Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

31 jul. 2014

Ayayay Vera Schiller, amada maestra judía de mis sueños



A todos los judíos y judías antisionistas del mundo


Fesal Chain

Ya es hora de llorar amargamente
pues ni todos los ansiolíticos del mundo
pueden impedir este lamento
aunque recubran con su perfecta ingeniería
el núcleo central de de mis afectos
como me enseñaras tu Vera Schiller
amada maestra judía de mis sueños,
ya es hora de llorar, de aullar, de gritar
de blasfemar al dios del delirio y del castigo
ya es hora de dejar la rutina
y la caminata por el mar de nuestros muertos,
ya es hora Vera amada
de encontrarnos en la sala junto al fuego
y qué me continúes diciendo en el silencio
que no te importaban mis ancestros
que no era más que un niño en busca de cobijo
hijo de la humanidad y de su herencia,
ay querida Vera como añoro tu vida en mi vida vagabunda
cuando reconstruiste mi desarme total y al errabundo
sin domicilio fijo ni descanso, sin lugar y sin guarida,
ayayay Vera Schiler sabia rescatadora de mi infancia
perdida como un trompo en el sur de golpe y carabina
ayayay Vera como te requiero madre abuela
cuanto deseo respirar tus piel añosa
cuanto deseo ver tus ojos azules como el cielo
tocar tus manos rugosas de lunares
y abrazar tu cuerpo enjuto de tibieza,
ayayay Vera Schiller despierta de la muerte
para que grites a los tuyos mi holocausto
para que grites que los muertos
en la Gaza aterrada y sin consuelo
son mis abuelos y mis padres
son mis madres y mis hijos,
para que grites que mis muertos
en Auschwitz y Bergen Belsen
en Dachau y Sobibor
en Mauthausen y Treblinka
son mis abuelos y mis padres
son mis madres y mis hijos,
que fueron y son el poeta que yo he sido
que son la humanidad hecha pedazos
desperdigada en los desiertos
o en los oscuros pasadizos del secreto,
ayayay Vera amada linda vieja
como quisiera que te levantaras desde la fría tumba
en que los hombres te pusieron
para que apuntes con tu dedo sanador
a tu raza y a tu estirpe,
soplándoles al oído y en sus mentes
como un veloz viento de Al-qabul en torbellino
que si nos matan inclementes como perros
se masacran a sí mismos,
destruyendo la mínima nobleza que les queda
transformando en infierno sin retorno sus anhelos.


Tasbih

Fesal Chain

Ayer en la plaza de La Victoria
mientras me preparaba para recitar tristes poemas
recordaba a mi abuelo Iemma Chaihn Hindi
aquel que emigró de India a la Palestina del amor
al Jordán de los olivos y parrones rebozantes de futuro vino
y en mi mano tenía el tasbih una ristra circular de 99 cuentas
parecida al rosario que las viejitas rezan en las catedrales y parroquias
y mientras las jóvenes mujeres ávidas de justicia
cantaban heridas contra el criminal
yo murmuraba en silencio Allāhu akbar Dios es el más grande,
y aunque yo no creo en Dios
si el ser humano domina al otro hasta el hartazgo
si convierte al hombre y a la mujer en jirones de carne
y hace de sus órganos pedazos de volátiles nervios y arterias
-pensaba-qué podrá haber entonces más grande
que todas los crueles tiranos y todos los seres vivos del mundo?
qué podrá ser de distinta naturaleza
a quienes hemos sido engendrados y que engendramos
pequeños ídolos que reparten sangre coagulada por la tierra?
dormí con el tasbih en mi mano murmurando en silencio Allāhu akbar
Dios es el más grande,
y aunque yo no creo en Dios
sabía que durante la noche los asesinos
convertirían en jirones de carne a los hijos de la tierra santa
usurpada por hombres que se creen dioses
demonios de azules ojos y de garras de metal.

Acciones Por la Paz en Palestina.

Fesal Chain
Muy agradecido de la oportunidad de poder leer mi trabajo poético, un gran abrazo a La Juventud Arabe, a Carlos Yuri Cordero, a Patricio Gonzalez, compañero de tantas iniciativas y resistencias, y a Acciones Por la Paz en Palestina.














