Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
Roberto Matta Echaurren. Munda y desnuda, la libertad contra la opresión. 1988

8 may. 2010

Honrarás

1
Palestino hambriento
de pura cepa de viñedos muertos,
palestino de lágrimas y seca tierra seca,
"qué le voy hacer si yo, nací en el Mediterráneo..." (1)

Mis abuelos paternos

2
Por parte de madre, Castro,
castellana afrenta
y arraigo profundo en Galicia,
mis abuelos...
Ella Ana,
de pelo al viento,
él Roberto...
Mis abuelos maternos

3
Mi padre y mi madre, Chain y Castro,
Palestina,
Castilla y Galicia,
"yo, hijo de padre y madre nacidos aquí,
a los 43 años de mi edad y de salud imperfecta,
comienzo y espero no cesar hasta mi muerte..."(2)

Mi padre y mi madre

4
Vengo de un tiempo remoto


es cierto,
vengo de un tiempo antiguo
de un tiempo remoto
no soy exactamente
un hombre del siglo 21
ni siquiera del 20,
soy el primogénito de Aristóteles
o probablemente
de Yûhannâ ibn al-Batrîq
quien tradujo su Política,
soy Ismael
hijo de Abraham
y de la esclava egipcia,
y del primer Chain
escritor
perdido en las tinieblas
de al-Andaluz,
soy hijo del judío errante
en los trafalgares
de la Europa craquelada,
y que escribió en su pobreza
y en su soledad húmeda
el Manifiesto Comunista,
soy hijo acaso
de los primeros
vagabundos de la estepa
y de Taras Bulba
y de los marginados y locos
de la Rusia empobrecida
bajo el látigo zarista,
y mi sangre
lleva la sangre de Máximo Gorki
o la de su entrañable amigo
Vladimir Ulianov
de frente amplia
y mano vigorosa,
y atravesando mares y desiertos
soy hijo de Leftraru y Guacolda
y de José Miguel,
y en su nombre adherido
hijo de Georges-Jacques Danton
y del grito de Marie-Jeanne Phlipon
frente a la crueldad de Robespierre,
y soy de uno y otro modo
el hijo nostálgico del sueño
de Thomas Jefferson
pegado a las pupilas
de Arcos, de Bilbao y de Lastarria,
porque no soy un hombre de mi tiempo
realmente,
sino de todos los tiempos
de los que ya se han ido
y de los que vendrán,
hijo de Recabarren
hijo de Blest
hijo de Allende
y el retoño
malherido de Miguel,
de Santucho
de Sendic,
hijo de mi padre y de mi madre
del abuelo palestino
atendiendo el almacén
abandonado
en el valle de Linares,
hijo de mis hijos
y de mis nietos
hijo de todo el pasado
y de todo el mañana
que no llega,
soy
quien vuelve a germinar,
en la manos y en la tinta
de los primeros escritos
del filósofo
que justo ahora,
en este momento
de momentos
más allá de los desiertos
y del mar,
escribe
su Política.
Bajo el cuarto mandamiento
afilo la espada y la palabra,
para merecer y hacer cumplir
la promesa de mis tiempos...



5

Así, he cerrado el círculo en el muro

Así, he cerrado el círculo en el muro, vendrán mis hijos y los hijos de mis hijos a craquelar el cielo en sfumato de esta patria dividida, a rezar por antepasados y futuros habitantes, a desenvainar la ternura y la venganza, vendrán mañana con la mirada fija en flores y humedales y por la tarde, cuando la lluvia no haya terminado, marcharán orgullosos y bellos sobre cloacas y martirios.

Mis hijos


(1)Joan Manuel Serrat, Mediterráneo
(2)Paráfrasis a Canto a mí mismo de Walt Whitman.