Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

29 mar. 2009

QUE DESPIERTE TODA LA SANGRE


Ha pasado el día completo por mi frente. Han pasado muchos años, han pasado bandadas de pájaros por este cielo, una tras otra y estoy cansado. Sin embargo, requiero la última fuerza, sacar de mi condición solitaria la voz y la palabra para los tiempos que corren. Pintar el cuadro y componer la canción que merecemos. Saber que son el pan y el sorbo de vino, que alimenta el alma y da cobijo. Imaginar a la mujer por las calles y plazas de la patria, que lucha y reparte el sabor de su afrenta. Tomo entonces las letras y canciones de otros, los colores de aquel Silvio imberbe que paseaba sus cuerdas en el Chile de los años 70 y las rearmo en la pelea:

"Quieres decirle a cada vecino
que salga de sus miserables paredes,

que tome la vida nuestra,

que no hay escondrijos.
"

Tomo el vigor de los que aún creen y gritan y comienzan a echar a andar, de este Vicentico el antihéroe, que canta al guerrillero resucitado, al que le susurra llorando su rezo:

"...hoy la gente va dormida
nadie puede despertarla.

Es por eso que te pido

que nos vuelvas a la vida

que despiertes a toda la sangre

que está dormida...
"

Me miro, soy sólo un poeta, que observa a aquella que sueña y marcha, mientras el pan del horno aún se dora y la cuadrilla del barrio espera el almuerzo cotidiano. La cabeza a estas horas se me abomba, ha pasado el día completo por mi frente. Han pasado muchos años, han pasado las bandadas de pájaros por este cielo, en largas hileras y jornadas, una y otra y otra vez y estoy cansado. Sin embargo requiero la última fuerza. Y entonces tomo el vigor de los que aún creen y gritan y comienzan a echar a andar:

"Cuando suba la marea
yo me quedo en este barrio

porque llevo tus zapatos

y tu sangre caminando

y mañana serán diez

serán veinte
o serán mil
a tu lado ...",


Explosión multicolor
marcha de acero,
por las calles empolvadas
por las plazas de la patria.