Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

1 sept. 2012

Breve y última carta a Joaquín

Fesal Chain

Querido Joaquín:

Esta será la última vez que te escriba o converse contigo al menos públicamente. Sólo deseo a un año del tremendo y triste accidente en la Isla, contarte hoy con alegría  que cada día hago lo que quiero hacer, en plena concordancia conmigo mismo, con mi identidad profunda, que soy el escritor que no conociste y que me hubiese gustado que conocieras, y que mi palabra gota a gota traspirada y depositada en esta tierra, me ha hecho vencer todo ese miedo pedestre del que hablábamos hace años y que me hace continuar con fuerte determinación en el mundo.

Te cuento todo esto  mientras observo esa fotografía tuya arriba del bote volador, que tan bien representa lo que fue tu vida: lanzabilidad y horizonte allende todo gran o pequeño obstáculo. Bueno eso aprendimos entre todos, ¿no?, no teníamos ni tenemos tiempo que perder Joaquín...

Ah, aunque no estuve presente, busque por las redes las actividades que dejaste proyectadas en la Isla y realmente quedó muy lindo el Punto limpio en la plaza San Juan Bautista, con sus contenedores de colores y el resbalín, la bajada de bomberos, el puente colgante, la casita de juegos, todo, todo para los niños, y ese cartelito de madera con tu nombre en una esquina de la esperanza.  Bueno, te lo merecías con creces, tú que desde el anonimato y el silencio llevaste al único lugar posible tus ideas, proyectos y  creencias, al lugar sin límites. Y eso era pues Joaco, eso era lo que quería decirte, un gran abrazo desde acá desde mi puerto sin límites...