Ando en Alto Cielo

Ando en Alto Cielo
foto Fesal Chain

20 dic. 2016

LIBRO CAFÉ

Fesal Chain 



La vida

La vida como un secreto a voces
se retuerce en espiral
volando encima de mi frente
en estas tardes frías,
y me pregunto qué haré después
si me sorprende como un guiño
como subterráneo temblor de cerros
sobre mi espalda
qué haré.


Un viejo y dulce poema

Un viejo y dulce poema
mientras escucho al ciego cantar,
la luz de la luna llena a través de los árboles
una voz ronca
acariciando el aire del comedor
y las ventanas ovaladas
reflejando un temporal,
un camino no demasiado largo ni escarpado
sólo un camino de arcilla
y el mar al fondo turbulento
de espuma blanca
que me lleva a tu fantasma,
mientras escucho en la penumbra
Georgia on my mind.


La serpiente y el arcoiris


Subsumida en los tiempos
de la serpiente y del arco iris
leyenda de tus pasos
reflejan tus ojos
el cansancio de la tarde
pero también la tarde es vuelo de gaviotas
palomas en busca de alimento
caminatas al mar
mirada al cielo bajo la nube que viaja
murmullos del alma
conversación infinita
tenue alegría
ventolera y techos.


Salvajes criaturas


Recuerdo cuando leía
en ese viejo libro de Pushkin, casi ajado
el único poema que derretido chorreaba la página:
"en las zozobras de la ruidosa vanidad,
resonaba la ternura de tu voz
y el sueño, tus delicados rasgos me mostraba",
pues el cuerpo mortal, perecedero
frente a la luz del misterio inaugural
se deshace, no es más que arenilla
huesos leves
como la corteza desprendida del abedul,
ah, como recuerdo cuando leía a Pushkin
mientras tu corazón
sin freno ni resistencias
se hundía en el mío
como si fuésemos salvajes criaturas.


Un poema antes de vender para escribir


Un poema
¿te acuerdas?
en mi pequeña pieza
de los 12 años
esa que servía para todo
pero que en los atardeceres
de la vieja dictadura,
era el refugio de Robinson Crusoe
la cueva de Alí Babá
el Tigre al acecho
de las Mil y una Noches
la radio a pilas con la voz
de aquellos que renacían muriendo
o una canción de Serrat
para inventarme un amor imposible
¿te acuerdas?,
ahora un poema antes de vender
para poder escribir
y salir a a estas calles de siempre
a estas calles con la chilenidad a cuestas
con la lágrima a flor de piel
con la risa a flor de labios
con la mirada a flor de cielo
con los pies a flor de tierra
con los brazos recogiendo la energía
de todo pueblo
y llevándomela al bajo vientre
ahora un poema antes de salir al mundo
para vocear mercancías
como el trovador de tus mañanas
como el jardinero de tus noches
como el mago de tus penas y desdichas
como el arquitecto elemental de tu alegría.


Animales de la cuadra


Los animales de la cuadra
brillan con la luz de un día de ocio
preguntándome sobre mi vida
y con los rayos golpeando sus espaldas
me muestran sombreros y zapatos
de un camino inexistente
yo
voy silbando
a la casa del sol naciente
pues no tengo zapatos ni sombrero
y el sol de este día sin recuerdos
me lo guardo en el pecho
como una circunferencia de cristal
mientras la flor de viento y nácar
regada con leche de galaxias
escudriña su jardín
eligiendo pétalos brillantes para mí.


Hoy limpié la casa

Hoy limpié la casa
tomé la escoba y busqué
en cada una de su esquinas
esas arañas multiformes
raras, abisales
también preparé café
y compré esos cigarros
que tanto te gustaban,
por estos día murió Fidel
y las gentes discuten
sobre un cadáver
porque las gentes
discuten de cualquier cosa
pues no se escudriñan el alma,
en la radio hay una música estridente
que habla del amor como si fuese
un producto para lavar la ropa,
hoy limpié la casa
y sacudí unos libros
que no leeré
y guardé un jabón de lavanda
entre mi ropa,
pero se me olvidaba
que eres un fantasma
un eco sin retorno
el filin ronco de un disco
en donde la aguja se salta
y picotea,
mientras los perros se persiguen
la cola en un círculo interminable
sabiendo que no llegarás.


Muchas mañanas así


Muchas mañanas así
prefiero las luces apagadas
para mantener mi alma dormida
para dejar que mi alma sueñe despierta
y "nada es para siempre",
la gente dirá muchas cosas
pero nunca me han importado ni las cosas
ni la gente
en los destellos o en la penumbra de mi amor,
¿qué hora es?
la hora de salir al mundo
después de medio siglo
con las maletas que tantos tristes olvidan
en el ánden abandonado de la vida
honestas maletas de viejo cuero
honestas alforjas de nuevo olor
transparente ropa sincera
junto al ángel dorado
jefe fantástico de los ejércitos celestes
volando alrededor de nuestros corazones,
porque suceda lo peor
nunca "vamos a dejar
que este amor se nos vaya".


Poema desde Noel Nicola

Por las tardes nos enredaremos en historias
sin importancia
nadie entenderá nada, a decir verdad
de cuanta sangre o noche o luz
se estanca o explota en nuestras arterias
¡pero qué va !
sino escuchan ni sus propias venas,
pero por las tardes
yo te iré a ver para conversar
mientras corre el dinero por la veredas
entre habladurías absurdas que se arrastran
como gusanos,
yo te iré a ver
para escudriñar
en estas historias casi paralelas,
entonces todo será silencio alrededor
los árboles hablarán entre ellos
las hojas susurrarán
al calor de las palabras,
y a mi y a ti nos dará igual
que reinen las convenciones
o los miedos
en esas inolvidables tardes
donde yo
simplemente
te iré a ver.


