Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
El pago de Chile. Artefacto de Nicanor Parra

5 jul. 2010

La respuesta


Fesal Chain

“No puedes volver atrás,
no tienes más que seguir,

que no te aturda el engaño

sigue y sigue hasta el final,

la herida que va contigo

quién la puede mejorar...”


No puedes volver atrás; Víctor Jara.



Si el mundo no me ama,
acaso, ¿no soy del mundo?,
¿acaso soy el que siempre amo,
o formo parte
de aquel ejército de reserva del odio
que viaja junto al viento?,
¿acaso tendré que golpear
como aquel trovador judío
las puertas del cielo?

Si el mundo,
cual imagen de un Polansky
ensangrentado y goteando
sobre una cuna, ha hecho el concilio
y construido el supremo secreto,
el conciliábulo de fuego
bajo la ventana de un hombre,
¿tendré que escapar
de la caldera que me observa?,
o deberé aferrarme
a la costilla sudorosa
y seguir saludando
a los seres sin la esfera brillante
sobre sus nucas desnudas,
con una mano adelante
y una cínica sonrisa?

Hospitales, cárceles,
psiquiátricos, pasos de ganso,
visitan y revisitan
en eterno retorno,
la gloria del último hombre
que sostiene la hebilla inexistente
de su cinturón.

¿ Son cada día y cada noche,
menores las consecuencias
de las consecuencias de su hacer,
de sus errores y aciertos
de sus esperas y voluntades
o aumentarán hasta lo indecible
como un grito seco,
bajo una cámara de hormigón?

Si el mundo no me ama, acaso
¿no soy del mundo?,
es cierto, no lo supe ayer,
y hoy no lo sé,
como no lo lograré saber mañana,
el conciliábulo bajo la ventana
de este hombre, nubla su mirada,
es cierto, tan cierto, tan cierto
sólo la intuición flotando
tiene la respuesta.