Conoces la importancia de tu vida?


Fesal Chain

Conoces la importancia de tu propia vida?
Tu vida siempre lo es
tú eres único,
sin embargo si eres palestino o palestina
tiene un mayor valor para tí mismo y para otros,
tu vida vale lo que vale y contiene la de millones que han muerto
pues tú eres la voz que viaja hacia el futuro
de un pueblo que desaparece.


29 jul. 2014

Mi vida en ustedes

De izquierda a derecha: mi hijo Elías, mi madre Cristina, mi padre Fesal, yo y mi hija Fernanda


Fesal Chaín
Publicado el 29 julio del 2014
ESPECIAL PARA SITIOCERO

La familia

Mi abuelo murió solo en un sillón llorando por no poder volver a su tierra. Mi padre ya un hombre del siglo XX, hijo de la década de los ’60, fue siempre un iconoclasta, de formación laica con padre y madre islámica, pero al fin de cuentas, hermanado con todos los movimientos de su época, el del nacionalismo de Nasser, de la revolución argelina, de la revolución cubana y de Miguel, y ciertamente del allendismo y la vía chilena al socialismo. Acaso y lo digo con profundo respeto, un tanto rebelde a esa cosmovisión de mi abuelo, tan rígida respecto a la cultura chilena de la década de los ’50 al ’70. Hijo de la educación pública, más cercano al progresismo de la época. Un verdadero ecuménico. O lo que los judíos llaman, un asimilado.

Mi camino

Por mi parte yo, hijo y nieto de esa cultura estricta en su convicciones y de palabras nunca divorciadas de las prácticas, avancé mucho más a la integración total, siendo chileno seguí al cristianismo militante de la teología de la iberación, al marxismo opositor de la dictadura y nunca hice diferencias con mis amigos y amigas judías, no porque me lo impusiera a rajatabla, sino porque jamás escudriñé sobre quienes lo eran o no, pues no estaba en mi horizonte o cosmovisión hacer distinciones de ese tipo, veía en todos y todas aquellas que conformaban parte de mi comunidad, a mis compañeros y amigos de vida en la lucha cotidiana que nos tocó vivir, la de la noche más negra y amarga de Chile.

La mirada de mis hijos, y valga la redundancia, la mirada de mi abuelo, la de mi padre y la mía propia, siempre volaron sobre las determinaciones sin renegar de ellas, pero enriqueciéndolas como parte de nuestro acervo cultural.

Una anécdota triste, cuando mi hijo de 4 años me contó que tenía un amigo muy querido en el jardín infantil y con cierta complicación me dijo que era judío, su frase me desarmó completamente, tantas veces escuchó la crítica política tan dura sobre ellos, que su pequeña humanidad sufría al sentir que tenía vedado dar cariño y amor a quien era su mejor amigo, su hermano de pichangas y de abrazos en la cancha, cuando el gol inflaba redes y remecía el travesaño. Entonces, sin asomo alguno de dudas, le dije que su amigo era bienvenido a nuestra casa, porque no hay cuestión más bella que tener un amigo y que en nuestra familia no hacíamos nunca diferencias con nadie, aún cuando el papá tan expresivo y esclavo de sus emociones dijera barbaridades que de tan generalizables eran irreales e injustas. Que no me hiciera caso. Desde ese momento, bajo la mirada crítica pero tierna de mi mujer, me prometí no repetir dichas consignas o rabietas producto de mis penas, sabiendo que los hijos a esa edad no son sino un enorme receptáculo acrítico de las frases rimbombantes y explosivas de sus padres.

Los amigos

Me acuerdo también de ese gran amigo Juan Christian y de su hermano Carlos, cuando en una buhardilla nos emborrachábamos de euforia por la piñufla democracia recuperada sobre los miles de nuestros mártires y héroes, o cuando conversábamos en una fuente de soda después de la muerte de uno de nuestros compañeros, llorando juntos. Nunca supe sino hasta décadas después, que mi amigo Juan eran de origen judío, y en realidad nunca me importó, habíamos luchado contra la dictadura mano a mano y habíamos perdido amigos comunes. Pero no sólo eso, habíamos sido compinches y nuestras hijas que nacieron al mismo tiempo y que inauguraban nuestra vida de padres al unísono, jugaban juntas con las mismas muñecas y peluches en el mismo patio inmenso.

