Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
El pago de Chile. Artefacto de Nicanor Parra

17 oct. 2010

Breve Antología de Fesal Chain


YO PASOLINI
ANTOLOGÍA DE ANTOLOGÍAS
DE FESAL CHAIN

********
Selección de poemas antologados en los siguientes sitios web:

ANALECTA LITERARIA, Argentina, Buenos Aires.

POETAS CHILENOS DE ALEJANDRO LAVQUÉN, Santiago de Chile

ANTOLOGÍA POÉTICA UNIVERSAL DE FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ, España.



EL AUTOR Y SU OBRA
Fesal Chain (Santiago, Chile, 8 de noviembre de 1966) es un poeta chileno. Nació en Santiago de Chile, pero vivió gran parte de su infancia en la Araucanía. Estudió y se tituló en sociología en la Universidad de Arte y Ciencias Sociales (1986-2000). Durante su trayectoria ha escrito 29 libros: 23 libros de poesía, un ensayo de sociología, tres novelas breves y dos libros de crónicas. Hoy trabaja en la Novela Trilogía de Chile, una suma integrada de sus tres novelas breves: La Mariposa y la Rebelión, El Módulo y Tarde Quemada, en el Libro Obra en Construcción, proyecto de poesía completa y en el libro Chile violentamente amargo una suma de sus artículos políticos y crónicas publicadas en la red internet.

Textos Digitales

El autor ha sido publicado en los sitios web AlterInfos de Francia, Diario Digital G80, en el Periódico Digital Luis Emilio Recabarren, en los sitios literarios de Revista Analecta Literaria Buenos Aires, Argentina, Al Borde de la Palabra en Buenos Aires, Argentina, en Revista La Jiribilla Nº 419, La Habana, Cuba, junto a Roberto Fernández Retamar, Eduardo Galeano y José Saramago en un homenaje a Mario Benedetti, en el sitio homenaje al poeta español Marcos Ana, en el sitio de Revista Poesía de América Latina y Europa, Isla Negra, en el sitio de Poetas de Alejandro Lavquén, Poetas chilenos y en la Revista Lakúma Pusáki entre otras publicaciones.

Libros

La sociología como arma de la resistencia, ediciones del diletante, 2006.
Antología El Mar de los poetas, ediciones Calíope 2009,Chile, junto a 12 poetas de América Latina, México y Europa.
Poemario, Antología poética, España, Oreste y Pontevedra, junto a más de 50 autores de todo el mundo.

Referencias críticas publicadas

Para el poeta chileno Juan Cameron en relación a la participación del autor en la Antología El Mar de los poetas: "La contribución literaria del autor (...) cobra fuerza y rescata la vigencia poética de lucha en un canto de amor y de reconocimiento y en el significado que el océano Pacífico conlleva para lo popular, lo nacional y lo telúrico. Su voz nos remite a Pablo de Rokha: “cuando miro la roca que estalla/ sobre mi mar de Chile/ cuando miro a los pescadores/ que vuelven de la jornada/ popular y hambrienta/ del pescado barato y mal mirado”. El mar de Chile cobra para él importancia como símbolo y necesidad vital, ese mar “esmeralda en el día y negro como un/ subterráneo antinuclear/ de noche (…) que trae un suave olor a musgo/ en su movimiento perpetuo”, Revista Liberación, artículo Todos los Mares.



I. DE ANALECTA LITERARIA


CONVERSACIÓN CON MARCOS ANA

Ahora resulta Marcos Ana
que soy un metafísico,
de a-histórico talante
demasiado crítico
querido amigo viejo.

Pero tú me dijiste ayer:
"Triste es luchar en una misma casa,
romper la mesa donde el pan se come,
vivir entre paredes, enfrentados
tercamente en un mismo territorio".

Es que esa es mi patria
a veces, de repente,
como España,
de conjurados necios
y ciegos pensadores,
viviendo en casa oscura
con mirada túnel
sin destellos.

Ahora resulta Marcos Ana
que soy un neo conservador
colmado de beatería
revolucionaria
lleno de triste moralina,
eso resulta que soy yo
querido amigo viejo.

Pero tu me dijiste hoy
en la penumbra:
"Soñar; siempre soñar,
con banderas y besos,
la libertad y el aire
soplando en mi cabello".

Y así
entre tu susurro
y la fácil descalificación
de los enanos,
me levanto temprano
a preparar el alimento,
negándome en virtud
querido Marcos Ana
a dejar mis alas en suspenso.

Entonces
te apareces de nuevo
por la pieza
llena de libros
y de humo,
me interpelas:
"Mi pecado es terrible;
quise llenar de estrellas
el corazón del hombre".

Y me reconozco
nuevamente,
que yo no quiero comer
del mismo plato
de los nuevos liberales
progresistas modernos
capellanes,
que yo no quiero.

Que yo no quiero
acompañarlos en sus viajes
y chocar mis codos
con sus codos
en la mesa mayor
del pragmatismo,
que yo no quiero.

Que otros
se llenen la boca de discursos
con un pueblo abstracto, inexistente,
porque yo, vuelvo mi cuerpo entero
Marcos Ana, mi amado amigo viejo
al pueblo real carne y nervadura.

A ese pueblo
tan real y tan concreto
que come en mi casa
la comida y el pan
que preparo con mis manos
cada día,
eso quiero
eso quiero
eso quiero
amado amigo, compañero.


EN UN LIBRO

En un libro pequeño
que alguna vez
fuera de la biblioteca
del cura Puga,
que me dejó por la mañana
muy temprano
mi hermano, mi amigo
Esteban Coñoman,
en aquel pequeño libro
sobre la iglesia popular
me encontré un marcador
que dice:

"Tú mismo
floreces
donde
haz
sembrado".

Nada es simple
nada ocasional
nada es al azar.

Porque
el pueblo
de mi hermano
de mi amigo,
hoy martirizado
masacrado
asesinado
por mano policial
mandatada
por el estado criminal,
ese pueblo
florecerá
florecerá
porque ha sembrado,
porque cada mano
de la mujer
que se ha hundido
sobre la tierra
y que hoy grita
destemplada
sobre los cielos
de temucuicui,
porque cada mano
de hombre viejo
de hombre joven
que se ha hundido
sobre la tierra
y que hoy hace zumbar
la antigua onda
en el viento
de temucuicui,
recogerá el fruto,
del árbol de la memoria
y de la historia
y se erguirán los cuerpos
mutilados
de Galvarino
de Caupolicán
y de Lautaro,
de Suárez Marihuan
de Lemún
y Huentecura Llancaleo,
de Díaz Necul
de Collihuin Catril
y Catrileo,
de Cariqueo
y de Jaime Facundo
Mendoza Collío.

