Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo

12 abr. 2009

BORRADOR 4 DE LA POÉTICA, CIERTA FRAGILIDAD, TU NOSTALGIA, Y SI MORIMOS


Nada se han preguntado
esos filósofos
nada
nada se han preguntado

para qué asaltar el cielo
para qué
asaltar todo el cielo

Si luego tú vienes
con la canción
de turbados versos
y me dices al oído
en la sala repleta
de cruces
de palque:

"Muero al vivir
resucito al pensar
desde aquello que un día soñé
los espejos que se me rompieron
los juguetes de mi amanecer".

La cruz con dos ramitas, amarradas
con una cinta roja
en la entrada de la casa,
los males no entrarán a la casa
las brujas o brujos
no entrarán a la casa...

Y ya antigua letra
cayéndose
del viejo
mueble
de la abuela
muerta:

"Ustedes lo sabrán, mis hijos, lo sabrán
por qué dejamos la canción sin cantar,
el libro sin leer, el trabajo sin hacer
para descansar debajo de la tierra".

Nada se han preguntado
esos filósofos
nada
nada se han preguntado

para qué asaltar el cielo
para qué
asaltar todo el cielo

Si luego tú vienes
con la canción
y turbados versos
me dices al oído
en la sala repleta
de cruces
de palque:

"Años de luz
inocencia y dolor
como estrellas que se cayeron
como un ciclo que nos hicieron
para el odio, para el amor".

Y yo con mi cruz
con dos ramitas,
amarradas
con una cinta roja
en la entrada de la casa,
para que los los males
no entren en nuestra casa
Pablo
para que las brujas o brujos
no entren a la casa
Pablo...

Y el Huracán
que abre la ventana
golpea sus marcos
contra su propios marcos
y dobla el vidrio
y lo derrite
sobre la tierra tibia
y los espejos que se nos rompen
como cáscaras de huevo
y en la madurez de la agonía
"dejamos la canción sin cantar,
el libro sin leer,
el trabajo sin hacer"...