También con otros amigos, Mauricio y Raúl, vivimos momentos complejos y jamás pensé en ellos como pertenecientes a pueblos o religiones, y me alegro que una palabra mía, un espacio en la casa, un plato de almuerzo o un paquete de cigarrillos los hayan hecho sentir, en breves momentos, acompañados y valiosos para quien siempre los consideró seres humanos a toda prueba y quienes también, de una u otra forma, me ayudaron a seguir adelante en momentos difíciles.

Pues palestinos y judíos son parte de un mismo mundo desde hace milenios y nuestra racionalidad tiene enormes puntos de encuentro, es que entendemos el mundo como resistencias parciales y dignidades a todo evento frente al racismo o la discriminación. Es que somos en síntesis, producto de la diáspora y de la cultura y la promesa de encontrar nuestra tierra prometida, pero aquí, en este mundo nuestro bien real y concreto.

Ente otros

Esta es mi verdadera convicción y mis anhelos del alma. Decir que soy hijo de la cultura, por mis lecturas y estudios y no por mis riquezas, pero sobre todo hijo de una cierta medianía o estado bisagra, que no es en absoluto medias tintas. Estudié en un colegio de la clase alta chilena donde conocí grandes amigos, viví en barrio militar en plena dictadura y aprendí a conocer a los militares de toda calaña, unos, honestos y convencidos de su aporte al desarrollo nacional, y otros locos psicóticos miembros de la represión y la crueldad de la DINA , al mismo tiempo que elegí la lucha frontal contra la barbarie pinochetista. Fui clase media laica pero amigo de los proletarios, a quienes tampoco vi como tales, sino como hermanos cotidianos de estudios y fiestas, de caminatas por los barrios obreros, de celebraciones por sus logros y por sus hijos recién nacidos a los que paseábamos en cochecitos pobres entre fábricas quebradas y abandonadas. Fui también hijo de mi madre que huérfana fue criada con todo el amor, la ternura y la educación de mi bisabuela Elena Lefort Levinson, sino judía de religión, sí de cultura y que me amó y me educó cuando yo era el mismo niño que mi hijo Elías cuando me preguntaba sobre su mejor amigo. Ya vieja me miraba y me ponía en el antiguo tocadiscos “El Club de los corazones solitarios del Sargento Pimienta”

Así, por azar y destino no manejados completamente por mí, he sido la bisagra de reales y supuestos feroces oponentes, de los extremos errantes de la vida. Por ello no es extraño que a veces perdiendo el equilibrio viaje apasionado desde la emoción desbordante, a la reflexión ecuánime sobre la realidad de hombres y mujeres que buscan la vida como oficios, como padres y madres, como lucha y como arte, como cotidianidad rutinaria parida con amores, con vigorosos encuentro y dolorosos desencuentros.

Este soy

No me quejo sino que me contento, con la claridad de un hombre que ha llegado al mundo por la fuerza, para ser el equidistante permanente de los enfrentamientos endémicos de la humanidad que se retuerce y se dispara proyectiles de odios arquetípicos o besos húmedos de angustia. Y no quiero matanzas ni odios, ni exterminar a ningún ser humano aunque algunos defiendan su supremacía por sobre los supuestos tristes animales que somos los palestinos, y que definen en su reyerta feroz con la frialdad del victimario.

Este soy yo, y pido perdón de corazón si he sido hiriente cuando veo a mi pueblo masacrado, a sus niños hechos jirones con juguetes en los que les queda de manos, pido perdón a todos quienes me leen, de distintas condiciones y determinados por la historia de sus comunidades y pueblos, pido perdón con el corazón en la mano pues no es sino la mano y el corazón palpitante los que viajan entre la pena y el miedo, entre el amor y la compasión, de quien reflexiona sobre sus propias limitaciones y errores.