Nada es simple
nada ocasional
nada es al azar.

Ni que fuera
mi amigo Esteban
el que me dejara un libro
sobre la iglesia de los pobres,
ni que en su interior
el lenguaje
de la tierra
clamara esta mañana.

Porque renacerá
nuestro pueblo
milenario,
de Galvarino
de Caupolicán
y de Lautaro,
de Suárez Marihuan
de Lemún
y Huentecura Llancaleo,
de Díaz Necul
de Collihuin Catril
y Catrileo,
de Cariqueo
y de Jaime Facundo
Mendoza Collío

Renacerá
porque ellos y sus hijos
y los hijos de sus hijos
son la semilla
y son el fruto prometido.


SOY EL HOMBRE ELEFANTE

Bueno, malo, bueno, malo
qué le vamos a hacer, qué le vamos a hacer
aquí estoy
mordisqueándome las uñas de nuevo
maldita costumbre
mal hábito
cuando camino
con las bolsas de las compras
pesadas o livianas
bolsas de alimento cotidiano
pienso en los lectores
y en las lectoras
sólo ven mis palabras
mis ideas
mis sueños
mis supuestas develaciones
pero no ven mis horribles manos
mis dedos carcomidos
mi nerviosismo habitual
mis rabias
que son mis penas
mis penas
mis horripilantes penas
y estatutos
y yo no le echo la culpa a nadie
lo prometo
lo juro
no culpo a nadie realmente
pero es insoportable
la nueva renueva suciedad
si salgo a la calle
a los pubs
a los restaurantes
a los paseos peatonales
todo indica que no hay tiempo
el tiempo a los seres
en veloz carrera
individual
los corretea
los asusta
les saca la lengua
o qué se yo
que les hace
pero corren
te tiran sus automóviles
encima
pero no es de esto que quiero hablarles
no es tan sencillo
lo anterior es un lugar común
la velocidad de los seres
en los tiempos cortos
que corren, es un mero lugar común
no es de esto ni mucho menos
de lo que quiero hablarles
soy hoy el hombre elefante
soy feo
horripilo con mis manos
y mis nerviosidades
con mi ansiedad que galopa
el trasfondo de mi silueta
enervante
con mis penas de nuevo
mi pelo demasiado largo
para esta edad
en que se comienza a envejecer
en que se comienza a dar
saltos de dolor por la espalda maltrecha
o en que se pierde el deseo
de lo que quiero hablarles
es de la suciedad nueva
que se inaugura a cada momento
a cada instante del tiempo
torturadores sebosos
que recorren las entrañas
de la cultura oportunista
del borracho
con un solo libro
publicado
en alguna imprenta
de San Diego
y prologado
por su amigo borracho también
esta suciedad nueva
individual y de guerrilla
de valor de cambio
de la sobre vida insoportable
del obrero cesante
en un carrito de madera
del narco
con su automóvil
celeste
recorriendo estas calles
por la madrugada
en busca de la puta
hecha un muñón entre la pasta
pero tampoco de esto quiero hablarles
esto ya lo saben
y lo miran a cada momento
a cada instante
y si no lo ven
lo saben de igual manera
soy el hombre elefante
hecho un mendrugo de
músculos flácidos
y de nervios saltantes
tengo las manos destruidas
por mi propia boca
que se destruye a su vez
con el paso del tiempo
se caen los dientes
se sueltan
soy el hombre elefante
con una pena vieja
que se renueva
que se renueva
al verme encerrado
en la suciedad nueva
moderna
que me atrae
como un imán al metal
descompuesto y carcomido
soy el hombre elefante
gritando por la ventana de esta pieza
que soy un ser humano
que soy un ser humano
mientras el victorianismo
de todos los días
y el libre mercado
y la lucha por el valor de cambio
y el esbirro sudoroso
que te hacía saltar en la parrilla
se toman de las manos
de esas manos perfectas
de esas bellas y cuidadas manos
y bailan
hacen la ronda
la misma ronda
que Kundera describía
en su viejo libro viejo
y dan vueltas
y vueltas
y vueltas
y se elevan
y se elevan
tomados todos de las finas manos
recién manicureadas
cubiertas con cremas
y perfumes
se toman de esas manos
y se besan
se besan en los rojos
y carnosos labios
y se meten la lengua
a través de sus dientes de porcelana
y se acarician nuevamente esas lavadas
y cuidadas manos
que es lo único pulcro que les queda.


YO PASOLINI


Yo pasolini
yo
pasolini
yo

no tengo la ventana al mar
llena de cielo y viento
de las noches salvajes
ya no

no tengo la memoria del vino
blanco que burbujea
en la casa mediterránea
cuando miro
la fosa amarga
llena de agua
de Enríquez
de Pellegrin
sin la bandera

yo pasolini
rememorando
hoy frente a los muertos
de ayer
y de mañana
la última fiesta
sin abrazos

la última fiesta sardónica
católica
del comunismo
socialdemócrata
y rechoncho

tomándose las gradas
de la poesía
y de la dicha

cambiando la belleza
por manuales
la pelea
por contubernios
el asalto final
por más palabras

oh si
yo pasolini
sin mayúscula
y con mácula

homosexual
del intelecto homosexual
el maricón sin tributos
ni algarabías ni fetiches
ni estatuas
ni personalidades
marmolizadas y ojerosas

el antiestalinista por excelencia
el que no comulga nunca
menos con ruedas de carreta

yo pasolini
el anti funcionario
el anti gris
del murmullo conversacional
de la célula muerta
y estampillas
el que no se rinde al sueño
de la igualdad entre los hombres

Yo el pasolini
ante las cenizas de la izquierda

yo pasolini
yo yo yo
pasolini

yo pasolini
el que ha gritado
por siempre ha gritado

a aquel mundo antiguo y bello
de hombres y mujeres
dando la vida
por hombres y mujeres
cuando el torbellino
y la humareda
cabalgaban
sobre un palacio
desierto

yo pasolini
yo pasolini
yo

frente a las cenizas de la izquierda

cuando el pueblo pobre enrarecido
hoy
toma las últimas escarapelas andrajosas
de luto las bermellas
sin estrellas amarillas
en la última manifestación
de la ausencia de la vida

y los señoritos del partido
los dueños
funcionarios mediocres
y brebajes bailando
en las finanzas
se solazan
en el invierno sin la marcha
y con la muerte

nos han trastornado el alma
y la mirada
los ojos se arrugan en la tarde

la esperanza no flamea
y el himno esta seco
rojo seco
ya no hay fiesta

no hay abrazo posible en la traición
ni en la emboscada

y yo pasolini
el pasolini
de esta tierra
¡¡de esta tierra!!
estúpida y fétida
escupo sobre
la mierda
y camino sobre mierda

y lloro
famélico y solo
al amado muerto de ayer
que ya
no se levanta
¡¡no se levanta!!
que ya
no se rebela.


