Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
El pago de Chile. Artefacto de Nicanor Parra

1 abr. 2009

Mi amigo


-->Hay un amigo un amigo
al que veo muy poco,
los encuentros se distancian
siempre, inexorablemente
pero son de estruendo,
a veces, una vez al año
nos vemos la semana completa
y nos deleitamos
con sabrosos alimentos
de una mesa
para reyes y princesas.

No reímos de tonteras
y raras veces discutimos
a pesar de las supuestas diferencias
que son las máscaras que construimos
para echar a andar por esta tierra,
cuando hacemos gestos
o nos referimos
a tal cosa o aquella
sabemos que hablamos
desde un mismo lugar
parados en la misma esfera.

Hay un amigo
un amigo
al que veo muy poco
los encuentros se distancian
siempre, inexorablemente
sin embargo,
cuando alguna vez estuve
como en el tango Yira
de mi hermano
Discepolín
"sin rumbo, desesperao;
cuando (ya no tenía) ni fe
ni yerba de ayer
secándose al sol",
mi amigo se me aparecía
de repente
de tono rudo
como un buen bárbaro
sencillo
y me ponía al tanto
de mis errores y querellas.

Con él
al que poco veo
o casi nada
en el transcurso
de estos duros tiempos,
creo,
tejemos una red invisible
una especie
de presencia
del otro
en el otro
cuando estamos solos.

Hay un amigo
un amigo
al que veo muy poco
los encuentros se distancian
siempre, inexorablemente
pero son de estruendo...