Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

7 ago. 2008

Cuando muere uno de los nuestros

Cuando es uno de los nuestros
quien muere
se queda tal cual vivió
mirando a las estrellas
joven
con los ojos como chispas
las manos en arado
risueño
aún cuando haya tenido cincuenta
o cien o trescientos años como Moisés,
así es cuando muere
alguien de los nuestros.

Los de ellos
los sátrapas
los zombies
los antropófagos de siempre
mueren viejos
decrépitos, podridos desde el alma
a la piel amarillenta,
mirando el hueco de la tierra
la fosa húmeda
en que serán tirados como perros.

Así es cuando mueren ellos
los verdugos.