Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

19 ene. 2017

He descubierto

Foto de Karina Tapia
Fesal Chain

He descubierto que al alba
puedo tomar mi armónica
y acompañar la voz de Aretha Franklin
de Roberta Flack, de Ray Charles
y a veces la de Dylan
solo a oído ¿no?
he descubierto al fin
que puedo dormir diez horas seguidas
y que temprano puedo soplar y resoplar
tonos y melodías
así sin más
mientras canta Nina Simone
I Put a Spell on You
o Ain't Got No, I Got Life
y que puedo ducharme rápido
con agua fría
antes de emprender mi viaje
mi caminata liviana y habitual
por Avenida Alemania
por ese fantástico
cinturón brumoso del puerto
mirando la bahía
que puedo llegar con mi sombrero
de Tom Sawyer o de Huckleberry Finn
como una niña
como un niño navegando sobre el río
o que alegre pinta las tablas
de una reja mágica
de la casa de una vieja tía
y que puedo ordenar mis libros
de izquierda a derecha
de derecha a izquierda
en el pequeño mesón
y conversar con bellas mujeres
de todos los tamaños y edades
de todas los ojos y corazones
he descubierto que el sol y el viento
son mis primos hermanos
y que los perros vagos
son mis familiares directos
he descubierto que puedo conversar
con Chinoy e invitarlo
a la meseta precolombina
de pasto que rodea mi hogar
que mi sombrero mexicano
corona mis ideas
y que los árboles del parque
son mi vida de adolescente
he descubierto a una mujer
con toda su ternura su turbación
y su timidez
una mujer que saldrá adelante
porque es bella de alma
y fuerte como un roble
y porque la amo más que a mi vida
que los niños bailan conmigo
con tan sólo observarlos de reojo
que se parecen a mis gatos
o a cachorros de león esperando a la madre
he descubierto a mi hierofante
en mi cuerpo sexuado
y también que los dioses paganos
son los creadores de mis momentos estelares
como el beso de un hijo
el abrazo de la mujer que adoré
hace veinticinco años
y sus lágrimas sobre mi cuello
que los amigos son hiedras
enredadas en mi sangre
que puedo hacer nuevamente yoga
o bailar Street Dance
que me gusta más Brest Easton Ellis
que Vargas Llosa
he descubierto en estos días y noches
sin ti
que pretendo vivir al menos treinta años más
sin solución de continuidad
esperando nada
y construyendo ese gran recital
donde mi armónica acompañe al blues
de mi propia existencia y a mis poemas
frente a un público millonario
que haga sonar sus joyas
y que tire billetes de veinte mil pesos
al gran sombrero rojo de copa
que pondré en medio de una sala de vidrio
atiborrada.