexo de vez en cuando
expectativas, esperanzas,
bien, yo les digo que los profetas
vivieron entre sus padres y abuelos
y que viven entre ustedes y que no deambulan
en nombre de ningún dios
ni aparecen y desaparecen o lavan los pies de nadie
ni amarran la sandalia de ninguno,
pues sólo saben que la vida transcurre
antes, durante y después de sus propias vidas,
y que todo lo que pasa y todo lo que no pasa
viene desde lejos y va más allá de sus vidas,
que la historia es la historia de la tragedia
que nunca se ha resuelto,
que los gritos que se escuchan y se escucharán por siempre
vienen de las rocas,
que la fetidez de la historia viene de los socavones
y de las cuevas marinas,
y que ellos pueden, sin permiso
caminar entre ustedes y transcribir sin descanso
las voces que escuchan desde todos los tiempos.

11 may. 2016

Tú me preguntas


Café República, Playa Ancha

Fesal Chain

Tú me preguntas que quería yo a mis 15
a mis 15 tenía un disco que decía
que todo estaba cambiando
que eramos sólo peones en el juego de ellos
y lo escuchaba una y otra vez
una y otra vez,
porque nada estaba cambiando
y eramos sólo peones en el juego de ellos.
Luego vinieron peores tiempos, mucho peores
eramos peones quemados
peones degollados
en el juego de ellos,
y tú me preguntas que deseaba yo
y en un principio del tiempo
sabía lo que no quería,
a veces
me gustaba viajar al sur y sentarme en una piedra
mirar el lago
y la lluvia que caía sobre el lago como espejo
y tirar tagüas a ese lago
y soñar que ya había cambiado todo
pero no había cambiado nada
todo era peor
eramos peones quemados
peones degollados
en el juego de ellos.
Tú me preguntas que anhelaba
y en un segundo del tiempo yo sí sabía,
quería una cabaña a la orilla de ese lago,
escribir, conversar, pescar truchas
fumar, beber y aullar como un perro
mis poemas en el pueblo donde los mapuche
bailaban sólos y borrachos,
y acostarme contigo en una cama sin hacer
y que ya la vida no fuese dura, tan dura,
como sigue siendo,
como cuando la lluvia caía
sobre el agua del lago como espejo.



10 may. 2016

Al fin de la batalla

Fesal Chain

Al fin de la batalla
y muerto el combatiente, nada más
sólo muerto,
la hija ya no lo escucha
la mujer ya no lo toca
el hijo ya no lo admira,
ni aprende con él
a andar en bicicleta
en cualquier plaza.




Ellos los contrahechos/A Chiloé y sus hijos

Fesal Chain
A Chiloé y sus hijos

Quiero al Sur,
su buena gente, su dignidad,
siento el Sur,
como tu cuerpo en la intimidad.

Pino Solanas


Ellos los contrahechos
con sus muecas de risa
reflejo del dolor de tantos,
ellos con su olor a grasa y desinfectante
con sus bolsillos llenos
olfateando billetes y monedas,
ellos ellos ellos
los acumuladores
han hecho del mar cadáver
de las cordilleras huesos negros
del campo barro pútrido feca de cerdo
de las ciudades juego de niños ricos,
ellos los contrahechos
con sus muecas de risa
reflejo del dolor de tantos
nos han matado el espíritu que horizontal
toma la mano de otros
el alma que vertical
asciende al queltehue,
ellos ellos ellos
acomodando sus nalgas rebozantes
de carne muerta
nos han matado al que llegó primero
y al que viene de sus muertos
nacido de esa misma tierra,
ellos ellos ellos los contrahechos
con sus muecas de risa
reflejo del dolor de tantos,
¿dónde están mis bolitas de piedra?
¿dónde mi perro lobo?
¿dónde mi volantín de hojas de diario?
¡dónde, dónde, dónde mis saltos de agua
y las nalcas y digüeñes!
dónde
dónde
dónde
¿dónde han enterrado ustedes al mundo
a los hombres y mujeres
al cordero y al árbol?
¿dónde están las manos de mi padre
dónde la cabellera de mi madre
dónde las rodillas de mi hermana
dónde la caña de pescar de quila
de mi mejor amigo
dónde el acordeón y la trucha
dónde el estanque y su tornasol?
dónde
dónde
¿dónde están?
¿donde está el niño que fui?
dónde
dónde
dónde
¡responde tú con tu cerebro de dinero
si puedes!
responde tú con tu boca de monedas
si puedes!
¡no puedes!
¡no sabes!
¡no quieres!
¡dime, dime
responde tú!
¿donde nacerá otro niño
como el que yo fui?
¡donde!
¡dónde!
¡dónde mierda!

1 may. 2016

Brevemente, mi oficio, mi trabajo

Fesal Chain

El trabajo de escritor debe ser uno de los más difíciles del mundo, probablemente no tanto como el de buitrero en una mina, o taladrador; yo de taladrador de calles de cemento trabajé, también de ayudante del ayudante eléctrico, estirando cables bifásicos y trifásicos de 50 metros o arriba de un andamio poniendo varios letreros de empresas en plena noche, también de repartidor de pan amasado y de pan de pascua, de amasador y horneador, de ese mismo pan que alguien se llevó a la boca, en fin. Pero el trabajo de escritor es bien difícil, en serio. Porque uno se sienta frente al computador, o en el pasado, frente a la máquina de escribir y el que te mira cree muchas veces que estás algo así como divagando, no es como sentarse frente a un piano, pues del piano salen notas, sonidos. Del computador o de la máquina no salen palabras, o sea quedan ahí en la página o en la pantalla o luego en la página impresa como originales, (antes de ser un libro me refiero), pero las palabras no resuenan en el aire y no llegan a los ojos de un lector de modo inmediato. De pequeño o joven te dicen que bonito tu hobbie, de más viejo si te preguntan en qué trabajas y dices soy escritor te quedan mirando como si dijeses me rasco los sobacos por las tardes, o sea que algunos piensan que eres un vulgar ocioso o en el fondo te dices escritor porque estás desempleado. En cuanto a los sobacos, yo me los rasco y me rasco varias partes del cuerpo y a toda hora, pero eso no tiene nada que ver con escribir. Escribir es un trabajo difícil como proceso y como identidad, pues el proceso antes de cualquier producto que quizás no saldrá jamás al mercado, es intelectual y no se ve como cuando alguien amasa u hornea el pan, o como aquel que empuja rocas en la mina, taladra calles de cemento o estira cables bifásicos y trifásicos de 50 metros, o se balancea arriba de un andamio. Da la impresión que ese hombre y mujer si trabaja, y del escritor da la impresión que no. Bien, ambos trabajamos y a veces el escritor debe hacer también trabajos manuales, para tener tiempo y recursos para pensar y escribir para todos los tipos de trabajador, en especial para el que anda en micro o metro y de vuelta de la larga y extenuante jornada, todavía le quedan energías para leer.