Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

1 feb. 2010

Porque hoy es tiempo


Fesal Chain

Hoy es tiempo
nuevamente,
de fijar tus ojos tornasol
al horizonte,
de abandonar
tu humanidad
raída y solitaria,
y el dolor de muelas habitual
de las tardes húmedas
del llanto,
hoy es tiempo
como lo fue ayer,
para seguir
algo más
que a un tricolor o a una bandera,
para seguir algo más
que a un ariete solitario
o la voz de la promesa,
porque hoy es tiempo
de avanzar
sin miramientos,
hoy es tiempo
de esquilmar
sus privilegios,
de quebrar sus copas
de cristal envejecido,
de hundir en aguas
turbulentas
los ropajes del destino,
de reír a carcajadas
sobre los rostros
de la gloria,
de entumecer extremidades
y mandíbulas batientes,
de pisotear
las joyas y el espejo,
porque hoy es tiempo
como ayer lo fue
en las tinajas de barro
y escaleras,
en los ángulos
misteriosos de la piedra,
y en la loca marcha
de los hijos del maíz
y de la coca masticada,
porque hoy es tiempo
de cuchillos y de fuego
de sangre coagulada
sobre el cielo,
de la mano
en la empuñadura
de un destierro,
que más parece
abandono en un desierto,
porque hoy
es el tiempo del mañana
y no un reloj
de mecanismos
descompuestos,
o de lamentos
que se huelan
las entrañas
o se pasen la lengua
por la pena
en marejada,
hoy es tiempo de acabar
con las patrañas
con el insulto
y las egolatrías,
de quemar las naves
sin sextante
y de odiar
nuestra propia figura
en la batalla,
hoy es tiempo
de abrir
tu herida que supura
y de hacerla aún más grande
y delirante,
hoy es el tiempo
del mañana,
en que la corona
sin reflejos
se haga multitud
y fuerza embravecida,
y la túnica del rey cobarde
abrigue tus furias centenarias,
y te haga por fin,
trabajadora y esforzada patria mía,
la más grande
y orgullosa soberana.