Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

14 ago. 2009

TRES CANTOS PARA LAS MUJERES Y HOMBRES DE LA TIERRA.



(Al pueblo Mapuche, a mi amigo Esteban Coñoman)



1. TANTOS LAUTARO

Lemún
Katrileo
(Enciende la hoguera
Lautaro en la noche)
Lemún
Katrileo
(Que ya sopla el viento
De nieve y de muerte)
Lemún
Katrileo
(Acecha la tierra
Que ayer fuera tuya)
Lemún
Katrileo
(Y corre los cercos
Prepara la estrella)
Lemún
Katrileo
(Tu Espíritu, hermano
Avanza con ellos
Avanza con ellos
Avanza con ellos)
Lemún
Katrileo
Lemún
Katrileo


2. EL LLAIMA

Aúlla socavón
Escupe fuego
Por Ranquil
Aúlla socavón
Escupe fuego
Por los muertos
De hace dos días
De ayer
De ahora mismo
Aúlla socavón
Escupe fuego
Por tu Arauco
Que ya tiene tantas
Y tantas penas
Aúlla
Socavón
Aúlla
Escupe fuego.


3. EN UN LIBRO

En un libro pequeño
que alguna vez
fuera de la biblioteca
del cura Puga,
que me dejó por la mañana
muy temprano
mi hermano, mi amigo
Esteban Coñoman,
en aquel pequeño libro
sobre la iglesia popular
me encontré un marcador
que dice:

"Tú mismo
floreces
donde
haz
sembrado".

Nada es simple
nada ocasional
nada es al azar.

Porque
el pueblo
de mi hermano
de mi amigo,
hoy martirizado
masacrado
asesinado
por mano policial
mandatada
por el estado criminal,
ese pueblo
florecerá
florecerá
porque ha sembrado,
porque cada mano
de la mujer
que se ha hundido
sobre la tierra
y que hoy grita
destemplada
sobre los cielos
de temucucui,
porque cada mano
de hombre viejo
de hombre joven
que se ha hundido
sobre la tierra
y que hoy hace zumbar
la antigua onda
en el viento
de temucucui,
recogerá el fruto,
del árbol de la memoria
y de la historia
y se erguirán los cuerpos
mutilados
de Galvarino
de Caupolicán
y de Lautaro,
de Suárez Marihuan
de Lemún
y Huentecura Llancaleo,
de Díaz Necul
de Collihuin Catril
y Catrileo,
de Cariqueo
y de Jaime Facundo
Mendoza Collío.

Nada es simple
nada ocasional
nada es al azar.

Ni que fuera
mi amigo Esteban
el que me dejara un libro
sobre la iglesia de los pobres,
ni que en su interior
el lenguaje
de la tierra
clamara esta mañana.

Porque renacerá
nuestro pueblo
milenario,
de Galvarino
de Caupolicán
y de Lautaro,
de Suárez Marihuan
de Lemún
y Huentecura Llancaleo,
de Díaz Necul
de Collihuin Catril
y Catrileo,
de Cariqueo
y de Jaime Facundo
Mendoza Collío

Renacerá
porque ellos y sus hijos
y los hijos de sus hijos
son la semilla
y son el fruto prometido.