NÚMEROS

Los números son números
me enseñaron
tú los juntas o los separas
en fin
un lenguaje propio
me enseñaron,
yo busco mis números
a lo largo de los años
he buscado mis números
pero las personas
son un tanto impresionables
sugestionables,
la mujer en la feria
me preguntaba
si yo tenía opinión
sobre
lo de la foto y los periodistas
o sobre el funeral de Jackson
yo no tengo televisión le dije,
ah me dijo
yo a veces tampoco veo,
yo le insistí
no tengo aparato
me contesto: ah
y salió caminando con sus bolsas
con pescado y verduras
la gente es impresionable
sugestionable
no busca sus números
prefieren que se los dicten
que les jueguen el juego
no desean pensar,
yo busco mis números siempre
los junto, los separo
no he logrado una vida propia
realmente
ni un lenguaje mío
realmente
como las personas
como aquella gente
como la señora de las bolsas,
pero yo no tengo
aparato de televisión
al menos.


NO SE SI LO SABÍAS O RÉQUIEM PARA JACKSON
A Bob Dylan...

Ese chiquillo Jackson
a los 11 años cantaba:
"...tú y yo hemos de hacer un pacto,
hemos de traer la salvación
de regreso,
donde esté el amor, estaré ahí"
vivía en Gary, Indiana
una ciudad del medio oeste
fundada por
la United States Steel Corporation,
era un complejo industrial
Jackson vivía en la calle Jackson
Jackson era proletario
un negro proletario
de la minoría negra de Indiana
que había sido un lugar de indios,
las chimeneas en Gary
funcionaban mañana tarde y noche
lanzaban
su niebla negra también sobre las calles
sobre los niños
sobre las mujeres desempleadas
sobre los homosexuales negros
que se escondían
en los pasajes, en las esquinas,
el padre de Jackson, Joseph
era un operario de grúa
en una fábrica de fundición
de metal,
la plata, el dinero
no le alcanzaba
para mantener a nadie
ni para tomarse una cerveza,
ni para llevar a su cansada mujer
a las fiestas de fin de semana
de la comunidad negra empobrecida,
no le alcanzaba para nada
es que el padre era proletario
lo que ganaba
-te cuento, yo que estuve ahí-
apenas le servía
para mantener a su familia
Jackson nació el 58
tenía 12 años
tan solo 12 años y ya cantaba
cuando durante la década del 70
los trabajadores
se quedaron sin empleo,
el padre sin empleo
tomó a sus hijos
creó una banda de niños
4 niños
que viajaban en buses
por el medio oeste
por las noches
cantando en tugurios
de mala o buena muerte
pero de muerte al fin,
los hijos le daban "lana"
como dicen los mexicanos,
los hijos que dormían como fuera
que pasaban frío o hambre
o sueño,
los hippies aún sobrevivían
y Jackson cantaba
"hemos de traer la salvación
de regreso"
número 1 en los rankings
Bobby Taylor y Diana Ross
y Joseph el padre,
se llenaron de dinero,
en los 80, el cinturón del óxido
cayó como un gigante de barro
sobre los negros y los obreros
se cerraron las fábricas
hubo despidos en masa
Jackson tenía 20 años
y continuaba cantando
"...cada exhalación tuya
es la muerte de una persona
en otro lugar
(Otro lugar)
tu sonrisa saludable
es el hambre y los conflictos
de otro niño
(Otro niño)"
mientras era un espantapájaros
en el Mago Negro de Oz
comedia mediocre
para los negros de Indiana,
lo que vino después
es cuento conocido,
demasiado conocido
no sé si lo anterior
explica lo que vino después
no lo sé, ni me importa
sólo te cuento esto
porque me preguntaste
y yo estuve ahí
que mierda de vida
la de los negros de Gary
la ciudad y el estado
con menos leyes a favor
de todos los trabajadores
del mundo,
no se si lo sabías...
tú que eres tan comunista,
era un infierno estar allí
a mi me cortaron el brazo
me lo suturaron
a sangre de pato
yo jamás volvería allí
ni por todo el oro del mundo,
y ahora déjame
déjame tomar
esta cerveza tibia
y ándate
esto todo yo lo vi
cuando trabajaba ahí
en la maldita fábrica
de fundición de metal
con ese tal Joseph
que era un perro
cuando desentonaba
el pobre niño
zas!!
le daba como si fuera
una cosa, una cosa
en fin
yo lo escuché cantar
en Gary
era un genio
pero algo olía mal
algo olía muy mal
en toda esa historia.


NUEVA ANTIGUA
PARÁFRASIS DE DALTON


El poeta cara a cara
con la realidad
económica
social
y política del poeta.

Fuma sus cigarros sueltos
comprados
en el almacén de la esquina
bebe su dosis de aquellas
o estas palabras
de un poeta salvadoreño muerto
ya no vuela
el rocío se ha congelado
por el barrio.

Hasta que se destroza el hocico
contra la realidad
económica
social
y política del poeta
que no puede sino
escribir
y escribir
y escribir
al escuchar un grito
cruel que lo despierta
¡¿Vamos a vivir de esto
de esto
de palabras propias
o prestadas
vamos a vivir?!

FLORES DE NÁCAR EN LA CASA DE LA RISA,
PARÁFRASIS DE SOBRE DOLORES DE CABEZA

DE DALTON


Dalton nos decía
"Es bello ser comunista,
aunque cause
muchos dolores de cabeza."

En la casa de la risa impenitente,
en la casa del horizonte plástico
y radiante
Hoy en la casa de las flores de nácar
ser comunista
poseyendo el don de la ubicuidad
es una sinrazón
implacable.

Por eso Descartes nos decía
Humanitas divergit
La humanidad se separa
diverge.

Así yo digo
El verdadero comunismo
será,
si es posible asumirlo
primero en la mente
entre las cosas,
no la explicación
de la separación
o la guerra de movimientos
sino una divergencia
del tamaño del sol.



