15 ene. 2020

Tonto de capirote

Fesal Chain

Muchos creerán que este caballero
el primer mandatario
como se le nombra en algunas lugares
es un verdadero tonto de capirote,
que por tener la cabeza dura como palo
y al ser objeto de las reiteradas burlas
de la muchedumbre agolpada en una plaza
por haber cometido los peores pecados
delitos y crímenes contra nuestra pobre humanidad
debiese llevar nada más ni nada menos
que un cucurucho invertido sobre su testa malograda.
Sin embargo y sin sarcasmo yo les digo
que este caballero no tiene un pelo de tonto
(tonto pillo será pero no idiota)
que flota como un corcho entre la mierda
nada y nada sobre 5 o 6 centímetros de agua putrefacta
riéndose convulso por las noches mirando las estrellas.
Porque no es el payaso que todos prefiguran
ni el enano contrahecho
sino el dueño y señor del circo
desde sus lonas parchadas hasta las vigas
apolilladas que lo sostienen.
También dueño del León y el Oso Pardo
de las bailarinas y del domador
del que cobra las entradas
y del hombre bala.
Acabada la jornada cuenta los billetes de la función
y de cuando en cuando fornica con la trapecista
y algunos murmuran que también con la mujer barbuda.
Así que no se lleven a engaño alguno
y vayamos todos con flores a María
colocándonos nuestros respectivos conos
que cubran nuestra greñas
nuestra frente
y nuestras pupilas malheridas,
que los escasos de entendimiento
hemos sido nosotros
pagando durante largo tiempo
por ver un espectáculo macabro,
endeudando nuestros bolsillos
y nuestra alma
para terminar envenenando
nuestra sangre
con el elixir amargo
que nos ha dado de beber el Diablo.