Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
foto Fesal Chain

29 may. 2012

Una comunidad humana

Pintura: Adolfo Couve, Balneario




Fesal Chaín

Si ustedes observan bien esa tan cacareada verdad y “justicia en la medida de lo posible” proviene justamente de aquellos que no siendo en absoluto auto críticos y no mirándose a ellos mismos y sus responsabilidades culpan a otros de sus propios actos.

Mi propuesta es más simple. Que cada persona se mire a sí mismo, que cada grupo social y político se mire a sí mismo y asuma sus actos, lo que realmente hicieron, sin esconder nada, frente a quienes dañaron o a sus familiares si las víctimas están muertas o desaparecidas, sin cobardías y que además asuman las consecuencias de sus actos, es decir el justo el castigo judicial, de frente como HOMBRES Y MUJERES de verdad. Y que como Hombres y Mujeres hagan todo lo posible para reparar dichos actos y que no sea el Estado solamente como ente abstracto el que lo haga.

Posteriormente el otro u otra dañada o sus familiares podrá libremente perdonar o no.

Si somos capaces de una vez por todas de aceptarnos como una comunidad hecha de hombres y mujeres que hemos hecho daño y que nos equivocamos, unos cometiendo errores graves y otros cometiendo horrores y que todo ello por muy traumático que haya sido, es parte de lo humano como también es parte de lo humano asumir los actos, el castigo y la reparación, como también libremente perdonar o no, tal vez tengamos la posibilidad de construir una comunidad humana.

No me importa si esto se considera utópico, pero es el único camino sano en todas las esferas de la vida, no solamente en la esfera política.