Este soy, nada más ni nada menos, un humano, mostrándose al desnudo contra toda pretensión de ser un dios de los hombres, sino apenas su hijo malherido. Aquí estoy, despellejado en el ágora central de vuestras pupilas, acá estoy por historia y por azares dispuesto a aunar a los contrarios, aún cuando pertenezco tanto al polo de la ira como al de la pasión con mis semejantes. Aquí estoy yo, el abandonado, pero no solo, nunca solo, porque mi desnudez despojada de fortalezas de ficción, me arropa el cuerpo, esperando vuestro viento huracanado y sus juicios inclementes, o su reconocimiento y que me quieran, que me quieran, desde la definitiva voluntad de un nuevo encuentro.


27 jul. 2014

No callaré

Fesal Chain

No callaré
no callaré
no callaré
dormiré menos
hablaré muy poco de otros temas
no escribiré sobre la belleza
ni me sentaré a contemplar el mar
no me preocupará mayormente la forma de esta flor
o ciertas finas distinciones
pues no he recibido un bombardeo
ni esquirlas de clavos sofisticadamente producidos
ni me ha cubierto el fósforo caliente
o el plástico derretido de mi propia ropa
no me han volado el cerebro
ni han asesinado a mi padre y a mi madre
ni mi mujer grita mi explosión en trozos de carbón
ni mis hijos yacen bajo los escombros
por ello
no callaré
no callaré
no callaré
no me lo merezco
más bien estoy obligado a dormir menos que menos
a poner palabras sobre palabras
una y otra vez
palabras de mi pueblo en cada boca
a mostrar la ignominia y la barbarie
la crueldad del elegido
hasta quedar ronco o con ojos traspasados por mis venas
no me puedo dar ningún lujo
ni ninguna alegría en estos tiempos aciagos de miseria
debo obligar a mi inteligencia a alcanzar los latidos de mi corazón
que corre y huye hacia adelante como una bola de fuego
debo transformar las lágrimas convulsas
que estallan día día en el cuarto en penumbras
o bajo el sol de la tarde
en versos como dagas de plata
es mi deber moral y mi estigma
aquel que llevo en la frente desierta
desde que fui abandonado a la intemperie
desde que fui obligado a la marcha infinita de mis días
no callaré
no callaré
no callaré
hasta que el último muerto muera mártir
sobre las explanada seca de vuestras conciencias.

Acciones por la PAZ en Palestina

Este Miércoles 30 de Julio
a las 12:45
en Plaza Aníbal Pinto de Valparaíso 
leeré mi poesía por Palestina 
junto a músicos y artistas porteños





23 jul. 2014

YO ESCRIBO.

Fesal Chain

Yo escribo, qué más puedo hacer?,
pongo las palabras una a una sentidas,
me escondo como un caracol
y salgo como puedo,
como el violín, o como el cello, o como el piano trémulo
con cierto inicial silencio
voy como Miguel "del corazón a los asuntos"
hasta ocupar frente en alto el lugar correspondiente
con bufido y resoplar de mil caballos
con bandera enarbolada, al cielo el estandarte
con venas y con ojos en la estrella de mañana
dientes apretados
entonces me enciendo como una pira de carne y huesos
reverberante de luz
desde el rojo estallido de la flama
para ti
para ti hermano, hermana
que no encuentras salida ni respuesta
que no encuentras la ronda de tu cielo
ni la caliente transpiración de tus anhelos
para ti
para ti
para ti
mil veces para ti
que debes volar sobre tu encierro.

22 jul. 2014

Querido Pedro, especial para SITIOCERO


Fesal Chain 

A propósito de la campaña que propone a Pedro Lemebel como Premio Nacional de Literatura 2014, vayan estas breves palabras de homenaje. 

Acá link de SITIOCERO



Palestina Resiste





Laberinto.

 
Fesal Chain

Yo que no salgo ni a la esquina
y si lo hago voy solamente al café
a conversar con los viejos porteños irlandeses
o alemanes,
tomé hacer tres días una alforja
con pan sin levadura,
para adentrarme en el laberinto de la voluntad
de la sangre y de la carne,
en los túneles sin voz de la comunidad
de aquellos que no mueren.