II. DE POETAS CHILENOS DE ALEJANDRO LAVQUÉN


VIDA

Cuánto escurre por la herida de la vida
Qué cantidad de supuración imperfecta,
Qué volumen decae hacia la ribera
De un Río muerto,
Cuánto recorre la callosidad
Para cubrir la rajadura que no cesa,
Cuánto tiempo coagula.
Vida reciclada, metanoia escabullida
En cada poro de la piel
En cada pliegue del barroco cuerpo
Que camina sobre la mar resignada.
Reasignada,
Nuevo signo, nueva función del día que pasa.
Vida, vida, vida y ahora
Pregúntate qué, cual caminante,
Qué camino, no hay camino.
Si el antiguo es el nuevo.
Si el nuevo es nuevo
O es una variación nada más que una variación,
Nada más que una variación de una variación
Nada más que una variación de una variación
Escabullida de tu error, de tu transitoriedad
Escabullida por cada poro de tu piel
En cada pliegue del barroco cuerpo
Que camina a duras penas sobre el elemento
Terrestre y no sobre la mar, reconstituida en
Cabellera envuelta en azabache
Acariciando en la cama húmeda
Al mendigo de cada madrugada al mendrugo de pan
Que te despierta, a ese pene erecto de madrugada.
Vida, vida de ayer y de hoy y de ayer,
Reciclada en la variación de la calle y de la cama
Que surca el cielo borroneado de un Leppe (1)
Cuando vas a la cocina
Y te escarcha el frío en el pie derecho
Y tus tetas se muestran al gato
Y se respingan los pezones como un cristo
Aullando al padrecito y la sangre hiel cubriendo
Esta tierra seca de minutos y luego llovida, yo vida, llovida.
La cuestión entonces es
La sacudida, y no la sangre ni la lanza que lanzas,
Ni la lanza en el costado
La cuestión es entonces aquella
Sacudida
De los cuerpos revueltos
En una sola tira de piel
Jugosa y libido de minutos nada mas,
De momentos nada más
Aullantes en semen sangre fluido piel
Yo vida, llovida la cabellera en azabache
Nada más que una variación de una variación
Supuración imperfecta, volumen decaído de masa
Hacia la ribera de un río muerto,
La
Sacudida
La
Sacudida
El temblor.

(1) Artista Visual chileno


VARIACIONES EN TORNO A AHORA
O COMO VIEJOS AMIGOS NOS HAN TRAICIONADO


¿Quieres progresar, ser más
De que lo nunca fuiste
Salir de tu población
Comprarles a tu padre y a tu madre
Un nuevo enrejado para la casa,
Un nuevo televisor
Un DVD, un computador?
No te odio hermano,
Yo me levanto mirando
La modernidad endeble
Y tiemblo como un niño abandonado
Olvida tus viejas razones
Olvida a tus amigos de la infancia
Olvídate de una vez y para siempre
De la Revolución Francesa
Ahora que viejos amigos
Nos han traicionado
Métete a la Concertación de Partidos
Por la Democracia de ellos
De la libertad progresista de ellos
De la fraternidad endogámica entre ellos
De la igualdad sólo para ellos
Conviértete en uno de ellos
O a lo menos en una mascarada
Parécete
A lo sumo se reirán
Desde sus fiestas privadas
(Ahora sí les gusta la palabra)
De tu pelo crispado y negro
De las marcadas y arrastradas
Chhh de tu lengua
De tu pretenciosa muñeca Rolex
Y de tus camisas y pantalones de colores
Comprados en Italia
Te nombrarán Machuca en secreto
En sus fiestas de pequeños burgueses de siempre
A lo sumo te harán operador político
Para obtener recursos, (así se dice ahora)
Frescos por montones
Y así vestir sus nuevas casitas
Con Pinturas de Arte Moderno Ininteligible
Pero de mala calidad
No conocen a Adolfo Couve
Ni a Juan Francisco González
Obtener recursos, (así se dice ahora)
Para vestir sus estanterías
Con libros de Hayek, Friedman
Y sus amigos de Chicago,
Con Poemas de Parra o de Zurita
No conocen a Alfonso Alcalde
Ni menos leen a los poetas de la Unión Chica
Y sólo celebran a Andrés Pérez ahora
Que se revuelca muerto
En su desesperado esfuerzo
Por tratar de volar evitando nuevamente
Que ellos los pitucos de medio pelo
Le corten las alas de nuevo
Obtener recursos, (así se dice ahora)
Para llenarse de estudios de Postgrado
En alguna Universidad Norteamericana
De la Nueva Derecha
O de la Cristiandad Solidaria
Para seguir escuchando a Bosé en directo
O a la Torroja
O alguna diva cartucha
De la canción Light de la transición eunuca
Se olvidaron de Zitarrosa o de Víctor
O del Gitano Rodríguez
No te odio mi hermano, y acuérdate
Que cuando todo se derrumbe
Te acusarán a ti primero
Cuando la prensa
Descubra que han sacado
Las castañas de dólares
Por montones
Con tu aún dura y callosa mano
De Gato proletario
Para mantener el poder
Que detentan hace tanto
Para seguir revolcándose en el estiércol
De ratas
De su propio progreso
De sus playas mexicanas
De sus viajes a La Habana
Para pagarle a las jineteras
Cientos de contorsiones
Que sus propias mujeres
En nombre de Cristo no se atreven
A hacer para ellos y ellas
En sus blancas y olorosas camas
De sábanas con blondas
Para seguir levantando
La cultura de la basura Liberal
La cultura linda del evento y la fiesta ciudadana
De las concesiones geniales
Para sus veloces autos geniales
Que buscan bosques y cabañas doradas
Donde sus abandonados hijos geniales
Esnifan la mejor Coca
Y andan raudos en las más bellas motocicletas
Y en los Audis color caramelo
Mientras tus sobrinos con el cerebro
Negro y limítrofe, hermano
Todavía jalan pasta base
En la Rosita Renard o en la Legua
Yo por mi parte no te odio
Me levanto mirando
La modernidad temblorosa
Mientras trabajo callado
Aún leo a Alcalde
Y las viejas Revistas Araucaria
Aún miro embelesado
Junto a mi hijo Pintura Chilena
En el Museo de Bellas Artes
Los domingos gratuitos
Paseando por el Forestal
Y ahora que viejos amigos
Nos han traicionado
Desde tu antigua memoria
Histórica y de pie espero
Que empiece el carnaval
La orgía en el Palacio de Invierno
De Banderas y Besos.


En cursiva de una canción de Ismael Serrano



VARIACIONES EN TORNO A CABALLO UNO
A los de las tres letras.

