Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

9 oct. 2009

Encuentros...


1.

Hoy salí a comprar temprano y el Ché, el mismísimo, andaba en bicicleta por los pasajes de mi barrio, giró su cabeza, sonrió como siempre y tomó Mapocho abajo.

2.

Está extraño mi barrio, ayer, dando vueltas en bicicleta, el Ché, hoy voy a comprar mis infaltables cigarros cual el protagonista de Sólo para Fumadores de Julio Ramón Ribeyro, y en la plaza, paf, como una postal sobre mi rostro, Roque Dalton jugando con un perro, así como vamos no es difícil que me encuentre con De Rohka o García Lorca a la vuelta de cualquier esquina...

3.

Y entonces Roque, me mira con su mirada chilena y me dice: Si tu poesía es capaz de tener tantos enemigos que ya no los puedes administrar, entonces alégrate un tantito, no publicarás, pero serás leído...

4.

De seguro nadie me creerá, pero en el almacén de la esquina, después de dejar a Dalton jugando con su perro, frente a la verdulería, cerca, cerquita de la botillería, se me apareció Dalí, y me dijo en susurro, con esta república y sus politiqueros, más nos valdría una monarquía...