Nayib Chahin: Testimonio de palestino hundido en la miseria y el abandono





21 jul. 2014

Un tipo que no siempre fue tan feo

Fesal Chain
(Al poeta que me encontré en el muelle)

Ayer por la tarde me fui a tomar un café frente al mar
y me encontré con un poeta que según sus propias palabras
no siempre fue tan feo,
me regaló este poema y me dijo, "cámbialo como quieras
total, aunque no creas yo estoy muerto
en cambio a ti te quedan algunos años más de vida
y te puede servir de algo",
entonces me salió este farfulleo que no se si estará tan bueno
o masomenos como decimos en Chile
pero ya está, así quedó, que nadie me acuse de robo:
Palestina mía no existes
sólo eres una mala silueta
una palabra que le creí al enemigo
y además parece que nadie te necesita
no se oye hablar a ninguna madre de ti.


Palestina: Nuestro Exodo; Nuestro Dolor






Lévantate Palestina

Fesal Chain




19 jul. 2014

Julia (à Julia Boutros)


Fesal Chain


Julia depuis la dernière invasion
J'entends ta voix
et J’écris mes poèmes pour la Palestine

Yo tengo un hermano (a Mahmud Darwish)


Fesal Chain


Yo tengo un hermano allá, allá, allá
no ha muerto en la noche de fuego o de fósforo
pues su voz se entremezcla en el humo y en la niebla
esa que viene del mar
mi hermano tiene una voz y dos pupilas como rayos
mi hermano Mahmud Darwish al que continúo.

No me lamentaré



Fesal Chain

No me lamentaré
solo leo el Hadiz 34:
"El cambio tiene que ser primero con la mano
si el pueblo tiene capacidad para hacerlo;
en caso de que no pueda
debe hacerlo con la lengua,
aclarando, negando, y hablando con la gente,
si no puede cambiarlo con la lengua
puede hacerlo con el corazón,
pues cada uno es dueño de su corazón..."
Así no alimento culpas y hago lo que puedo,
pero no me lamento
y en mi casa limpio el vidrio de la fotografía
donde todos están
Habash, Arafat y Haniye
como partes de un mismo cuerpo,
y no niego a ninguno pues me constituyen
para finalmente elegir lo mejor de cada cual
y lo que no me niega en mi consciencia y en mi sentir.

17 jul. 2014

Cien mil flores rojas atrapadas en Gaza


Fesal Chain

En esta noche recuerdo con el corazón a mi hijo
como mi abuelo recordó a mi padre cuando vivía lejos.
En esta noche seguro en mi casa con mi mujer durmiendo protegida
recuerdo con el corazón a los de mi sangre y se que serán masacrados,
que todas sus bocas abiertas como zanjas clamaran sobre el desierto
y que millones de ojos llorarán sobre cien mil flores rojas atrapadas en Gaza.
En esta noche no dormiré
pues miraré el mismo cielo bajo el cual ustedes hermanitos y hermanitas
serán aplastados por los tanques y metrallas del criminal.
En esta noche recuerdo con el corazón a mi abuelo
a mi padre y a mi hijo
y sé que ellos también clamarán y llorarán conmigo en el silencio.




12 jul. 2014

No pertenezco



Fesal Chain

No pertenezco a clubes de poetas
ni a asociaciones
ni a sociedades secretas
a ninguna de esas camarillas putrefactas
no pertenezco
sólo sé
que desde mi frontera de lluvias y puentes
hasta estos cerros colgando sobre el mar
he conversado ya 40 años
con el viejo de Paumanok
y con el hijo del ferrocarrilero
a contramano
desconocido por las masas abyectas
deste mercantil presente
no pertenezco
y en vuestra casa padre y abuelo
miré triste por esa ventana de luz
con el pez en el costado
y la escalera desgranada
la muerte de mis hermanos
sus lágrimas y aullidos sobre el desierto.