Miguel, Bautista, Luciano
Bautista, Miguel, Luciano
Luciano, Miguel, Bautista
A caballo comenzó el delirio
De esta carrera
Da lo mismo el orden o el desorden
El desorden o el orden de los factores
No altera el producto
La trinidad se hace una
¿Cuánto ha pasado hermanas
Hermanos
Cuánto tiempo ha
Recorrido el cuerpo trinitario
Por las tres letras del amor?
A caballo apagamos el frío
A caballo borrando ignominias
¿Cuánto ha pasado amigos amigas
Cuanto tiempo ha recorrido el cuerpo trinitario
Cuanto ha pasado
Compañeras compañeros
Por las tres letras del amor?
Manos UZI,
Manos cohetes
Manos fuego
De tres letras
Trinidad infinita del amor
Frentes de la gente en el campo
Frentes de la gente estudiando
Frentes de la gente trabajando en la fábrica
Frentes y aparatos de la gente
Todos después silenciosos
Pero serpientes pero serpientes
A caballo impartiendo justicia
En la organización completa
De la nueva vida
¿Cuánto pasó hermanas hermanos
Sobre la fuerza de la energía trinitaria
¿Cuánto pasó el Padre
Cuánto pasó el Hijo
Cuánto el Espíritu
Cuanto pasó
El pueblo eterno que no acaba
Infinito el pueblo
Que no acaba
Cuánto pasó el fusil presionando la vida
Cuánto pasó la conciencia total?
No hemos muerto aún
Vivimos en las entrañas
De la encabritada Bestia capital
A caballo Vivimos
De tan necesarios

Aún vivimos
Pervivimos.

En cursiva de una canción de Silvio Rodriguez


DERIVADO

Parece una casa,
Una casa
Sin habitantes y estoy aquí
Y el viento entra y sale
A veces tibio, a veces frío
El viento,
Parece una casa, una casa
Deshabitada
Sólo voces y vientos están aquí,
Maldicen lo cierto,
Se mueven y mueven a los arbustos
A un ritmo inexistente aún,
Yo derivado por el dios del cielo
A vivir en la provincia
Derivado por las olas de un mar que tiembla
Derivado al extremo del sitio
Al sur del sitio largo
Que entre cordillera y cordillera y mar
Se retuerce como un intestino
Exaltado y adolorido
Y que parece derrumbarse corrupto
Voces y viento entran y salen de la casa aún
Inhabitada
Y por la inhabitada corren
Me miro plasmando las letras de corrido
Plasmando estas palabras
En plena intemperie con la casa afuera
De mi mismo
Me miro a mi mismo
Plasmando una mujer
Plasmando niños de ausentes ojos que no miran
Plasmando una marejada violenta del norte
Plasmando las cordilleras muertas
En un papel las palabras
Arrugadísimo y quebrado
Y yo derivado por el dios del cielo
A vivir en la provincia
Derivado por las olas de un mar que tiembla
Derivado al extremo del sitio
Al sur del sitio largo
Que entre cordillera y cordillera y mar
Se retuerce como un intestino
Exaltado y adolorido
Y que parece derrumbarse corrupto
Derivado al medio del sitio en el valle húmedo
Al interior de la casa inhabitada
Desalumbrada como una noche vacía
Esperando al que no vendrá después
Y que no me hablará
Nunca.


EL CALOR DEL VERANO

El calor del verano
Las calles vacías
El sol recalienta el cemento
Los árboles no se mueven
Y yo acá escuchando a Matt Monroe
En la radio AM
Todo pasa Todo pasará
Recuerdo el verano del 76
Los pastos secos alrededor
De los DFL2 no tan nuevos
Y la pelota vieja
Pelada
Rebotando
Sobre las piedras
Y a Fillol y Cornejo
En la tele en blanco y negro
Las calles vacías
Todos mirando la tele
Las calles vacías
A las 2 de la tarde hoy
La gente esperando el nuevo año
Han pasado ya 30 años del verano del 76
Tres años de la matanza
Los hijos de los soldados jugaban
Conmigo en la cancha de trigo falso
Mientras sus padres
Torturaban a los que serían mis hermanas
Y siempre entre nosotros niños
Saliendo de aquella casa de azul
Entre los gritos de gol
Las canciones italianas
Del festival de San Remo
Eran los días de un lindo arco iris
Se iba el invierno...
Canciones que escondían
Los gritos en las mazmorras
De mis muchachas en el calor del verano
Por ejemplo
Me gusta la calle

El aire cansado

Quizás por las tardes
En el verano del 76 yo miraba a
Los hijos de los soldados
A veces desde lejos
Tan niños
Tan sin saber nada de nada
Y yo jugaba pero también
Ya jugaba a la guerra
Y callaba para ellos
Mientras de esa casa azul siempre
Salía a borbotones
La música de Nino Bravo
Hay una chica que es igual
Pero distinta a los demás

Y las distintas
Yo sabía donde estaban
Con sus almas hechas pequeños
Trozos de espejitos con sangre
Mi gran amor, has sido tú
Aurora cielo y paraíso de juventud

Mi gran amor te conocí
Pues siglos antes de encontrarnos te presentí

Y entonces llegaba la cansada noche
Y transpirado a la casa
Con olor a falso trigo
Lleno de polvo y tierra pegada a los tobillos
Presentía que las muchachas
Que gritaban y llenaban el cielo
Con sus vocecitas escondidas por la radio de la casa azul
Serían las novias de mi vida futura
Y entonces en la noche sin madre ni padre cerca
Yo las veía con sus pelos largos y blancas y delgadas
Corriendo junto a mí en un prado
Húmedo sin fútbol
Ni tenis
Ni niños torturadores
Yo las veía junto a mí
Bailando desnudas
En una ronda infinita
Con canciones italianas
Del festival de San Remo.


QUILLÓN Y DE FONDO MÚSICA INCIDENTAL
DE VÍCTOR PARA LA REMOLIENDA


Me levanto en la mañana
De la octava
Abro la ventana de par
En par la ventana
Miro la laguna
Escuchando a Víctor
La música incidental
Para La Remolienda
Los perros juguetean
En la terraza techada,
Cerca del fogón,
Las mujeres bailan y llevan sábanas
Toallas, recogen la ropa húmeda
Los pájaros, chillidos y aleteos
El viento despierta
A las nubes negras de su largo lamento
Yo escucho La Remolienda de Víctor
Me tomo el primer café del día,
Prendo el primer cigarro
De este nuevo día,
Leo la Historia de Chile
De Encina y Castedo,
El tomo de la Independencia
La vida de José Miguel
Escucho nuevamente la música
Los pájaros, chillidos y aleteos
No hace frío
El viento despierta
A las nubes negras de su lamento
Los perros juguetean
En la terraza techada, cerca del fogón
Siento la fuerza
De un Chile secreto y callado
Lo siento en mi piel y en mi alma
Miro hacia los puentes
Hacia los caminos
Rurales
Las ovejas se amontonan y nos miran
Los árboles nos saludan
Y se levantan de su sueño monumental,
Veo a Víctor caminando con poncho negro
Bailando al trote
Entre cordillera y cordillera
Como un pájaro negro
Con cierta tristeza y desamparo
Y siento la fuerza
De un Chile secreto y callado
Lo siento en mi piel y en mi alma
Y en mi corazón renovado
Una mujer vieja
Me saluda con cariño
Un hombre bueno me abraza
Un joven
Que vuela entre las piedras
Un joven bello se mira
En nuestro espejo,
Y el fogón chisporrotea,
Se enciende fuerte el fuego
Con el color del
Viento y la lluvia de Quillón
Mientras te doy
Un suave y humilde beso
En tu frente herida
y en tus ojos tristes de niña.


