Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
El pago de Chile. Artefacto de Nicanor Parra

25 ene. 2017

Reina del viento


Fesal Chain

Cariño
la vida es misteriosa
casi oscura y con destellos
a la vez que juguetona
como tus pies
¿sabes?
mi pasado me visita
y tú también
me has venido a ver
como presente y futuro
inserto en aquel ayer promisorio
y verde
tierra fértil de lirios y aves
que no trabajaban para vestirse
ni para comer;
sé muy bien
que no te permites imaginar
ningún devenir
pues te aterra abandonar tu ropaje
y pensar que todo puede ser vértigo
pero la vida no es mero suelo seco
de vid y espinas
de ensueños y sustancias de diseño
para borrar el dolor
o calmarlo en tus sienes;
hoy cariño mío leo a Hemingway
y presiento que nos erguiremos
como protagonistas estelares
de una época que irremediable
sucumbirá
y que tú tan sólo tú
serás la cuidadora insigne
de mis palabras que respiran
la que abrirá la puerta
de la vieja cárcel de mi voz;
cariño, mensajera de otro mundo
tú caminarás entre espigas
y entre los árboles que lloran
levitarás sobre el arroyo
y sobre la alfombra mágica
de las horas que pasan;
yo te digo hoy
nunca abandones el jardín
nunca gires la curva del olvido
no pierdas la memoria
de mi boca resoplando en tu boca
no te dejes vencer
y guarda mi susurro
en tu pelo, tú sabes
nunca he sido grito
ni he carecido de dulzura
como cree el mundo;
cariño mío
para no dejar atrás
lo que ambos tocamos
al unísono
no te abandones
y recibe mi eco
colmado de tu presencia
cual piel nueva;
este es el lugar donde habitamos
no hay otra arcilla
bajo nuestra estadía
ni otro azul sobre nuestra única frente
y aquí nos encontramos
como sangre que corre y vuela
tú, reina del puerto y del viento
yo, emperador de tus anhelos.