7 jul. 2014

Todos y todas


Fesal Chain

El viejo Neruda decía en Estravagario:
"Todos me piden que de saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele".
Bueno a mi me piden sin pedirlo
cuestiones asombrosas
callados
como zorros ladinos
como rabiosos sin baba:
involúcrate
en la discusión sobre la verdad
de la verdad
que esto que lo otro
que aquello sí es cierto
y más que lo contrario
pon en la balanza juicios novedosos
impactantes
defensas históricas
histéricas y apuesta
mira mi mirada fija
fijo precios
que lo de acá o lo de más allá
tiene un supremo valor
o más o menos valor que lo de acullá
en fin
vive como vivo yo me dicen
sin decirlo
así al agüaite
piensa como pienso yo me dicen
sin decirlo
así en emboscada
mi pelea es más pelea que la tuya
me dicen
con entrecejo señudo señero
ojos fijos pateando el suelo
en fin
hay cosas
de ningún interés para mí
desde los ojos que abro
hasta la lengua que callo
y sobretodo
so-bre-to-do
que entonces si digo algo o nada
respecto a to-do lo anterior
podría llegar a estar en no se qué reacción
o en no se qué cambio monumental futuro
o convertirme en un idiota
o en un genio que devela
en fin
déjenme tranquilo
es decir que no me interpreten
cuando me lean
no escudriñen
sino en ustedes
en entredicho sus certezas
señores y señoritos
señoritas y señoronas
la mujer que calla frente a su espejo
el masturbador compulsivo
la sádica solitaria y viuda
el Juan Tenorio de San Pablo con Neptuno
la recién casada y arrepentida
el separado con hijos de domingo
en fin
tampoco analicen los ejemplos
son al azar
como es la vida
al azar
y no estructuras
no conceptos
no lugares a llegar
ni cielos a construir
ni nada de nada.
"Todos me piden que de saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele".
Háganlo ustedes
para eso llegaron al mundo,
para mirarse al espejo.

2 jul. 2014

Hace 75 años


Fesal Chain

Hace 75 años
un judío lloraba en una café de París
o de Lisboa la muerte de su familia
de sus amigos y amigas
en las cámaras de gas
y triste miraba el cielo de cenizas
de la Europa pisoteada
pues bien
75 años después
en un café de Valparaíso mientras escribo
yo lloro, -y no es metáfora- ,
la dolorosa, larga y masiva muerte
de mis hermanos y hermanas
en la Palestina milenaria.


Ayer


Fesal Chain


Ayer tan solo ayer
yo mostraba mis dientes
tan solo dientes
pues no tengo un metralleta
o cohetes
pero sí mis dientes
mi lengua
mis palabras como dagas
gritando levántate Palestina levántate
y ahora no digo lo contrario
pero recuerdo
a mi bisabuela Elena Lefort Levison
quien crió a mi madre
y te pregunto a ti
hijo de Sión
si matarías de hambre a mi abuela Ana Raquel
o quemarías el cuerpo de mi madre
o el mío
nieto de Iemma Chahin
y de Rajme Taha
te pregunto si lo harías
tan sólo por ser el palestino que soy.

Accidente/Suicidio una variación


Fesal Chain

Accidente


Caminando por estrecha vereda
pisó un montón de mierda resbalosa
se cuneteó
y cayó de cabeza
debajo de la rueda
de una Matadero Palma.

***

Suicidio

Caminando por estrecha vereda
hizo como que pisaba
un montón de mierda resbalosa
y se tiró de cabeza
debajo de la rueda
de una Matadero Palma.




 Bo Bartlett Homeland 1994 • Oil on Linen • 134 x 204


Fesal Chain

De sangre y sin artificios
no vienes sino bella con tu luz
a refrescar memoria y nervio
a corromper el orden
de los hombres y las cosas
tú de bandera desgreñada
tú de dientes y de garras
tú amorosa fiera
libertaria libertad de mis anhelos.


1 jul. 2014

Partido


Fesal Chain

Con mi mujer una vez nos separamos
ahora jugamos el segundo tiempo
de seguir empatados
iremos al alargue
y si continuamos
en este equilibrio infinito
aunque sea precario
nos iremos a los penales
ojalá
hasta el fin de los tiempos.