EL MAR DE CHILE UNO

El mar de Chile
Está lleno de huiros
Lleno de manchones amarillos de sal entre
La espuma blanquísima
Cuando explotan las olas
Sobre las rocas redondas y estallan como pólvora
El mar de Chile tiembla de día y de noche
Suena a derrumbe continuo
Lleno de cochayuyos pegados a las rocas
Como serpientes marinas retorciéndose
Como serpientes retorciéndose en la cabeza de
La medusa
El mar, el mar el mar de Chile
Esmeralda en el día y negro como un
Subterráneo anti nuclear
De noche
El mar
Que trae un suave olor a musgo
En su movimiento perpetuo
El mar revuelto que me hizo mirar sólo mirar
Que me invitó a sentir tu fragilidad
El mar de Chile que te trajo de vuelta
Como devuelve intempestivo
Los restos de los barcos
Que han naufragado
En su cuerpo.


EL MAR DE CHILE DOS

Cuando voy al mar de Chile al hermano mayor
Que cubre los largos e interminables e infinitos
Kilómetros de Chile
Y veo sus olas revueltas y el frío temblando
En las piernas de las mujeres de los pescadores
Y las gaviotas
Y los lobos de mar
Pienso en el hermoso y duro Marinetti
En el futurista que cantó al automóvil y a la fuerza
"¡ Oh grande, rebelde y feroz mar!
Mar vengador,
Mar como hule incoloro... ¡Anda! ¡ Salta !
Saltar con salto elástico
Hasta las nubes, hasta el cenit".
Y cuando veo trémulo y distante las algas verde ámbar
Y las ágatas redondas chocando
Y los gritos del elefante con su vaho volando
Por los kilómetros interminables de la patria
Pienso en el hermoso y duro Marinetti
En el futurista que cantó al automóvil
Y a la velocidad del rapto de las masas sin miedo
"¡....Y luego botar y rebotar, sin cansarte
Como una enorme bola!
¡Inundar orillas, puertos, muelles, agachados
Como búfalos bajo sus retorcidos cuernos de humo!"
Cuando voy al mar de Chile al hermano mayor
Que cubre los largos e interminables e infinitos
Kilómetros de Chile
Y veo sus olas revueltas y el frió temblando
En las piernas de las mujeres de los pescadores
Y las gaviotas
Y los lobos de mar
Pienso y pienso en el hermoso y duro Marinetti
Que cantó a las muchedumbres carismáticas
Embelesadas por sus mismas marchas
Firmes sobre la tierra negra
"Aplasta, oh mar, las ciudades con sus corredores de catacumbas
Y aplasta eternamente a los viles,
Los idiotas y los abstemios, y siega, siega
De un solo golpe las espaldas inclinadas de tu cosecha".
Cuando corro por la arena como un desvariado
Y monumental gigante de alas blancas
Cuando miro la roca que estalla sobre mi mar de Chile
Cuando miro a los pescadores que vuelven de la jornada
Popular y hambrienta
Del pescado barato y mal mirado
Pienso, busco, pienso y busco Marinetti
Cuando gritaba frenético como yo quisiera hacerlo:
Oh Mar¡ Mar de Chile, Mar tempestuoso y vengador¡
Oh mar de Chile mío de mi Patria herida y degollada,
"Haz
Machucar los pozos de los millonarios,
Tocándolos como tambores".
Cuando voy al mar de Chile al hermano mayor
Que cubre los largos e interminables e infinitos
Kilómetros de Chile
Y veo sus olas revueltas y el frío temblando
En las piernas de las mujeres de los pescadores
Y las gaviotas
Y los lobos de mar
Pienso en Marinetti y en su mar vengador
"Que lanza, lanza,
Los cráneos explosivos entre las piernas de los reyes"
Y me deleito solo como un niño que juguetea con sus
Rifles y granadas
De mano.



III. DE ANTOLOGÍA POÉTICA UNIVERSAL DE FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ


AUNQUE LLEVE LAS DE PERDER

Los nuevos ricos
enanos de negro cartón
sobre automóviles
que parecen tanques,
aquellos
burdos del lenguaje
que se ufanan
de las cosas
y más cosas
y más cosas
y más cosas,
esos
que escondieron su figura
en las tinieblas,
cuando las tinieblas
enredaban
gritos y muslos
que no eran de cristal
que no eran cosas,
esos enanos
mal hablados
imponen los billetes
cuentan con sus dedos cortos
los denarios
y las monedas de soberbia,
caminando en procesión
con sus muñones que brillan
y la ignorancia horripilante,
en viajes
de trasatlántica ignominia,
y entonces yo
qué más haré,
qué haré dios de los injustos,
qué haré dios de los que ganan,
que haré dios enjoyado
y grotesco, que haré,
dios de los pedófilos
de misa diaria,
pues sí que lo sé,
sí que lo sé,
dios de pacotilla,
yo jamás seré su víctima
en ruegos angustiosos
y ojos de pecera y esmeraldas,
jamás seré la pobre espalda
fustigada
en podrida relación,
jamás de rodillas,
me pondré,
jamás caminaré en sus senderos
egoístas,
jamás viajaré como turista
por la tierra,
jamás lo haré,
dios espantoso
de seres espantosos,
yo,
pelearé mi guerra
con la fuerza que me dio
un otro
con alas y armadura,
yo pelearé mi guerra
sin descanso
hasta glorificarme
o secarme entero
como un charqui,
hasta perdurar en la memoria
o hasta la muerte
de los enanos
o la mía,
yo seguiré adelante
adelante,
solo
o con mi ejército de amores,
así me secuestre el olvido
y la miseria,
o lleve las de perder
en esta vida.


