Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

5 nov. 2008

Textos del Diablo 2

Extracto del Capítulo 
“Parte 3 o Pesadilla de niño 2” 
De la Novela breve Tarde Quemada


Quemante UNO 

(PESADILLA EN DETALLE) METANOIA DE LOS NIÑOS EN NIÑO SAMSA Y METANOIA DE MUJERES DE LA VIDA VUESTRA EN UNA SOLA GÁRGOLA MALDICIENTE Y CÓPULA DE NIÑO SAMSA Y GÁRGOLA MALDICIENTE…

Mientras Padre 1 mira a Niño 1 de reojo, no le habla, no le dice si, no le dice no, no le habla. Y Padre 2 mira a Niño 2, y se cansa y está aturdido con su niño, y preferiría que todo fuera de otro modo, más ordenado, más fácil de sobrellevar con él. Y mientras Padre 3 mira a Niño 3 como un hijo más entre la muchedumbre de otros hijos. Y prefiere dejarlo con la abuela ahí detenido en el brocal o jugueteando en el patio de luz…, Niño 2 parpadea hacia el sueño en la pieza inmensa solitaria y fría de una casa de provincia, ha pasado largo día con el chirriar de la radio y la muerte de la patria en llamas y el sueño lo vence y el miedo lo vence y la triste serenidad que adultos vieron en él no es más que la incertidumbre de lo que le provoca lo que sabe que viene, nada mas, nada mas… Cierra los ojos el pequeño y ve: En la pieza obscura Niño 1 saca su brazo por la manga de la camisa y sale el brazo de Niño 2 con 25 años de antelación, saca Niño 2 su cabeza infantil de la polera de algodón y sale la cabeza de Niño 3 mirando el barrio de comercio y gritos de mujer en el desierto. Niño 2 saca su cabeza por la ventana de la micro aquella y salen los ojos de Niño 1 mirando la provincia llena de musgo y parapetos de hombres armados. En tanto Niño 3 se prepara para poner su pie en la cabeza del prójimo para no ser pisoteado nuevamente. Llegó el nuevo inmigrante llegó desde la franja seca al valle central, de ojos almendrados cabeza larga, pelo atrás ondulado, de nariz hispánica y labios tenues, de tez aceitunada y mimos de bella dama. Niño 1 saca su brazo por la manga de la camisa y sale la pierna de Niño 3 sobre la cabeza de un prójimo enano, abre la boca y su lengua sale por la boca de aquel de ojos almendrados, cabeza larga, pelo atrás ondulado de nariz hispánica y labios tenues, de tez aceitunada y mimos de bella dama, que abre sus piernas y defeca defeca defeca a Niño 2 en el calor de las calles vacías, donde el maldito sol recalienta el cemento, y en donde los árboles no se mueven, y en donde la radio AM chirría todo pasa todo pasará. En aquel sangriento verano del 76, cuando los pastos secos alrededor de los DFL2 no tan nuevos y la pelota vieja pelada, eran el decorado del silencio de las gentes en las calles vacías. Al mismo tiempo y trasponiéndose a las veredas secas de esas calles vacías, Ella sin miramientos, con el vivo temor fecundo a la ciudad grande. La soprano que paseará la voz por los palacios y errante sin padre ni madre, con ojeras nauseabundas marcadas por el primer abandono de padre y madre en sus ojos de hembra sola. Y así turbulenta en su castración, quebrada y rota desde la provincia, huérfana y sin tregua luchando por su pan y su belleza, escondiendo la vergüenza de su laceración que será la herida floreciente de una batalla donde resulte ¿vencedora? o vencida, probablemente vencida en tanto, en la pieza obscura Niño 1 saca su brazo por la manga de la camisa y sale el brazo de Niño 2 con 25 años de antelación, saca Niño 2 su cabeza infantil de la polera de algodón y sale la cabeza de Niño 3 mirando el barrio de comercio y gritos de mujer en el desierto. Niño 2 saca su cabeza por la ventana de la micro aquella y salen los ojos de Niño 1 mirando la provincia llena de musgo y parapetos de hombres armados. Niño no se qué aún, saca su pene-máquina–herramienta y lo hunde en los ojos de Ella u Otra o Mujer quebrada aún, que sin miramientos y con el vivo temor fecundo a la ciudad grande, lo soporta y lo engulle gritando con su voz por los palacios y errante y con ojeras nauseabundas marcadas por el primer abandono de padre y madre en sus ojos de hembra sola, y lo re/envuelve nuevamente entre rodillas y escupitajos. En tanto Niño 3 o no se qué aún, se prepara para poner su pie en la cabeza del Ella o cualquiera aún y con ojos almendrados, cabeza larga, pelo atrás ondulado de nariz hispánica y labios tenues, de tez aceitunada y mimos de bella dama, danza con la futura Gárgola el baile de la despedida y del inicio. Danza del amor/odio. Y entonces Niño 1 saca su brazo por la manga de la camisa y sale la pierna de Niño 3 sobre la cabeza de un prójimo enano y abre la boca y su lengua sale por la boca del de ojos almendrados, y metamorfoseado entra en Ella metamorfoseada en la lucha interminable de generaciones abandonadas y castradas y los dos, ambos en una sola danza de eyaculación y orgasmo se defecan a sí mismos, a Niño SAMSA y Gárgola MADICIENTE en el espejo de la vida, en el calor de las calles vacías, donde el maldito sol recalienta el cemento, y en donde los árboles no se mueven, y en donde la radio AM chirría todo pasa todo pasará, y el nuevo y sangriento verano del 2006, cuando los pastos secos alrededor de los DFL2 no tan nuevos y la pelota vieja pelada, son el decorado del silencio de la gente en las calles vacías. (FIN DEL MAL SUEÑO)