Santo Grial

¿Y qué me dices?,
¿acaso la alegría está prohibida,
¿acaso un roce leve
la mirada a través del cuerpo traspasándolo
y simultánea una luz en el pecho
como esperanza de una vida mejor,
todo eso está proscrito?

¿Qué me dices?,
¿quién se arroga el decreto?,
¿quién ha crucificado todo ello?

Aún la vida esta llena
de señores de la ley
de fariseos
de judas iscariotes
de pilatos
que trenzan lanzas, leyes
monedas, y se lavan las manos,
¿y tú no seguirás a pesar?,
¿acaso pensabas que se puede llegar al reino
sin pasar por el camino de la cruz?,
¿acaso las flores y las mariposas de ensueño
han sido exiliadas al país del frío?

¿Y qué me dices
no estás dispuesta a que rajen tu ropa,
a que te hagan marchar por las calles
lapidándote, haciendo escarnio
de tu deseo, de tu pasión?,
lo que es yo, soy tu Verónica
y estoy entre la muchedumbre
sin miedo
para lavarte la cara con este paño
con el más dulce elixir
de este santo grial.


Ojos caídos

Ojos caídos y el sol
cayendo sobre tus hombros
yo hablo como un bardo
un canto que no da de comer
pero tú detenida,
boca pequeña, triste amor
yo hablo y canto y canto
sin darme de comer
tú miras sin mirar
con ojos dados vuelta
yo trovo vieja trova
observándote en deleite
desde mi más impuro deseo
ojos caídos al sol.


Mi hombro

Te doy mi hombro, mi hambre
mi hombre amor
te doy mi caminata
por las escaleras de este puerto derrumbe
mi llevar los libros como ladrillos
como piedras
te doy mi hombro, mi hombre
mi hambre
mis ojos, mi boca
mi pena de cincuentena
mi risa ronca loca
mi levantarte en vilo
mi mínima vida.


Tu boca

Tu boca,
¿qué me dice tu boca?,
todo y nada me dice tu boca
pues más me claman tus pupilas,
dime que no somos un pañuelo al viento
en tiempos de guerra
dímelo, dilo, dímelo.


Tus manos

Tus manos vuelan
dan giros en el aire
no son palomas
ni volantines de colores
no son palomas.

Tus manos son
el aire que respiro
y por ti me detengo
en la breve estadía de mi tiempo
me detengo para vivir.


Tu espalda

La curvatura de tu espalda
termina en tu sinuosa maravilla
como pétalos libres
sin jarrón,
la curvatura de tu espalda
termina en el misterio
y comienza en mi boca.


Tus pies

Sólo tus pies
si son los que recorren
el camino que nos anuncia
sólo tus pies muchacha de agosto
si son los que pisan el sendero
que nos alumbra
sólo tus pies, amor.


Tu alma

El alma se agita y no quieres
pero no abandono la tierra
de labranzas
la armadura en la batalla
el fusil de mi estatura
pues si alguien dañara
un pequeño trozo de tu alma
yo lo aniquilo con mis dientes
y con mi lengua de fuego
lo escupo hecho amasijo y sangre.
.

Tu tiempo

Todo tu tiempo
aún cuando no queden
segundos para mí
todo tu tiempo y aún más
aunque nada quede
para mí
toda tu risa
todas tus lágrimas
de este puerto
aún cuando  ningún milímetro
quede en mí,
que tu habitar el mundo
me alimenta.


Mi sueño

Una espada, una tumba
un bosque, una derrota
y los rastrojos
pero mi cara iluminada
en tus palabras
en tu silencio
en tu contorno
caminando sobre el follaje
haciendo crepitar las hojas.


Aunque no vengas

Aunque jamás llegues
ni tu aliento cubra
las ropas andrajosas del soldado
del hijo rebelde
de la antigua derrota,
aunque jamás llegues
al amor de quien cava su tumba
yo te saludaré alegre
al paso de las nuevas banderas
al paso de los labios
de la marcha infinita.


La quebrada

La quebrada es un abismo
entre tu corazón y el mío
por ello yo la subo y la bajo
día y noche
para hacer estallar lo que nos separa
para romper de súbito la hendidura
y hacer polvo la distancia
para enterrarla en una tumba de cristal
ay amor
sin abismos te reclamo.


Ella

La guardo como una extensión de ti
y celebro su destello de luz
en el jardín del futuro
entre las flores del mañana
yo la amaría
porque de ti ha nacido
porque todo lo que viene de tu cuerpo
es bello, bienamada.


Alas

Ninguna gaviota contiene un pecado
como nadie que vuela a Venus
es un pordiosero
pues no habrá miseria
ni arrastrarse en tierra seca
para nosotros
solo alas de aves migratorias.


La realidad es una ilusión


Ya se han ido los libros
se han fugado los ojos
y se han olvidado las palabras
todo huyó
como si no hubiese pasado
porque la realidad es una ilusión
ya ha volado el plato de comida
del vagabundo de la tarde
al país de nunca jamás
también la risa
el pelo flotando
o la excusa de un cigarro
todo huyó para no volver
los labios clandestinos
las luces del ventanal
todo, todo se ha ido
como papeles arrastrados
por aquel único viento
que se mete en la piel
como un intruso deseado
la mesa ha volado
dejando una marca
entre los dedos de la mano
y el agua de la llave
y el vidrio de los vasos
desaparecen en las alcantarillas
bajo las calles
todo ha huido por siempre
el timbre de las voces
el orden de las pequeñas cosas
en las estanterías
la prisa del corazón y los testigos
ya nada existe
porque la realidad es una ilusión
y nada ha pasado, nada.