Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

12 may. 2012

Poema largo como esperanza de pobre

Fotografía de José Antonio de Pablo "agüita que limpia"


Fesal Chain

Mirando por la rendija
la cordillera de los andes minúscula
el sol que sale y chicotea una luz vómito
sobre el edificio de los perros
inundando la escoria marchita

y antes de antes
mucho más ayer
que cualquier ayer
el bosque no daba aliento si se escondía la garra
las maravillas atentas a la sombra
susurraban

-y el poema largo
que no es una cueca
que no es un lamento-

mirando por la rendija
la nube cargada
la nube astilla mañana
la nube aguacero futuro o algún día
vendaval o arrecife mar
o pasado mañana

o ayer nube
ayer cartas en el suelo
de anis o de chal la contienda dominical
con Ginkgo biloba
sin paraíso pero con ventana triste
porque "fantasma vas y vienes por la casa" (1)
con vientos de aquel bosque
y la esperanza
la esperanza
la esperanza
un vendrá mejor vendrá
un himno a la alegría
un casarte y la hija rodeada
de payasitos de goma

o de
un romperé mis ataduras
mis llagas
mi retorcido nervio
mis maldiciones
mi hombre viejo

-y el poema largo
que no es una cueca
que no es un lamento-

y luego después el luego nada
el corto camino
estrecho sin enredaderas
sin piedrecitas o pájaros graznando
sobre la figura
en la figura

pero estoy sombra ojos
y fantasma voy vengo por la casa
cigarro humeante
de rendijas
de secretos
de neblinas
de lengua
no fui el otro
y aquí arrastro
atrabiliario el esqueleto
con mi oso
agazapado
sin el "perfume
envuelto en clavelina"(2)


(1 y 2) de "Tu voluntad más fuerte que el destierro" de Isabel Parra