ODA AL PUEBLO DE CHILE

Pueblo mío
que arrastra
sus pies por las mañanas
en la vieja cocina
de la madre enferma,
pueblo mio que camina
sobre la larga y angosta
franja de tierra,
pueblo mio encerrado
en oscuro bodegón
y mueca dialéctica,
escucha los lamentos en sordina
de los muertos de ayer
de los quemados de ayer
de los degollados de ayer,
de aquellos colgados
en el pau de arara,
parrillados sin clemencia
hechos jirones
de carne húmeda
e hilos de baba coagulada,
escucha los lamentos en sordina
de los encerrados en estadios
y en las casas secretas de la DINA,
escucha los lamentos
de los desaparecidos en la calle
como nubes evaporadas
de un cielo inexistente,
pueblo mio
vecinas pobres
barriendo tierra en los barrios
de la patria,
niños queridos
caminando temprano a la escuela,
cansadas profesoras primarias,
obreros
recorriendo la capital en bicicleta,
mujeres viejas
que han olvidado su rostro,
caballeros grises
que toman café
mirando las piernas
de las nuevas proletarias,
escuchen el susurro en sus oídos
de los muertos de ayer que gimotean,
escuchen y miren lo que hacen
los nuevos traidores de Chile
los Pérez Yoma, los Rosende
los Carvajal, los Tironi,
los Viera -Gallo y sus secuaces,
los parlamentarios de pacotilla
los funcionarios obsecuentes
de un gobierno decadente,
los funcionarios de inteligencia
del régimen socialdemócrata
liberal,
lo que hacen los hombres
del orden y de la paz de cementerios,
todos han incumplido la promesa
se han vestido de nuevo ropaje
y chucherías,
para seguir matando hermanos
y baleando niños
y ocupando escuelas
al sur de Chile,
para seguir mintiendo
y escondiendo
sus verdaderos intereses
sus prebendas,
con artilugios y cuencas de colores
con bonos y canciones,
para mantener sus riquezas
sus negocios y privilegios,
oh pueblo mio
despierta de una vez
del largo sueño
embrutecedor
en que te encuentras,
escucha a los muertos de ayer
escucha
a quienes dieron su sangre
en las trincheras
y en las catacumbas
del horror,
escucha pueblo mio
no te escondas
en tu trabajo habitual
ni en tus
necesidades públicas,
despierta
despierta pueblo amado,
no dejes que en nombre
de una democracia
de plástico y tarjetas de crédito,
de una democracia vacía
de meros votantes y clientes,
que en nombre
de la simpatía y de la risa
presidencial,
que en nombre de las promesas
que no llegan,
te escondan la realidad real
la trágica realidad real
de los nuevos muertos
de los nuevos perseguidos
y humillados de la tierra,
de los nuevos marginados
y silenciados
de la economía mercantil
de bucaneros y piratas,
de los nuevos entristecidos
y condenados de la cultura
y la palabra,
despierta pueblo mío
levanta tu coraje
que se esconde
en la lucha obligatoria
por el pan de cada día
negado por los viejos y nuevos ricos
y su séquito de alimañas,
levántate pueblo mio amado
y haz que los multicolores
dominadores de la alegría,
se arrodillen frente
a tu cuerpo enorme,
arrepentidos
del engaño
y la ignominia.


DE RAÍZ HECHA ROCA

De raíz hecha roca
se hunde mi corazón
como flecha de fuego
en la materia más cruel
y antojadiza,
soy el poeta de la carne
y la voluntad duradera,
y ningún idiota
ni propagandista
me hará creer aquello
que no se realiza,
aquello que se esconde
con la vergüenza y la culpa
del niño rico que roba
en la cartera de la madre,
bufones
de la caridad sionista y católica
bailarines al son de egolatrías
mamarrachos descerebrados,
individualistas,
llorones,
víctimas de su errante
marcha de piernas
como hilachas de baba,
esconden su criminal
razonamiento,
sus errores
que son horrores
cuando bajo el mar
de tempestades milenarias
se hunden las mujeres,
los niños,
los ancianos,
los hombres de la patria
abandonada
en la desidia
habitual de los mediocres,
en las decisiones inconsultas
en las ordenes que trastabillan
en sus lenguas pastosas,
izquierdistas de oropel
llenándose la boca con el pueblo
el mismo al que hunden
en las entrañas de la tierra,
socialdemócratas y palabreros
malabaristas
del lenguaje y de la imagen,
lumpen gobiernistas
y lumpen empresarios
que ahorran en fierros
y cemento,
lumpen comerciantes
haciendo negociados
con el hambre
de los sobrevivientes
en harapos,
lumpen navegantes
de fragatas hermoseadas
con el trabajo del que naufraga,
todos lumpen saqueadores
del alma de Chile,
todos teletonescos
y burlones
moviendo las caderas
frente a las cámaras
lujosas de rostros y de drogas,
juntando las monedas
que han succionado antes
y durante toda la historia
de esta franja,
lavándose las manos
con la sangre de los hijos
de Chile,
débiles e infectos
sin nervadura ni coraje,
a todos ustedes hijos de puta
y que las putas me perdonen,
les digo aquí
parado en la vereda de mi barrio
como un Rodrigo Díaz de Vivar
de los andrajos,
que sigo siendo y seré
aunque no lo quieran,
aunque lo nieguen
una y otra vez y para siempre,
el mayor poeta de la Patria Nueva
que se alza,
como se levantó Lázaro y Josafat
el de Judea,
y el mayor poeta viento
de un país
que se enarbola
en la mierda de dominadores
y sirvientes,
y por siempre
aún muerto y hecho tierra,
de raíz hecha roca
se hundirá una y otra vez
mi corazón
como flecha de fuego,
en la materia más cruel
y antojadiza,
y seré la boca y el verbo
de aquellos que barren
sus escombros y cornisas,
porque lo he perdido todo
como lo ha perdido
el pueblo pobre,
el pueblo que trabaja
y se deshace,
en la lenta agonía
que es su vida.


AY HERMANO HERMANO DE LA TIERRA

Ay hermano hermano de la tierra, necesito escribir el poema mayor
de tu epopeya, la enorme magnitud de tu martirio y de tu lucha,
y sin embargo en esta noche, en esta enorme noche, en esta ciega noche
de golpes sin sonidos, y temporales sordos estoy anestesiado,
ya no hay aire en mi escondrijo, porque no sé de tus dolores,
ni cómo y cuándo tu musculatura se retuerce, o si tus ojos milenarios
se han hundido, o si tu lengua sin el trompe se ha secado,
como un hilo de charqui tras la traquea y la faringe, no lo sé,
no puedo saberlo en este instante, estoy solo y caigo como agua sin su sangre,
y angustio mi cuerpo en la pieza de madera sin retorno,
girando sobre un espiral desesperado, por tu grito amasijo y desamparo,
y no sé cómo acompañarte, hermano ay hermano en tu foresta,
y nadie sabe exactamente cómo, y carecemos de instrumentos,
no tenemos instrumentos, no reunimos materiales,
y ya no sirven las palabras, y si inventáramos el lenguaje total de la existencia,
el más exacto y más terrible, para cambiar la vida que se pudre,
nos faltarían sílabas y versos, nos faltarían estrofas y sintagmas,
nos faltarían paradigmas y papeles, y ni todas las piedras ni paredes,
ni todos los asfaltos y columnas bastarían,
para trocar el dolor del nervio y la miseria,
y sin embargo es mi escritura lo único que tengo,
es la tira de cuero, que hago silbar para lanzar la piedra, es la flecha
y la cabalgadura y sus espumas, es el grito y el ropaje que me cubre de la lluvia,
pero sé que no bastan mis palabras, no bastan mis palabras,
no bastan mis palabras, en este tiempo de feroces animales
que se comen a la madre, tiempo negro en que todo se hace inmenso,
superior a nuestras insignificantes voluntades, a nuestros actos inservibles,
porque toda la vida se hace nada, porque toda la vida se hace nada,
toda la asquerosa vida que tenemos se hará nada si tú, ay hermano hermano,
mueres de soledades y de hambre.


HOY 10 DE SEPTIEMBRE DEL 2010
A PABLO DE ROKHA


Hoy 10 de septiembre
de este año 2010
me despierto errabundo,
en la televisión, la unidad falsa
pegada con moco de la patria trágica,
quincheros y quilapayunes,
fascistas y resistentes en la pantalla putrefacta
del mal llamado canal nacional,
pobre invento de funcionarios y ganapanes
de sociólogos de salón, ingenieros eléctricos
e iluminadores cobardes de rostros desfigurados y verdugos,
hoy, 10 de septiembre de este año 2010
te recuerdo amigo piedra, a ti "guerrero malherido",
y veo el mar frente a esta ventana vieja
el mismo mar chileno como espejo hierático
como sopa fría grasienta
para la guata podrida de los mayoritarios,
y te recuerdo Pablo
Pablo de Rokha, el más atribulado
el más digno de todos, el más valiente,
y alzo orgulloso tu viejo libro fotocopiado
tu antología de multitudes, tu boca negra
tus manos con bolsas y verduras
tus ojos mirando a los chiquillos,
tu palabra metralla y vómito estelar,
y entonces
entonces
ya no ando meditabundo
ya no ando vestido de rabias
ni de flacas envidias sudorosas
de sectas tinturadas y mediocres literatos
que sólo se invitan y se leen entre ellos,
y recojo tu revolver de plata y de madera
con el que alcanzaste las estrellas
y con un retrato de Mao en mi estadía
me hermano a ti padre,a ti,
"el gran solitario de las letras chilenas".


TRABAJADORES DE MI PATRIA

La bandera de Chile esconde al cuerpo muerto
al tiznado de ayer, al cercenado de ayer
al hambreado de ayer y al desaparecido
en socavones y túneles, al que necesita hundirse siempre
bajos rocas y tierrales, para llenarse la boca cariada de tallarines
y de alcohol, mientras los perros falderos de la política
y de los medios de comunicación de masas, aliados al mercanchifle
y al burgués fascista o democrático, sonsacan el llanto avergonzado
de los pobres y desnudan la pequeña vida íntima del triste proletario.

La bandera de Chile, esconde entonces la historia social de la patria
como las familias pechoñas silencian el cuerpo del hijo homosexual
en la buhardilla de la casa. Ellos, ellos, los burgueses los enterraron
70 días y sus noches y ellos, ellos, los burgueses y su personal de turno,
tecnócratas, funcionarios públicos y empleados los desentierran.

Así pueden celebrar los ricachones en la mesa común
del cinismo y la desvergüenza, su pretendida magnánima gesta
y humanismo: los Frei Ruiz Tagle, los Piñera Echeñique, los Aylwin,
los Matte Larraín, los Lagos Escobar, los Kast, los Bachelet,
los Lucksic Abaroa, los Cruzat Infante, los Saieh Bendeck ,
los Gálmez Couso, los Larraín Peña, los Garretón Purcell ,
los Cariola Barroilhet, los Büchi Buc, los Edwards Eastman ,
los Paulmann, los Philippi, los Bezanilla Saavedra, los Zaldívar
los Larraín, los Irarrázaval, los Estévez y los Krauss,
los Briones Gorostiaga, los Angelini Fabbri, los Said Saffie,
los Claro Valdés, los Solari Magnasco, los Hurtado Ruiz Tagle,
los Hurtado Vicuña, los Orrego Larraín, los Lyon y los Ravinet,
los Yuraszeck y los Cáceres Contreras,
los advenedizos Poduje y los Selume,
los de Castro y los Ponce Lerou.

La bandera de Chile esconde al cuerpo muerto
al tiznado de ayer, al cercenado de ayer
al hambreado de ayer y al desaparecido
en socavones y túneles
al que necesita hundirse siempre bajos rocas y tierrales
para llenarse la boca cariada de tallarines y de alcohol
mientras los politicastros lamebotas y lamedólares
y los periodistuchos estúpidos e ignorantes
todos ellos inmorales, faranduleros, mayordomos de cuarta
vuelven a sonsacar el llanto avergonzado del pobre
y a desnudar la pequeña vida íntima del triste proletario.

Pero yo, poeta anónimo sin descanso
vengo a hablar por vuestra boca amordazada
por el barullo del negocio y las encuestas,
y a sacarlos de la mesa de los príncipes
para erguirlos, trabajadores de mi patria
en el lugar de la dignidad y la decencia.


SOY EL POETA DE LA VIDA DE USTEDES

Porque soy el poeta de la vida de ustedes entonces
relincho grito desespero el espíritu que corcovea
como animal sin ojos
como soy el poeta de ustedes deprimo mis huesos
o me alimento de arroz con papas y camino divagando
entre cigarro suelto y cigarro suelto
porque soy el poeta de la vida diaria escucho la radio
y los arrebatos del locutor de partidos de barrio o de segunda
porque soy el poeta de la vida común y corriente
me enamoro o me desenamoro como ustedes
me arrebato en ciertos muslos o me pierdo en una boca
en una boca triste prometida o inexistente
porque soy uno mas que sólo aprendió a juntar palabras
en la escuela o en la calle pongo mi oído en sus gargantas
y lanzo lo que puedo y debo y me requiero rabia hirsuta desesperanza
ruidos insoportables basura de alma y una alegría escondida
en los oscuros pasillos y las piezas húmedas de vuestra casa.